Mi nuevo libro: «RelacionArte, una actividad de riesgo». MUY PRONTO A LA VENTA

Mi nuevo libro: «RelacionArte, una actividad de riesgo». MUY PRONTO A LA VENTA

Aquí está por fin la portada de mi nuevo libro de autoayuda, RelacionArte, porque las relaciones son un arte y hay actitudes nocivas que tomamos a veces o que toman otros y a las que tenemos que enfrentarnos, con el menor daño posible.

Un libro que creará mucha controversia por cómo explica esas actitudes de forma tan cercana con casos reales.

Con sugerencias de expertos en motivación y crecimiento personal gomo Gregory Cajina, Joaquín Lorente, Talane Miedaner, Iván Avanza, y otros.

Y con vuestros comentarios, recopilados de todas las revistas en las que he escrito artículos y de mi web o las redes sociales.

Gracias a tantas personas por participar en este libro y enriquecerlo de tal forma que el resultado es tan sorprendente como útil y maravilloso.

MUY PRONTO A LA VENTA… Os gusta la portada?

Participaré en el Festival Letrart

Participaré en el Festival Letrart

Yo estaré participando en un debate sobre literatura y erotismo. ¡no os lo podéis perder! 

Ver, oír, tocar, son milagros… erotismo y literatura… los días 6, 7 y 8 de junio en el Centro Social del Albir en Alfaz del Pi habrá literatura, poesía, artes visuales, teatro, mesas editoriales, actividades formativas, música electrónica, camareros eróticos (+18), y mucho más porque es el acontecimiento cultural. Ven, que no te lo cuenten.

 
Las cuevas santuario de la playa de Cap Negret, en Altea

Las cuevas santuario de la playa de Cap Negret, en Altea

 

Las cuevas que aparecen en la novela

«LOS MARES DEL ALBA» 

se utilizaban desde tiempo inmemorial,

como cuevas santuario. 

En mi novela, “Los mares del alba” (Plan B, Penguin Random House), Alba, Alía, Elena, y el resto de las mujeres sabias que conforman esta bella historia, se refugian en unas cuevas en las que practican sus rituales de sanación, visualización, meditación, y mantienen la fe en la diosa en la que creen, aquella que las representa y con la que pueden identificarse como mujeres que son, con su sabiduría ancestral y su linaje femenino.

Ahora, en esas cuevas entra el agua cuando sube la marea, y solo quedan sutiles vestigios de su existencia en la pared arenosa de la montaña. Gracias a Arqueua (Asociación de Estudiantes de Arqueología de la Universidad de Alicante), he podido corroborar su existencia y, aunque el resto continúa siendo leyenda, ya se sabe que cuando el río suena, agua lleva.

Estas cuevas se utilizaban desde tiempo inmemorial, por los iberos, como cuevas santuario. Más adelante, los piratas también las usaron para refugiarse y para guardar sus botines, y después, según cuenta una leyenda popular, solo conocida por “el boca a oreja”, aquellas mujeres del maravilloso pueblo de Altea, se reunían en la playa de Cap Negret para realizar un ritual con las hojas de una hierba llamada beleño. Las introducían en la vagina y tenían la sensación de que podían volar.

El paraje sigue siendo muy hermoso, el mar parece haberse tragado la playa, pero aún queda suficiente para escuchar el rumor de las olas arrastrando los cantos rodados, ese sonido que hace tan especial a las playas de Altea. Alba es la protagonista de un mágico lugar en el que las noches de luna llena, las mujeres desafiaban al mundo, reencontrándose con su sabiduría, y todo ocurría en esta playa, junto a estas cuevas, en la que ahora muchas personas viene a tomar el sol y a bañarse.

¿No te parece mágico que sea el mismo lugar, el mismo espacio, aunque en otro tiempo?