Cosmopolitan-302-portada-Mar-Cantero-Sánchez

 

Revista: Cosmopolitan Nº 203

Autora: Silvia Lorente

Experta: Mar Cantero Sánchez

 

 

 

 

 

 

¿Estás saliendo con tu padre?

cosmopolitan-302-estas-saliendo-con-tu-padre-mar-cantero-sanchezSegún decía Froid, esto ocurre porque durante la infancia, la figura del padre es el único ejemplo masculino para la niña, y después, en la adolescencia, esta traslada sus emociones afectivas del progenitor a un muchacho de su edad. Pero puede darse con algunas variantes:

.

Como Electra: Jung definió así a la fijación afectiva de la niña por el padre. Si tienes una relación sana y positiva con tu padre, evita usarlo como baremo para compararlo con otros hombres, ya que si lo idealizas, puede costarte mucho encontrar a alguien.

. En negativo: No son solo las emociones lo que trasladamos al convertirnos en adultas, también los conflictos internos. Si tienes una relación conflictiva con tu padre, debes intentar solucionarla, si no con él, al menos tú misma en tu interior, para no buscar de forma inconsciente otra relación igual de nociva.

 

. En compensación: Si tu padre no ha formado parte de tu vida mucho tiempo, es posible que tiendas a querer compensar este vacío. Sin embargo, puedes toparte con todo lo contrario, con alguien a quien le cuesta comprometerse o implicarse. Es una incoherencia inconsciente dentro de ti, pero todos las tenemos.

 

cosmopolitan-302-estas-saliendo-con-tu-padre-acercada-mar-cantero-sanchez. Entre colegas: Si tu padre es un ser muy cercano, casi un amigo, seguro que sabes mantener relaciones amistosas con hombres sin llegar a cruzar la línea amorosa. Esto es positivo, pero a veces impide el enamoramiento, ya que aprendiste a ver a los hombres como a colegas. Y para enamorarte tienes que verlos desde otro punto de vista.

 

. Con exigencias: Si él era el tipo de padre que hacía cualquier cosa por ti, exigirás lo mismo de tu pareja. Lo malo es que quizá no responda de la misma forma. Rebaja esa exigencia o te será difícil mantener una relación.

Mar Cantero Sánchez