¡Marca tu territorio! y defiende tu espacio

 

Si los que te rodean no saben dónde está la línea que separa tu espacio del suyo, no te preocupes porque hay solución. Los expertos aconsejan actuar con el ejemplo y dar a conocer tus límites. Te enseñamos a implementarlos en tu vida diaria.

TU TERRITORIO
Tu espacio vital

Lo primero que hacen los gatos al llegar a un lugar es marcar su territorio y tú debes hacer lo mismo. No te decimos que hagas pipí en las esquinas, pero sí que tengas en cuenta la actitud gatuna para dejar claro cuál es tu lugar. No nos referimos sólo a un espacio físico, sino también a tu territorio emocional que es donde se cuecen tus valores, tus principios, y todo lo que te conforma como persona diferente de los demás. Jefes autoritarios, padres sobreprotectores, compañeros competitivos dispuestos a todo, pueden hacerte desconfiar y dudar de tus capacidades. Marcar tu territorio significa mostrarle al mundo cómo eres en realidad, sin temor a que nadie te dé la espalda. ¿Y si algunos lo hacen? Seguramente no te merecen. No pierdas tiempo con quien actúa así, pues hay muchas buenas y respetuosas personas esperándote. Te damos algunas ideas para que empieces ¡ya!

COSMOPOLITAN Nº 260, pag 1, Mar Cantero Sánchez
¿GENEROSIDAD?, SÍ
¡Pero que no se pasen!

“A algunos les das la mano y se toman el brazo”. ¿Has oído esa frase, verdad? Pues es real, algunas personas se entusiasman con la generosidad ajena y exigen más cada vez. Aunque te parezcan egoístas, la mayoría de las veces no suelen ser conscientes de que están sobrepasando los límites básicos de la convivencia. Te toca a ti dejar claro dónde están y cuáles son, para que ellos los acepten y respeten. Si tu mejor amiga se pone tu ropa sin pedírtela primero; si tu madre cree que puede entrar en tu habitación sin llamar antes; o si tu novio se ha apropiado de tus noches de los viernes; es el momento de auto delimitar tu espacio, y el suyo en lo que concierne a ti. No te cortes y hazlo, porque si no, puede que lo pierdas por completo y después no será tan fácil recuperarlo.

DÍ “NO”
Cuando sea necesario

 

Según Bernabé Tierno, psicólogo, pedagogo y escritor, si dices que no cuando lo necesites, “te librarás de muchos problemas y de personas aprovechadas y tóxicas que pueden confundir bondad con debilidad”. Si echas la vista atrás, recordarás muchos momentos en los que no supiste o no fuiste capaz de negarte a algo, pues te sentiste obligada a hacerlo. Inconscientemente pensaste que si te negabas, caerías mal; ya no te querrían; o te darían de lado. Esto suele ocurrir mucho en la infancia y en la adolescencia, y después, es difícil desaprender esta conducta sumisa. “Lo más probable es que detrás de la mayoría de estas situaciones dolorosas y estresantes, encuentres tu falta de asertividad: el temor a que tu criterio, tu forma de ver las cosas, tu decisión, pudiera ser criticada por los demás” dice Tierno. ¿La solución? Negarte sin exaltarte, manteniendo tu tranquilidad y firmeza, sin permitir que esa persona que no encuentra lo que quiere en ti, menoscabe tu estado de ánimo.

PON LÍMITES
Tú decides hasta dónde

Los límites son imaginarios pero sus consecuencias son completamente reales. Las personas los ponemos para protegernos y para ser independientes física y emocionalmente. Son muy importantes para que puedas vivir libremente y sentirte respetada. Puede que a veces sientas que alguien los sobrepasa, como cuando te insultan o abusan de tu confianza. En esos momentos, parecen muy claros, pero no lo son tanto cuando se trata del día a día, de la monotonía de la convivencia, o de pasar un buen rato con otras personas. Tus padres, tus hermanos, tus amigos, tu pareja, o tus hijos (ya que son las personas más allegadas a ti) deben conocerlos, del mismo modo que tú debes conocer los suyos. Piensa que el control que los demás ejercen en tu vida viene dado por la incapacidad para imponer tus propios deseos.

COSMOPOLITAN Nº 260, pag 2, Mar Cantero Sánchez
EN PAREJA
Disfruta tu libertad

Según el Dr. Marcelo Cubellum, psiquiatra, “la libertad es una condición natural del ser humano. Sin embargo, a medida que una relación avanza, se suelen perder ciertas libertades individuales. Es maravilloso el desear estar juntos la mayor cantidad de tiempo posible, pero es muy distinto que no exista otro tiempo posible en tu vida. No resignes tu vida personal por estar en pareja.” No olvides que tu pareja te eligió por cómo eres, incluyendo cómo era tu vida antes de conoceros, por lo tanto, es fundamental respetar el espacio, el tiempo, y los gustos de cada uno, (eso incluye los tuyos) para no convertirte en un apéndice de nadie y seguir siendo tú misma. “Sobre todo, es importante que continúes tu desarrollo personal para poder sentirte plena y tener las herramientas necesarias para contribuir a un buen desarrollo de la pareja”, dice Cubellum.

MARCA TU TERRITORIO EN 10 PASOS:

1. Date permiso: No necesitas la aprobación de los demás. ¿Acaso ellos te han preguntado a ti al poner los suyos? Pues que no te pidan explicaciones, deja la culpa a un lado, tú tienes tus propias razones.

2. Averigüa tu nivel de tolerancia: Nadie mejor que tú para saber cuándo te sientes molesta o te enfadas ante la exigencia de otros. Ten en cuenta tu sensibilidad. No todos toleramos las mismas cosas.

3. Habla claro: ¿Conoces la diferencia entre enfadarte e informar? Cuando te enfadas, te fastidias tú misma en primer lugar y no te extrañes si no se lo toman bien. Cuando informas, sencillamente dices lo que quieres y los demás no tienen más remedio que aceptarlo si te respetan. Si no lo hacen, pregúntate si te merece la pena su compañía.

4. Sé específica: Si das dinero, tendrás que añadir que es prestado y que esperas que te lo devuelvan. Pues haz lo mismo con todo lo demás: “Mamá, prefiero que llames antes de entrar, gracias”; “Te presto la blusa pero mañana la necesitaré yo”; “Este viernes prefiero pasarlo con las chicas, el próximo saldremos tú y yo a cenar los dos solos”; etc.

5. Crea consecuencias: No son amenazas, sino avisos de lo que puede pasar si una persona sigue abusando de tu confianza. “Si no me lo devuelves, no volveré a prestártelo”.

6. Sé firme: A veces aceptarán tus condiciones con la idea de sabotearte, pero siguen actuando igual que antes. En esos momentos, es fácil disculparles, pero no lo hagas. ¡Resiste! Por mucho que te pidan perdón, no respetarán tu espacio hasta que no experimenten las consecuencias por sí mismos.

7. Hazte valer: Si haces valer tus derechos, tus relaciones se engrandecerán y se harán más fuertes. Otras se irán extinguiendo o terminarán. Piensa que si para mantener una relación tienes que dejar que hagan contigo lo que quieran, es mejor dejarla ir.

8. Practica con el ejemplo: A veces las palabras no resultan tan útiles como un buen ejemplo. Enséñales cómo hacerlo respetando tú primero el territorio de los otros.

9. Enseña: Cuando pones límites, estás permitiendo que los demás aprendan una lección importante, para que puedan marcar ellos también su territorio, en su propia vida.

10. Reafírmate: Los demás necesitan ver que te respetas a ti misma, para respetarte. Muéstrate satisfecha con los límites que has puesto y disfruta de tu espacio personal siempre que puedas.

COSMOPOLITAN-Nº-260-pag-3-Mar-Cantero-Sánchez

DOS TIPOS DE ESPACIO: Según la psicología, existen dos tipos de espacio que cualquier persona debería poder disfrutar durante su vida, para vivir en paz y armonía consigo misma y con el resto del mundo. Veamos cuáles son.

1. TU ESPACIO PERSONAL
¡Ocupa tu lugar!

A veces tu territorio deja de ser una línea imaginaria y se convierte en tu habitación, tu casa, o tu lugar de trabajo. Es el espacio vital que precisas para estar contigo misma y ser tú, donde puedes marcar tu identidad decorándolo a tu gusto y tener cerca las cosas que cubren tus necesidades de desarrollo psicológico y emocional: tu música, tu ropa, tus libros, etc. Es tu territorio y aunque permitas que los demás entren en él, no tienes por qué dejar que lo alteren o cambien, que lo “contaminen” con su propio ego, y te hagan sentir incómoda. Según el arte del Feng Shui, “para maximizar nuestro potencial de energía, tenemos que vivir en un entorno que evoque una respuesta emocional positiva. Nuestra forma de sentirnos, de actuar e incluso de vivir están en relación con lo que vemos y experimentamos en nuestro entorno.”

2. TU ESPACIO SOCIAL
¡Encuéntralo!

Es el lugar o lugares sociales que ocupas en cada momento: profesión, status social, o incluso los distintos roles que ejerces y que están determinados por el marco social: madre, hija, amiga, novia, empleada, etc. A medida que te desarrollas socialmente, vas encontrando otros territorios donde dejar tu huella personal y en los que lo primordial es encontrar tu lugar para ocuparlo: el bar donde te reúnes con tus amigos; la sala de reuniones de la oficina; la cafetería donde desayunas con tus compañeros de trabajo; el restaurante donde comes con tu familia los domingos; la piscina de tu edificio; el gimnasio; el parque frente a tu casa; etc. Son espacios físicos en los que te mueves habitualmente y donde también necesitas encontrarte cómoda. Si crees que alguien los invade de manera descortés, llámale la atención. ¡Que deje libre tu lugar y que ocupe el suyo!

LÍMITES FÍSICOS
¿Por qué son importantes?

Existe la llamada Psicología Ambiental, cuyos objetivos son analizar la interrelación de las personas y los ambientes físicos reales que ocupan. Los psicólogos ambientales han comprobado que el ambiente afecta al comportamiento de las personas, aunque éstas no son conscientes de su influencia. Puede decirse que, al igual que el pez es el último en enterarse de que vive en el agua, las personas a veces no saben lo mucho que incide el contexto físico en su actitud, en su bienestar psicológico y emocional, y en el avance de su vida. Veámos por qué son tan importantes estos límites físicos:

. Por tu salud: Ser positiva; ser asertiva; ser feliz…todo ello es posible sólo en un ambiente en el que te encuentres a gusto.

. Por tu autoestima: ¿Verdad que no podrías vivir en una cafetería o en un despacho de abogados? Sólo si te sientes cómoda y libre, en un lugar donde lo que te rodea es un distintivo de tu personalidad, puedes ser realmente tú.

. Por tu sexualidad: El espacio sexual es uno de los más importantes, pero suele estar sin delimitar, pues poner los límites depende de la sensibilidad de cada uno. Es donde más libre y cómoda necesitas sentirte si quieres una sexualidad sana y satisfactoria. No digas sí a todo por no llevar la contraria. Elige sólo lo que te gusta y te satisface, lo que te hace sentir bien.

. Por tu desarrollo: como persona activa e independiente del resto. Hoy día, las personas tenemos ciertas necesidades que deben estar cubiertas desde nuestro nacimiento, porque vivimos en un mundo moderno, en el que cosas como internet o el móvil, se han convertido en una necesidad.

. Por tu trabajo: Si no puedes trabajar a solas, es importante que al menos intentes personalizar tu mesa; tu ordenador; tus útiles; etc. y aislarte el máximo posible cuando necesites concentrarte. Trabajarás menos horas, pero estarán mejor aprovechadas.

COSMOPOLITAN Nº 260, pag 4, Mar Cantero Sánchez

UNA CURIOSIDAD…

La alta densidad de la población en Hong Kong, obliga a usar los espacios de la ciudad como extensión natural de lo doméstico. Así, la gente se reúne y pasa más tiempo en parques; restaurantes; e incluso transportes públicos; que en su propia casa, superando incluso el tiempo que los españoles solemos pasar en un ambiente de ocio y esparcimiento. Ampliar el territorio personal a ambientes externos promueve las relaciones sociales y resulta altamente beneficioso para las personas como individuos y como colectivo social.

Libros recomendado: “Tu espacio es tuyo ¡Defiéndelo!” (Océano Ambar), Silvia Adela Kohan

Mar Cantero Sánchez

4 comentarios

  1. Andrea /

    Me encanto él articulo!!! Felicitaciones!!!

  2. excelente motivacion para orientarnos en la solucion algunos problemas que muchas veces no sabemos que edesicion adecuada tomar , para no incurrir en violaciones del tipo vida diaria o laboral muchisimas gracias.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR