Soy experta en Cosmopolitan Nº 203

Soy experta en Cosmopolitan Nº 203

 

cosmopolitan-302-obsesionada-con-la-nueva-novia-de-tu-ex-pag-1-acercada-mar-cantero-sanchezCosmopolitan Nº 203

Autora entrevista: Silvia Lorente

Experta: Mar Cantero Sánchez

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Obsesionada con la nueva novia de tu ex

 – ¿Por qué tenemos, como mujeres, la necesidad de compararnos con la novia de nuestros ex? ¿Hay alguna parte del cerebro que se active, algún instinto femenino…?

 

cosmopolitan-302-obsesionada-con-la-nueva-novia-de-tu-ex-pag-1-mar-cantero-sanchez. Es la inseguridad en sí misma lo que lleva a una mujer a la comparación con otras. Habría que ver por qué se siente tan insegura, si es por una relación anterior o por algún fracaso amoroso. También la educación recibida en la infancia y en la adolescencia puede crear inseguridad. Lo necesario sería plantear esos sentimientos a las claras a la pareja, para darse cuenta de dónde viene ese deseo de compararse.

 

 – Si la situación en la que estamos es depresiva (porque él nos dejó), ¿cómo podemos evitar pensamientos de inferioridad o impulsos que nos lleven a alimentar la curiosidad por “cotillear” a la novia de nuestro ex?

 

. Aquí vuelve a aparecer la inseguridad en una misma, sobre todo tras una ruptura, en la que podemos sentir incluso parte de culpa. Para evitar pensar de forma nociva contra ti misma, cosmopolitan-302-obsesionada-con-la-nueva-novia-de-tu-ex-pag-2-mar-cantero-sanchezes primordial la corrección de esos pensamientos negativos que surgen de la comparación, por otros más positivos y conscientes. Cada vez que surja el temor o el complejo de inferioridad, hay que corregirlo con la lógica y la razón, diciéndote que cada uno es como es y tú tienes tus propias virtudes y defectos, al igual que ella.

 – ¿Por qué tendemos a culpar a la chica en lugar de al chico en situaciones de infidelidad?

 

. Es una actitucosmopolitan-302-obsesionada-con-la-nueva-novia-de-tu-ex-pag-3-mar-cantero-sanchezd inconsciente. Tendemos a justificar a la persona por la que, seguramente, aún guardamos algún tipo de sentimiento, ya sea amor, odio, ira, o rencor. Los sentimientos y las emociones que sentimos, hacen que esa persona nos importe y por eso identificamos la culpa en  aquella por la que no sentimos ni hemos sentido nada positivo.

 

Aparezco como experta en Cosmopolitan Nº 203

Aparezco como experta en Cosmopolitan Nº 203

Cosmopolitan-302-portada-Mar-Cantero-Sánchez

 

Revista: Cosmopolitan Nº 203

Autora: Silvia Lorente

Experta: Mar Cantero Sánchez

 

 

 

 

 

 

¿Estás saliendo con tu padre?

cosmopolitan-302-estas-saliendo-con-tu-padre-mar-cantero-sanchezSegún decía Froid, esto ocurre porque durante la infancia, la figura del padre es el único ejemplo masculino para la niña, y después, en la adolescencia, esta traslada sus emociones afectivas del progenitor a un muchacho de su edad. Pero puede darse con algunas variantes:

.

Como Electra: Jung definió así a la fijación afectiva de la niña por el padre. Si tienes una relación sana y positiva con tu padre, evita usarlo como baremo para compararlo con otros hombres, ya que si lo idealizas, puede costarte mucho encontrar a alguien.

. En negativo: No son solo las emociones lo que trasladamos al convertirnos en adultas, también los conflictos internos. Si tienes una relación conflictiva con tu padre, debes intentar solucionarla, si no con él, al menos tú misma en tu interior, para no buscar de forma inconsciente otra relación igual de nociva.

 

. En compensación: Si tu padre no ha formado parte de tu vida mucho tiempo, es posible que tiendas a querer compensar este vacío. Sin embargo, puedes toparte con todo lo contrario, con alguien a quien le cuesta comprometerse o implicarse. Es una incoherencia inconsciente dentro de ti, pero todos las tenemos.

 

cosmopolitan-302-estas-saliendo-con-tu-padre-acercada-mar-cantero-sanchez. Entre colegas: Si tu padre es un ser muy cercano, casi un amigo, seguro que sabes mantener relaciones amistosas con hombres sin llegar a cruzar la línea amorosa. Esto es positivo, pero a veces impide el enamoramiento, ya que aprendiste a ver a los hombres como a colegas. Y para enamorarte tienes que verlos desde otro punto de vista.

 

. Con exigencias: Si él era el tipo de padre que hacía cualquier cosa por ti, exigirás lo mismo de tu pareja. Lo malo es que quizá no responda de la misma forma. Rebaja esa exigencia o te será difícil mantener una relación.

Mar Cantero Sánchez

 

Este nuevo año… ¡Decide ser feliz!

Este nuevo año… ¡Decide ser feliz!

Artículo publicado en la revista impresa COSMOPOLITAN Nº 280, 2014

¿Quieres ser feliz? ¿Crees que la felicidad puede ser completa? A veces no somos capaces de ser felices porque no estamos preparadas para serlo. En este artículo, te damos las claves para que en este nuevo año alcances por ti misma la felicidad que anhelas.

Nº-280-COSMOPOLITAN-portada-Mar-Cantero-Sánchez¿Qué es para ti ser feliz? ¿Conoces a alguien completamente feliz? Es difícil ver a alguien contento con todos los aspectos de su vida, porque la mayoría de nosotros no sabemos cómo lograr la plena felicidad. Por eso, a veces actuamos de formas que están condicionadas por la educación que hemos recibido o por lo que creemos que es correcto. Pero la felicidad no viene por casualidad, sino que es una opción que puedes elegir. Ser feliz es una decisión, así que, ponte las pilas este nuevo año y firma un acuerdo contigo misma para alcanzar la felicidad que sueñas. Pero antes, debes entender algunas cosas sobre por qué a veces la felicidad parece algo inalcanzable. ¿Are you ready?

¿Te cuesta ser feliz?

En ocasiones, la idea de llegar a ser felices completamente puede asustarnos. Nos han educado para creer que la felicidad es imposible, o tan difícil de alcanzar que cuando la conseguimos, puede que suframos algún percance o desilusión repentinos. Pero si nos pasamos la vida temiendo lo peor, ¿cómo vamos a lograr ese estado de felicidad? Es como el pez que se muerde la cola: Si somos felices, creemos que nos ocurrirá algo malo y si nos ocurre algo malo, ya no podeemos ser felices. Esta forma de pensar incoherente, viene de dos lugares distintos: nuestro subconsciente (condicionado por experiencias anteriores) y el inconsciente colectivo (la creencia de la mayoría de que la felicidad completa no existe). La mala noticia es que podemos caer en estos pensamientos de carencia muchas veces, aunque no nos ocurra algo malo. Por eso, puede darse el caso de que cuanto más felices somos, más podemos asustarnos. Es cuando nos olvidamos de algo importante: cada acción que desarrollamos provoca un resultado en nuestra vida. Que sea satisfactorio o no, dependerá de si creemos que la felicidad es posible para nosotras y que la merecemos.

Don’t worry, be happy!

La buena noticia es que podemos aceptar que el miedo a ser feliz carece de sentido, una vez que lo hacemos consciente. Como dice Miguel Ruíz (www.maestrosdelbienestar.com), autor del libro “Los cuatro acuerdos” y “El quinto acuerdo (Urano)”: Estamos acostumbrados a la seguridad de lo que conocemos, porque nos hace sentirnos a salNº 280 COSMOPOLITAN, pag 1, Mar Cantero Sánchezvo, aunque no estemos contentos con los acontecimientos presentes.” Aunque atrapemos a tiempo los pensamientos incoherentes, estos pueden regresar, incluso varias veces. Por ejemplo, si no estamos contentas con algún aspecto de nuestra vida, podemos pensar: “Sólo podré ser feliz cuando mi vida sea como quiero que sea.” Es un error pensar así, pues si le sigues dando largas a la felicidad, nunca va a hacer acto de presencia en tu vida. Lo importante es darle espacio dentro de ti ahora mismo, en el momento presente, aunque tu vida no sea todavía como tú quieres.

Da espacio a tu felicidad

“A lo largo de la vida, las personas establecen acuerdos consigo mismas, debido a influencias externas que causan conflictos y sufrimientos innecesarios en sus vidas. Hacer nuevos acuerdos positivos, nos ayuda a romper con los antiguos y a sustituirlos por otros genuinos que nos aporten felicidad, libertad, y amor”, Ruíz. Te enseñamos algunos para que este año, consigas ser feliz.

. ¡Despierta!

“El despertar completamente no es posible ya que, al percibir la luz, estamos captando imágenes que son una copia de la realidad. Con el conocimiento, la imaginación y la razon, les damos sentido y de esta forma, estamos siempre soñando. Lo que sí es posible es tener conciencia de que estamos soñando”, dice Ruíz. Dentro de ti existe un juez duro e implacable que juzga según tus creencias. Luego, lo importante es aceptar que, debido a esas creencias propias, no estás percibiendo tu vida como es en realidad. Una vez que entiendes esto, puedes liberarte de tu mochila cargada de juicios, de suposiciones y de la tendencia que todos tenemos a dar ciertas cosas por hechas. Podemos caer en el error de imaginarnos que todo va a ocurrir de la misma forma que en el pasado, pero no tiene por qué ser así.
Conclusión: Lo de atrás ya ocurrió y eso no implica que ahora, en el presente, vaya a ser igual.

. ¡Acéptate!

¿Te preocupa lo que piensen de ti? A todos nos preocupa que los demás se equivoquen con nosotros y no nos vean como somos en realidad. Esta es otra de las razones que pueden evitar que tu felicidad sea completa. Pero no puedes esperar que todo el mundo te conozca realmente. Algunos no están preparados, o bien, no pueden hacerlo porque apenas se conocen a sí mismos. Y puede que a otros, simplemente no les interese. “Desde pequeños, aprendimos a tomar personalmente los juicios y las opiniones de los demás, aceptándolas y haciéndolas propias, y de esa forma nos enjuiciamos a nosotros mismos”, asegura Ruíz. Uno de los motivos por los que te puede seguir preocupando lo que piensen de ti, es el hecho de que aún no te aceptas a ti misma, tal y como eres. Y si no lo haces, es posible que te veas a través de los ojos de los otros, en lugar de verte a través de los tuyos.
Conclusión: Si utilizas tu propia mirada para verte de verdad, podrás aceptarte y amarte, sin intermediarios y sin que nadie te diga cómo deberías ser.

. Cuida lo que dices

¡Y también cómo lo dices! Las palabras que utilizas son más importantes de lo que crees y si las usas para hacer daño (a ti misma o a otros), estarás violando el acuerdo más importante que puedes hacer por tu felicidad. “Con las palabras creamos nuestra propia historia, en la cual vivimos, y va a depender de cómo las utilicemos, el vivir en un sueño placentero o en una pesadilla”, Ruíz. Cuando te castigas oralmente,Nº 280 COSMOPOLITAN, pag 2, Mar Cantero Sánchez es como si lo hicieras con hechos, pues las palabras siempre preceden a estos. Si te dices cosas como: ¡Qué tonta soy!; ¡Siempre lo hago mal!; ¡No sé cómo hacerlo!; etc., no sólo estás dando por verdadero todo eso, también estás creando el caldo de cultivo para que los mismos errores vuelvan a repetirse. Un ejemplo es cuando nos sentimos mal por un error que hemos cometido. Según Ruíz, “el ser humano es el único que paga más de una vez por la misma equivocación o metedura de pata.” Cuando nos equivocamos, nos declaramos culpables y nos juzgamos. Y después, cada vez que lo recordamos, nos castigamos de nuevo. Es como un círculo vicioso del que no sabemos salir. Sin embargo, si te dices: ¡La próxima vez lo haré mejor!; ¡He aprendido la lección!; ¡Puedo hacerlo!; etc., tu mente crea un nuevo sistema de creencias que harán que avances en la dirección correcta y adecuada para ti.
Conclusión: Las palabras negativas hacen daño, pues están cargadas de energía negativa que puede resultar muy nociva.

. Mantén la distancia

A veces te puede resultar complicado controlar las emociones, sobre todo cuando alguien se mete contigo, ¿verdad? Piensa que si una persona te ataca verbalmente, en realidad está hablando de sí mismo y no de ti. Solemos opinar, juzgar y hablar de otros desde nuestra propia perspectiva, cargada de un millón de cosas nuestras: pensamientos; conclusiones; visiones personales; opiniones; prejuicios; etc. A veces opinamos sobre otros, sin darnos cuenta de lo mucho que decimos de nosotros mismos. Según Ruíz, “cuando hablamos mal de alguien, podemos ver lo que creemos de nosotros mismos, es decir, nuestra identidad.” Si eres el blanco de juicios ajenos, ahora sabes que esa persona se está juzgando a sí misma. Y lo mejor que puedes hacer es no tomarte personalmente sus palabras. Si mantienes la distancia, cuando escuches algo que no te gusta, vas a ser más consciente. Y tu mejor respuesta (y la de más utilidad), es precisamente no atenderle y no aceptar lo que dice. Si por el contrario, te sientes atacado, estás dando importancia a sus palabras y a su opinión.
Conclusión: Digan lo que digan otros, es su manera de ver las cosas. Es decir, es su problema, no el tuyo.

. Yo supongo…

¿Cuántas veces suponemos cosas que no son ciertas? Casi siempre que hacemos una suposición sobre algo o alguien, nos metemos en líos. Si haces suposiciones sobre lo que los demás hacen o piensan, no serás capaz de controlar tus emociones y puedes acabar convirtiéndote en el eslabón de la cadena de energía oscura y malentendidos, de la que a veces todos formamos parte. ¿Cómo romper esta cadena? No haciendo esas suposiciones. Olvídate de los: yo creo; yo pienso que; yo supongo; etc., pues puede que lo que estás pensando, no sea cierto en absoluto. Según Ruíz, “la verdad nos hace libres de las suposiciones”. Si tienes en cuenta la verdad, si eres capaz de pararte para ver la realidad tal y como es, en lugar de andar suponiendo lo que crees que es, te será fácil librarte de la trampa de la suposición y el resultado será bien distinto.
Conclusión: Ten en cuenta que las cosas no son siempre como parecen.

. ¡Da el 100%!

Significa entregarte en cuerpo y alma a lo que estés haciendo en cada momento. Dicho así, parece sencillo, pero no lo es. Estamos demasiado acostumbradas a esperar mucho del otro lado. Por ejemplo: esperamos que los otros estén de acuerdo; que hagan su parte; que tengan una buena actitud; que las circunstancias mejoren; que se den las condiciones; que las cosas cambien para bien; etc. Pero, ¿te has parado a pensar cuánto tiempo tendrías que esperar para que todo en tu vida fuera perfecto? ¡Quizá sea demasiado! El tiempo vuela. Así que, si vas a hacer algo, hazlo dando el máximo de ti misma. Si das el cien por cien (o incluso más), estarás cambiando las circunstancias y creando las condiciones para que todo salga como esperas. Los demás verán tu buena disposicióNº 280 COSMOPOLITAN, pag 3, Mar Cantero Sánchezn y es muy posible que sigan tu ejemplo. Desearán tener una mejor actitud y si esto ocurre, el resultado será también del cien por cien. Quizá pienses que hay veces en las que realmente la vida no te lo pone fácil y puede que sea cierto, pero aún así, lo único que tú puedes hacer, es darlo todo. Pues si das el máximo, las probabilidades de que algo salga bien no serán Fifty/Fifty. sino que serán: un noventa por ciento para el sí y un diez por ciento para el no. ¡Y lo más seguro es que lo consigas!
Conclusión: Dar el cien por cien de ti misma es una parte muy grande de tu felicidad.

. Duda, por tu bien

“Hay que cuestionar todo lo que se escucha y hay que escuchar la intención que hay detrás de las palabras, para comprender el verdadero mensaje”, Ruíz. Hemos aprendido que dudar es malo, pero a veces, preguntarnos si hacemos bien o mal, evita que tomemos una decisión precipitada y nos predispone a hacerlo más sabiamente, fiándonos de nuestra intuición, en lugar de dejárselo todo al raciocinio. La razón también puede equivocarse. “Es bueno a veces no creer en nadie, ni en ti mismo”, Ruíz. Es mejor observar, dejar que pase el tiempo necesario y contemplar distintas posibilidades. Y cuando no sepas por dónde continuar, déjate guiar por tu corazón. Sabe siempre lo que te hace feliz y lo que no, y tu felicidad es la mejor guía que puedes tener.
Conclusión: Si algo te hace feliz, hazlo. Si algo no te hace feliz, duda, porque quizá no sea bueno que lo hagas.

Firma un acuerdo para ser feliz: Siguiendo estos 12 pasos

Esta Nochevieja, mientras te comes las uvas y brindas con champán, celebra que vas a emprender tu camino hacia la felicidad por propia decisión. Has firmado un acuerdo para ser feliz y vas a cumplirlo.

1. Sé consciente: Y dí ¡basta! Cuando tengas conciencia de lo que está mal en tu vida, de lo que no quieres y de lo que pretendes conseguir, podrás avanzar.

2. No dejes que te dañen: Si alguien dice algo negativo de ti… “simplemente piensa si es o no verdad”, Ruíz. No hagas caso de todo lo que escuchas. ¡Cuestiónalo!

3. Complácete a ti misma: Y no te preocupes de complacer siempre a los demás. ¡Es imposible! Siempre habrá alguien que no esté de acuerdo con tu forma de actuar.

4. Revisa tus creencias: No todo lo que crees que sabes, es cierto. A veces nos empeñamos en creer cosas que nos aportan negatividad. Vigila aquello en lo que crees. ¡Quizá te sorprendas gratamente al ver que estás equivocada!

5. Haz lo máximo que puedas: Aunque te lo pongan difícil. Tus mejores herramientas son: “Valor, determinación y disciplina. Las tres pueden llevarte a realizar tu meta”, afirma Ruíz. ¡Da el 100% en todo lo que hagas!
6. Sé como un niño: Los niños juegan, exploran, y se expresan tal y como son. Ser adNº 280 COSMOPOLITAN, pag 4, Mar Cantero Sánchezulta no implica seriedad y aburrimiento. ¡Disfruta!

7. No des nada por supuesto: Porque los humanos nos equivocamos. Si permites que la vida te muestre las cosas como son, será más fácil vivir como deseas.

8. No malgastes energía: En lo que no te interesa. Ve hacia dónde quieres ir y no permitas que las guerras de otros te dispersen.

9. Sé honesta: Sobre todo contigo misma, pero también con los otros. Así, serás una persona auténtica con lo que realmente quieres y con tu vida.

10. No seas juez ni víctima: ¿De qué te sirve juzgarte todo el tiempo o quejarte sin parar? De nada, salvo de perder tu valioso tiempo. Vive sin juicios y sin mirar al pasado continuamente para lamentarte.

11. Inténtalo: Atrévete a dar el primer paso para cambiar,mejorar y transformar tu vida. ¡La intención es lo que cuenta!

12. Escucha: Está bien escuchar consejos de otros, pero sólo como información. Sé tu propio guía. No te dejes llevar por lo que digan o hagan los demás.

Libros:
.“Los cuatro acuerdos (Urano)”, Dr. Miguel Ruíz
.“El quinto acuerdo (Urano)”, Dr. Miguel Ruíz y José Ruíz

En Navidad, ¡pon magia en tu vida!

En Navidad, ¡pon magia en tu vida!

Artículo publicado en la revista impresa COSMOPOLITAN Nº 279, 2013

¿Te suena la expresión “Abracadabra”? ¡Hacer magia es posible! Estas Navidades, ¡sé la “Harry Potter” de tu vida!

COSMO Nº 279, portada, Pon magia en tu vida, Mar Cantero Sánchez¿Crees en la magia de la Navidad? Escuchamos la palabra “magia” y reaccionamos con cierto recelo: hechizos; trucos; rituales… Pero en Navidad, lo mágico parece existir en todos los rincones. Y es una magia más cercana, sin conjuros ni talismanes. Una magia cotidiana que te capacita para expresar todo tu poder personal en el día a día. Amor, salud, éxito, dinero… son cosas que nos preocupan a todas y que desearíamos tener en nuestra vida. Ahora puedes hacerlo descubriendo todo tu potencial y dando vía libre a la creatividad que guardas en tu interior.

 

. Crea tu realidad

 

Las Navidades son días de reflexión y de hacer balance. Seguramente siempre has tenido una idea de cómo te gustaría que fuera tu vida, pero al mirar a tu alrededor, a veces piensas que nada es como lo habías imaginado. Ninguno de nosotros es perfecto ni se siente así, pero todos tenemos una visión idealizada de cómo podríamos llegar ser. Además, dependiendo del humor que tengas cada día, verás tu vida más o menos acorde con tus deseos. Sin embargo, hay un secreto para cambiarla y mejorarla: creer que es posible. Creer es más fácil en Navidad, pero es la clave para conseguir hacer realidad esa vida que tanto deseas en cualquier mes del año. Y para empezar, sólo necesitas estar dispuesta a permitir que la magia inunde tu vida. “Existe una magia cotidiana capaz de trasformar y renovar tu vida, a través de los pequeños milagros del día a día”, Louise Hay.

 

. Abre tu mente

Según Joe Dispenza, autor del libro “Deja de ser tú (Urano)”, “para cambiar tu vida debes cambiar tus ideas sobre la naturaleza de la realidad”. Hoy en día, la ciencia se ha abierto a nuevas posibilidades que antes nunca había contemplado. A esta apertura en el pensamiento científico, ha contibuido mucho la física cuántica, que surgió de múltiples experimentos. Por ejemplo: se ha cambiado radicalmente el concepto que se tenía de la mente y su incidencia sobre la materia. Ahora se cree que la mente tiene efectos, pequeños e imperceptibles, en el mundo material y pueNº-279-COSMOPOLITAN-pag-1-Mar-Cantero-Sánchezde producir cambios físicos. Traduciendo: Tus pensamientos pueden cambiar tu realidad. Es algo que todos debemos tener en cuenta, pues la ciencia siempre ha ido marcando los pasos de nuestra evolución, así que no podemos obviarla ni hacerla a un lado. Tú debes hacer lo mismo, si quieres ser capaz de crear tu propia realidad, tal y como quieres que sea. Abre tu mente a nuevas posibilidades y creencias, pues como dijo Einstein: “La mente es como un paracaídas, no sirve de nada si no se abre.”

. Tu poder personal

 

Paulo Coelho dice que “Todos los días Dios nos da, junto con el sol, un momento en el que es posible cambiar todo lo que nos hace infelices.” Y en Navidad, esto ocurre más que nunca, pues es cuando vivimos las experiencias más cercanas con los demás: fiestas, cenas, reuniones, regalos, deseos, etc. Pero en estas fechas, entre tantos pensamientos como tenemos cada día, es fácil a veces dejarse llevar por la negatividad. Podemos tener creencias muy limitadoras sobre nuestra vida que nos cohíben y cohartan la posibilidad de cambiarla y mejorarla. Y lo malo es que, no siempre somos conscientes de ellas, sobre todo cuando la realidad que vivimos no es como nos gustaría. Para crear auténtica magia en tu vida, debes ser capaz de captar ese momento en que todo puede cambiar dentro de ti y por extensión, también afuera. Para ello, debes ser consciente de cada pensamiento o emoción negativa que te asalte. Como dijo Henry Ford, “Tanto si crees que puedes como si no, tienes razón”. Por eso, en la corrección de los pensamientos y emociones negativos, es donde está tu auténtico poder personal. No puedes saber de lo que eres capaz, hasta que no lo haces, ¿verdad? Puedes demostrarte a ti misma y al mundo tu poder, cada día. Para ello, lo mejor es empezar trabajando en tu interior. Porque la magia existe, pero sólo si crees realmente en ella.

 

. 10 ingredientes imprescindibles para crear tu realidad mágica:

. El ingrediente mágico principal

Seguro que has oído hablar del pensamiento positivo, tan de moda hoy día. Para Dispenza, “tus pensamientos tienen consecuen

1. Las señales: ¿Las has vivido y experimentado alguna vez? Seguro que sí, pero puede que las hayas desechado por intentar seguir siendo realista. Pero, ¿quién te dice que estas señales no forman parte de la realidad? Al menos, forman parte de la tuya y esta es la que importa. Observar y tener en cuenta las indicaciones de la vida te provee de una herramienta más, a la hora de crear tu propia realidad.

2. ¿Dificultades? Deja de crearlas: Quizá te suena muy duro si te digo que a veces, eres tú misma quien pone piedras en tu camino. Pero así es, en ocasiones, inconscientemente nos ponemos obstáculos insalvables para no alcanzar nuestros deseos, por culpa del miedo, las dudas, y otros sentimientos que no nos ayudan en nada, pero que ya forman parte de nosotros.

3. Serendipia: Ocurre cuando la vida nos sorprende con un hecho asombroso que no esperábamos, o cuando los hechos se conforman de tal manera que todo parece guiado por una mente supNº-279-COSMOPOLITAN-pag-2-Mar-Cantero-Sánchezerior a la nuestra. Es importante que también las tengas en cuenta si quieres mejorar tu vida. Además, ¿quién ha dicho que el destino no existe?

4. Ilusión, la guinda del pastel: Sin ella, tus hechizos cotidianos no pueden avanzar porque carecerían del motor principal. En realidad, si lo piensas, todo se mueve gracias a la ilusión que pones en ello. Si la pierdes, las cosas dejarán de tener sentido para ti, por eso, es tan importante que la mantengas y la valores. Tu ilusión es como la fe y también es capaz de mover montañas.

5. Tu corazón: La mejor forma de escucharle es observar por dónde va tu felicidad. Saber qué te hace feliz y qué no, es la clave para continuar en tu camino. Recuerda la frase: “Donde está tu tesoro, está tu corazón…”

6. Sueños: Sí, debes soñar a lo grande, pero no olvides tener también los pies en la tierra para conseguir el equilibrio que necesitas al crear tu realidad. Esto significa que debe haber coherencia entre tus pensamientos, tus emociones (lo que sientes), y tus acciones.

7. Intuición: Déjate llevar por ella. Haz caso a tu intuición pues es tu propia guía interna y una herramienta imprescindible para saber por dónde caminar con paso seguro. ¡No te decepcionará!
8. Perspectiva: En la película “El príncipe de Egipto”, hay una canción titulada “La mirada celestial” y dice que aunque a veces no entendamos las cosas, siempre hay una razón para que ocurran. Tener cierta perspectiva de tu presente, te hará sentir que tu futuro será consecuente con lo que hagas ahora. “Aléjate de la orilla y pierde de vista el horizonte, para conquistar tierras desconocidas”, dice un proverbio chino.

9. Diseña tu vida ideal: ¿Tienes claro cómo quieres que sea? Si no es así, concreta. Necesitas saber qué quieres que haya en ella y qué no; quién quieres que forme parte de ella y quién no; y sobre todo, averigüa lo que tienes que hacer para conseguirlo.

10. Armoniza tu vida: Ahora que ya tienes claro cómo sería tu vida ideal, tienes que armonizarte con ella. Es decir, si quieres que tu vida cambie, primero tienes que cambiar tú. ¿Sabes qué necesitas cambiar de ti misma para convertirte en esa persona que deseas ser? Cuando te conviertas en la persona adecuada para vivir en tu vida ideal, esta se hará realidad. “Quien siembra, recoge…”

cias tan importantes que crean tu propia realidad”. Puede que seas una persona optimista que sabe sacar lo bueno de cada momento, pero ¿te ocurre que no siempre consigues el mejor resultado? Puede ser porque eres optimista de una forma más superficial de lo que crees. Para que el positivismo funcione y puedas crear la realidad que deseas, debe estar integrado en ti de forma muy profunda. Es comparable a cuando aprendes a conducir. Al principio, estás atenta la dirección y eres consciente de todos tus movimientos: cambios de marchas, intermitentes, etc., pero con el tiempo, haces todo esto de forma inconsciente mientras tú te fijas sólo en lo que tienes delante. Así es como debes integrar el positivismo en ti, de forma tan arraigada que pase de ser consciente y elegido, a ser inconsciente y espontáneo en cada momento de tu vida. Cuando logras esto, te das cuenta de que todo fluye de forma óptima hacia la vida, tal y como esperabas que fuese.

Nº 279 COSMOPOLITAN, contraportada, Mar Cantero Sánchez

. Tu subconsciente: ¿Amigo o enemigo?

 

“Ser o no ser…”, ¿te suena? Tus pensamientos pueden ser positivos, pero si tus emociones no están de acuerdo, no darán lugar a acciones positivas que atraigan los resultados que esperas. Por eso, es tan importante que entiendas cómo funciona el subconsciente. Imagina que regresas a casa del trabajo pensando en lo bien que ha ido el día. Caminas bajo la lluvia mientras miras escaparates, tarareas una canción, y ves los coloridos paraguas de la gente. En ese momento, tu vida te parece maravillosa. Entonces tu chico te llama y te dice que no podrá acompañarte a la fiesta de cumpleaños de tu mejor amiga. Dejas de tararear, sigues caminando pero ya sólo piensas en el malestar que sientes, y apenas te fijas en el mundo que existe a tu alrededor. No te gusta que él no dé importancia a tus amistades y decides que la próxima vez, serás tú la que no le acompañe. Te sientes cada vez peor, tu enfado aumenta por momentos y la vida que antes te parecía inmejorable, se convierte en una cadena de sensaciones nocivas que no sabes cómo parar. A veces tu subconsciente no es tu mejor amigo, pero puedes hermanarte con él. No permitas que el pensamiento dé lugar a emociones y acciones negativas. Si en lugar de enfadarte, piensas que quizá tiene una buena razón para no acompañarte, ese pensamiento no provoca una mala reacción y tu bienestar no se tambalea. Puedes dirigir tus pensamientos, emociones y reacciones, siempre que quieras. Como dice Dispenza: “Un cambio conlleva nuevas formas de pensar, actuar y ser.”

. Sé selectiva

 

Cuento navideño: Había una competición de sapos que pretendían alcanzar la cima de un árbol. Todos los animales del bosque fueron a animar a los sapos. Decían… ¡Qué pena, es difícil, no lo lograrán! Y algunos sapos comenzaron a desistir y la mayoría se rindió por lo que escuchaban. Todos, menos uno que continuó subiendo a pesar de lo que los demás decían… ¡Se caerá y no lo logrará! Pero el sapito continuó hasta que llegó a la cima del árbol. Entonces, todos le preguntaron cómo lo había conseguido y al no obtener respuesta, descubrieron que era sordo. Tú puedes hacer lo mismo que el sapito y hacer oídos sordos a lo que no te conviene escuchar. Todos somos sensibles y una frase cargada de negatividad puede hacernos desistir. Y no todos están de acuerdo en que podemos crear nuestra realidad. Así que, cierra tus ojos y tus oídos a lo que no te ayuda a ir hacia delante. Selecciona y quédate sólo con lo que te sirve para continuar.

. Hechizos de magia cotidiana para ser la Harry Potter de tu vida:

Un puñadito de sal; un lazo rojo; medio limón abierto… Puedes hacer magia con ingredientes sencillos que encontrarás en tu casa y en tu cocina, pero también puedes hacerla llevando a cabo pequeños gestos en tu vida diaria. Te damos algunas ideas para que empieces estas Navidades.

. Para mejorar tu suerte: Cree en ti misma y recárgate de energía. ¿Sabes cómo liberar energía positiva para atraer la buena suerte? Desechando tus hábitos y conductas negativas para que esa energía liberada pueda manifestarse positivamente en tu vida. ¡A que te gusta la idea!

. Para atraer el amor: No lo busques, el amor se encuentra. En lugar de ir tú hacia él, espera a que él llegue hasta ti. Cree además que puedes toparte con él en cualquier esquina, pues no existe un lugar ideal para encontrar el amor. El supermercado; la cola del cine; la sala de espera del dentista… En cualquier lugar del mundo encontrarás el amor, si confías en que te está esperando.

. Para alcanzar el éxito: Concreta tus deseos y ten claro lo que quieres. Pero hazlo sin juzgar tus propios anhelos ni pensar en cómo tiene que ocurrir. La vida al final trae las cosas a su manera. Y seguramente, no será de la forma que esperabas. Así que, tira tus planes y mantente a la espera. ¡Lo mejor está por llegar!

. Para mantener tu salud: Ten cuidado con las actitudes negativas: rencor; rabia; celos; envidias; etc., porque se estancan y pueden dar lugar a muchas dolencias. Si sueltas todo ese peso y le pides a la vida que se lo lleve lejos de ti, sentirás como te fortaleces.

Mar Cantero Sánchez
Libros:

. “Deja de ser tú”, Joe Dispenza. (Urano)
. “Los colores del futuro”, Louise Hay. (Urano)

¿Dependencia emocional? No, gracias. Ama, pero sin depender.

¿Dependencia emocional? No, gracias. Ama, pero sin depender.

Artículo publicado en la revista impresa COSMOPOLITAN Nº 278, 2013

COSMOPOLITAN-Nº-278-PORTADA-Mar-Cantero-Sánchez¿Sientes que eres tú quien más ama en tu relación? ¿Crees que lo das todo pero no recibes lo mismo a cambio? ¿Te gustaría ser más feliz con tu pareja? Si respondes afirmativamente a estas preguntas, puede ser que estés atrapada en una relación de dependencia. Te damos las claves para averiguarlo y salir airosa.

En una relación sentimental, no existen garantías de éxito, pero sí existe un requisito básico para mantener dicha relación: que te haga feliz. Sin embargo, lamentablemente a veces no es así. Puede ocurrir que una relación amorosa se parezca más a un campo de batalla (en el que siempre pierde el mismo), que a una unión de felicidad conjunta. ¿Por qué? Respuesta: Es posible que exista dependencia emocional. Te enseñamos a detectar los síntomas de este tipo de dependencia en la pareja y a descubrir cómo se puede salir de ella, sin secuelas emocionales.

Dependencia emocional: ¿Qué es?

Quienes la experimentan, tienen una idea preconcebida y errónea de lo que es y debe ser el amor: Creen que amar y sufrir deben ir unidos. Por eso, se enganchan a un sufrimiento constante que, lo único que les acarrea es: más sufrimiento. El amor verdadero existe pero a veces lo confundimos con un “pseudo amor”, que no nos hace felices en absoluto. Todo lo contrario, puede que nos haga sentirnos cada vez peor con nosotras mismas y con nuestra pareja, provocando que al mismo tiempo, no seamos capaces de romper con esa relación tan nociva, pues nos sentimos completamente enganchadas a ella. ¿Por qué ocurre esto? Según Silvia Congost, psicóloga especializada en auto estima y autora del libro “Cuando amar demasiado es depender” (Oniro), “De entrada el problema es que elegimos mal a nuestra pareja. No tenemos claro lo que buscamos en el otro y esto nos lleva a equivocarnos con facilidad.” El problema nace con la falta de autoestima. Si no nos amamos lo suficiente a nosotras mismas, seremos más susceptibles de caer en un enganche emocional y de confundirlo con un amor auténtico, que en realidad no existe.

Tipos de relación:

Somos seres sociales y necesitamos crear vínculos entre nosotros para desarrollarnos como personas y para avanzar en la vida. Pero cuidado, no todas las relaciones son iguales. Algunas crean dependencia y te hacen involucionar, en lugar de evolucionar. Veámos la diferencia.

. Relación sana: Implica dar, pero también recibir. Se crea desde la igualdad. Las desavenencias y desacuerdos no alejan, sino que unen y ayudan a entender y conocer al otro. Es una unión en la que se fluye, no es necesario luchar por mantenerla a flote. Existen el respeto, el cariño, y el compromiso común. Es transparente y no se basa en la lucha de poderes, sino en el compañerismo.

. Relación tóxica: No se comparte un proyecto en común, sino que se mantiene sin saber por qué. Los miembros no coinciden en sus deseos para el futuro. Uno dirige y anula al otro, hay desigualdad. Es una relación opaca, en donde no se esclarecen nunca los motivos de los malentendidos, acumulando rencor y tensión para próximas discusiones. No hay respeto, sino humillación de uno de los miembros o de los dos. Está basada en la mentira y la desconfianza. No es amor, es un enganche.

COSMO-Nº-277-pag-1-Dependencia-Emocional-Mar-Cantero-Sánchez
Test: ¿Amas o dependes?

La dependencia emocional o amorosa se reconoce por varios motivos. No queremos que mires tu relación con lupa, pero sí que respondas a algunas preguntas, que te harán reconocerla, si existe, y descartarla, si no existe.

1. ¿Piensas a veces en dejarle/a?
2. ¿Tienes miedo a quedarte solo/a?
3. ¿Crees que no vas a encontrar a alguien mejor?
4. ¿Sientes celos de tu pareja?
5. ¿Te sientes culpable habitualmente?
6. ¿Tienes miedo a perderle/a?
7. ¿Ya no haces nada sin consultarle/a antes?
8. ¿Dice que te quiere pero sus acciones demuestran lo contrario?
9. ¿Te preguntas a veces por qué empezásteis la relación?
10. ¿Añoras de vez en cuando a otras parejas de tu pasado, o la vida que llevabas cuando estabas sola?
11. Sí, piensas en dejarle/a, pero después sientes que no puedes vivir sin él/ella.
12. ¿Te has quedado sin amigos o sólo tienes los suyos?
13. Si pasas unos días sin tu pareja, ¿te sientes vacío/a?
14. ¿Crees que él/ella es mejor que tú y que no te lo mereces?
15. ¿Crees que das más de lo que recibes?

¿Por qué nos enganchamos?

“Lo que hace que algunas personas puedan dejar relaciones sin problema cuando ven que no funcionan y otras queden atrapadas en la dependencia emocional, es básicamente la falta de autoestima y el miedo a estar solos”, asegura Congost. Pero la eterna pregunta es: Si alguien no se respeta a sí mismo, ¿cómo puede esperar que otros le respeten? Ahí radica gran parte del problema. Si por alguna causa, dejas de quererte a ti misma, de respetarte, y de pensar en ti como alguien que merece lo mejor, te conviertes en una red en la que es fácil que caigan personas con determinadas características: agresividad, deseos de manipulación, complejo de inferioridad, prepotencia, etc. Y este tipo de persona, suele crear mucha dependencia en la pareja porque realmente él o ella también dependen del otro. Es un “toma y daca” tóxico, que sólo lleva a un lugar posible: la infelicidad en la relación. “No todo el mundo que tiene poca autoestima va a crear relaciones dañinas a las que se va a enganchar, pero sí ocurre que todos los que sufren dependencia tienen una baja autoestima”, Congost.

Dependencia: Perfil de quien la crea

La dependencia es inconsciente, no sólo para quien la sufre, sino también para quien la crea. Por eso, como en una dependencia de cualquier otro tipo, las personas no suelen darse cuenta de que dependen de su pareja, hasta que están completamente enganchados. “El que la crea, lo hace por su manera de ser y comportarse pero no se da cuenta. Acostumbra a ser una persona con un carácter que domina al otro, es quien toma las decisiones y quien lleva la iniciativa en la relación. Tiene un perfil bastante manipulador, con lo cual, el dependiente se va haciendo cada vez más pequeño, con menos criterio, con una autoestima más baja y acaba necesitando a su pareja para todo y en todo momento”, asegura Congost.

COSMO Nº 277, pag 2, Dependencia Emocional, Mar Cantero Sánchez

Síntomas de dependencia

Algunos síntomas de la dependencia emocional son tan contradictorios que por eso es tan difícil darse cuenta de si somos dependientes. Además, desde fuera parece fácil pero desde dentro, es otra cosa.

1. Imposible cortar: Según Congost, “el síntoma principal es si nos sentimos incapaces de dejar la relación, a pesar de que sería imprescindible que lo hiciéramos porque se dan una serie de motivos que nos llevan a que no podamos ser felices de ninguna manera con el otro. Pero si intentamos dejarlo sentimos un síndrome de abstinencia muy fuerte.

2. Perdón de la infidelidad: Quizá decidas perdonar un desliz, pero si lo haces porque prefieres aguantar a quedarte solo/a, está claro que dependes de tu pareja.

3. La pareja es quien importa: “Todo gira entorno al otro, se convierte en el centro de nuestro mundo y por ello, nos vamos olvidando de nosotros mismos. Le ponemos tanta energía que todo lo demás pierde importancia”, afirma Congost.

4. Adicción al sufrimiento: A pesar de lo raro que pueda parecer, quien depende se ha acostumbrado tanto a sufrir que requiere más y más sufrimiento cada día, y si no lo recibe, lo buscará inconscientemente. ¿Cómo? Provocando discusiones o enfadándose por cualquier motivo, hasta provocar el mismo sufrimiento al que se ha enganchado sin saberlo.

5. Autoengaño: Es cuando miramos para otro lado y cerramos los ojos a lo evidente. “Queremos creer que la relación puede acabar funcionando, a pesar de no haber funcionado nunca, que puede cambiar, a pesar de que siempre ha sido así”, Congost.

6. Falta de sincronización: No queremos las mismas cosas, ni en el presente ni en el futuro. Nuestros deseos apuntan a caminos separados, por mucho que nos empeñamos en juntarlos. “Si nuestra pareja no ve la vida de la misma manera, nuestros propósitos y proyectos no coinciden”, Congost.

7. Sentimiento de inferioridad: Quien depende, se siente inferior al otro: menos atractivo, menos capaz, menos inteligente, etc. Casi cree que debe agradecerle su presencia.

8. No nos quieren: Congost afirma que “si alguien no nos quiere o nos maltrata” y a pesar de eso, seguimos ahí y lo aguantamos, es un claro síntoma de una dependencia brutal. Y el maltrato, físico o psicológico, crea dependencia. “Porque nos degradan, nos denigran y nos menosprecian. Si lo permitimos, esto hace que nuestra autoesitma quede anulada”, afirma Congost.

9. Adicción a la pareja: Es la necesidad de tener localizado al otro en todo momento y lugar. Esto puede traducirse en: mensajes frecuentes; llamadas sin motivo; sus respuestas nos suenan ambigüas; desconfianza; interés exagerado; etc.

10. Sentimiento de perjuicio: Uno de los síntomas más contradictorios de la dependencia es cuando sabemos que estar con esa persona es perjudicial para nosotros y a pesar de eso, queremos continuar con la relación.

¿Baja autoestima? No, gracias

“La auto estima se forma en la infancia, a través de las primeras experiencias de éxito o fracaso que vivimos, pero sobretodo a partir de los mensajes de reconocimiento o de desaprobación que recibimos de nuestros padres”, Congost. La autoestima es muy importante pues nos ayuda a adaptarnos, a aprender y a ser seres autónomos, que no necesitan de otro para dar pasos y tomar decisiones. Cuando somos niños e integramos la autoestima, aprendemos a valorarnos y respetarnos para el resto de nuestra vida. Esto hace que después, en cualquier relación que mantengamos, sea un requisito indispensable que nos respeten y nos valoren. Si esto no ocurre, el niño o niña desarrollará una dependencia emocional, en primer lugar de sus padres o progenitores, después, en la adolescencia, de los amigos, y más tarde, en la edad adulta, de la pareja. Si tenemos baja autoestima, tenemos la necesidad imperiosa de ser queridos, sea como sea, como compensación a la falta de amor propio. Y para sentirnos bien buscamos personas con sólo un requisito: que nos quieran, aunque nos quieran mal. Pero esta necesidad de ser queridos a toda costa, tiene un gran riesgo: la dependencia emocional.

COSMO-Nº-277-pag-3-Dependencia-Emocional-Mar-Cantero-Sánchez

Herramientas para superar la dependencia amorosa:

Si tras hacer nuestro test, sospechas que puedes estar viviendo una relación de dependencia con tu pareja, aquí tienes algunos recursos que te ayudarán a superarla.

1. Toma conciencia: Lo primero es darte cuenta. “Generalmente la dependencia es inconsciente por ambas partes”, afirma Congost. Una vez que sepas que eres dependiente, podrás actuar en consecuencia para salir de ella.

2. Analiza tu relación: Según Congost, “Debemos preguntarnos qué es lo que buscamos, cómo tiene que ser la otra persona para que encaje con nosotros, cuáles son las características básicas que queremos encontrar en él. Si no se ajusta, deberíamos irnos.”

3. Ocúpate de ti: Y desocúpate del otro. Mira hacia dentro y piensa únicamente en ti y ocúpate de tu vida, al menos temporalmente, hasta superar tu dependencia. “La recompensa de superar una dependencia emocional, volver a mirarse al espejo y reconocerse de nuevo en él, es indescriptible”, Congost.

4. Fortalece tu autoestima: Sin ella, no vas a ningún sitio. “Debemos hacer un proceso de crecimiento personal. Hemos “aprendido” a sentirnos poca cosa, pero en realidad, todos partimos del mismo punto. Tenemos un potencial muy grande que nos permite superar cualquier adversidad”, Congost.

5. Pon límites: ¡Las cosas tienen que cambiar! Y dependen de ti, a partir de ahora. “Si aprendemos lo necesario del proceso y comprendemos lo que ha sucedido y por qué, no volveremos a engancharnos. A la mínima que veamos algo que no nos gusta pondremos un límite infranqueable”, Congost.

6. Domina tus pensamientos: Y tus emociones. Utiliza cualquier recurso: meditación, yoga, deporte, escritura, pintura, baile… una actividad que vaya contigo y con tu forma de expresarte. ¡Te dará seguridad en ti misma!

7. Contacto cero: “Como con cualquier otra adicción, debemos cortar todo contacto. No verle/a, no escucharle/a, no leerle/a, nada. No frecuentar los mismos sitios, no hablar de él/ella con otras personas. Poco a poco y con la distancia, veremos cada vez más clara la realidad: que no encajaba con nosotros, que seguramente ni nos gustaba como era”, Congost.

 COSMO Nº 277, pag 4, Dependencia Emocional, Mar Cantero Sánchez
8. Escribe: En mi libro “Escribe para ser feliz” (De Profundis Ed.), recomiendo unos ejercicios de escritura especialmente elaborados para elevar la autoestima. La escritura te ayuda a concretar tus ideas, a saber lo que quieres y lo que no. Es el momento de elegir por ti misma.

9. Actúa: Siempre contando con tus aspiraciones y deseos. No, con los del otro. Da pasos hacia lo que tú quieres hacer. ¡Te sorprenderás de lo capaz que eres!

10. Date tiempo: Superar una dependencia no es cualquier cosa. Es un proceso duro y difícil, que merece toda tu atención. Por eso, debes permitir que el tiempo sea tu aliado. “Paso a paso, seremos cada vez más felices pues nos vamos recuperando a nosotros mismos”, “Congost.

Libro: “Cuando amar demasiado es depender” (Oniro), Silvia Congost

Mar Cantero Sánchez

Página 1 de 612345

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!