¡VIVE A TU RITMO!

¡VIVE A TU RITMO!

¿Te gusta madrugar, o no hay quien te meta en la cama por la noche? ¿Sabías que cada uno tenemos un ritmo de vida distinto? Por eso, no intentes seguir el de los demás. En este artículo te decimos cómo marcar tus propios tiempos para ser más feliz.

TU RELOJ BIOLÓGICO
El ritmo circadiano

Las hormonas controlan tu reloj interno, llamado también “ritmo circadiano”, que marca tus funciones biológicas y hace que te muevas y vivas a un ritmo diferente de los demás en patrones de actividad de 24 horas. Puede variar en el tiempo y por distintas causas, preocupaciones; emociones; cambio de estación…y por lo tanto, conviene adaptar los horarios al ritmo de cada momento, aunque dentro de unos meses tengas que reacondicionate de nuevo. Pero los hábitos sociales, los horarios de trabajo, de transportes, de expansión y ocio, etc., hacen que te encasilles en un “time table” que puede no ser el más adecuado para ti. Veámos qué puedes hacer para que tu ritmo interno sea lo más coherente posible con tu forma de vivir.

COSMOPOLITAN Nº 261, pag 1, Mar Cantero Sánchez

EL COMPÁS DE TU VIDA
Escucha a tu cuerpo

Todo lo que puedas hacer por ajustar tu vida a tu reloj biológico, tu cuerpo te lo va a agradecer. Tu salud, tu piel, tu metabolismo, y hasta tu estado de ánimo dependen de ello, sólo necesitas observarte en tu día a día: cuando tienes hambre, sueño, cuando necesitas descansar, y en el momento de otras funciones biológicas que debes tener en cuenta. Por ejemplo, los médicos dicen que las personas sanas deben ducharse por las mañanas, pero si lo que quieres es relajarte para dormir, es mejor que te des un baño por la noche. Tu cuerpo puede ser un aliado en tu vida cotidiana y sólo te pide que escuches sus señales para sentirte bien y que todo funcione correctamente.

. Las personsas tenemos ritmos internos muy diferentes entre sí y es importante tenerlo en cuenta a la hora de relacionarnos:

1.TU RITMO INTERNO
Encuéntralo…

Si te gusta levantarte pronto y disfrutas haciendo cosas durante las primeras horas del día, tu ritmo interno es diurno. Si por el contrario, eres capaz de trabajar de noche, tu ritmo interno es nocturno. También tienes que preguntarte si prefieres el frío y disfrutas vistiéndote como una cebolla durante los meses de invierno, o si adoras el calor y ya echas de menos la alegre primavera. Quizá piensas que estas cosas no son importantes, pero lo son, y mucho, aunque no siempre puedes adaptar tu horario de sueño al del trabajo, ni puedes escaparte a Hawai para evitar el frío, sí puedes cuidarte más durante esos meses, dormir más, tomar más vitaminas, etc. Y respecto al horario, soluciónalo remodelando tus horas de sueño y de vigilia. Por ejemplo: si odias madrugar, acuéstate más temprano y si no tienes sueño, levántate una hora antes de que suene el despertador el primer día, verás que así, es posible hacer el cambio. Pero es importante que se lo hagas saber a tu entorno, para evitar malestares de convivencia, pues la mayoría de las personas viven adaptándose a un ritmo diurno, sin tener en cuenta el suyo propio, seguramente por desconocimiento.

2.RITMO COLECTIVO
Algo en común…

Como en la danza, hay que diferenciar el ritmo individual del ritmo colectivo. Hay personas que hablan, piensan y se mueven de forma muy rápida, mientras otros son más lentos. El problema surge cuando esas personas (lentos y rápidos) están juntos por cualquier motivo, en un mismo trabajo; en una familia; pareja; amigos; un proyecto conjunto, etc. En esos momentos, el ritmo más sobresaliente es el que marca cada minuto, llevando consigo el ritmo de los demás y adaptándolo al suyo. Esto ocurre de forma inconsciente e involuntaria y el que dirige siempre suele ser el ritmo de las personas más enérgicas, más firmes, o más seguras.

COSMOPOLITAN Nº 261, pag 2, Mar Cantero Sánchez
3.RITMO DESCONTROLADO
Personas que agotan

¿Te has sentido agotada tras pasar un rato con alguien? A veces el ritmo colectivo también lo marcan las personas que tienen un ritmo interno un tanto descontrolado, por eso te sientes cansada después de estar con alguien que no es conocido precisamente por la calma que emana de su interior, porque ni tu ritmo, ni el suyo, han podido dirigir la reunión, pues quizá ninguno era constante y coherente con los hábitos de vida y esto implica que estén debilitados. Cuando tu ritmo interno está vinculado a tu forma de vivir y está fortalecido, eres tú quien marca el ritmo colectivo cuando estás con más gente, y es cuando te sientes relajada y tranquila.

UNA CONFUSIÓN
La edad de la vida

También hay una gran diferencia entre la edad de la vida y la edad del cuerpo. Es la sociedad y las costumbres, las encargadas de marcar la primera, pero ¿qué ocurre con la segunda? Todos hemos oído decir a personas mayores que se sienten como cuando tenían veinte años; y también hemos oído y visto lo contrario, jóvenes tan hastiados y aburridos de su vida que se sienten viejos. Estudiamos cuando somos niños y jóvenes, pero hay muchas personas que deciden hacerlo de mayores y hay estudios que revelan que algunas materias académicas se aprenden más fácilmente cuando hemos pasado los treinta años. Conducir por ejemplo, es algo que se aprende mejor y con una mayor responsabilidad, en la edad adulta. Encontrar un trabajo fijo, tener pareja, comprar una casa, tener hijos, son pasos tan marcados que a veces se mira con extrañeza a la persona que no cumple con ellos. Sin embargo, no todos somos iguales ni queremos las mismas cosas. Para algunos, la idea de tener un trabajo fijo, puede limitar el dedicarse a una vocación tardía, o puede evitar trabajar en lo que realmente le gusta. Y no todas las mujeres de más de treinta años, miran a un bebé y desean tener uno. Si tú sientes que no haces las cosas en el tiempo en que las hacen los demás, no te sientas mal por ello ni te compares con otros, pues es perfectamente normal, lo que ocurre es que tienes un ritmo interno individual muy marcado, que necesita expresarse por su cuenta.

LA EDAD MENTAL
¿Sabes cuál es la tuya?

No tienes el elixir de la eterna juventud, pero puedes admitir con serenidad y alegría los diferentes ciclos de la vida, dando a cada uno, el valor que merecen. No obstante, puedes ser eternamente joven en tu interior. El tiempo de nuestras abuelas pasó y ahora puedes llevar el pelo largo, minifalda, o zapatillas de deporte siempre que quieras, pero no sólo puedes mostrar tu juventud interna en tu aspecto, también en tu actitud y comportamiento, en cuánto te ríes y en lo mucho que bailas. Quizá no lo sepas, pero poner una sonrisa en tu cara, te quita diez años de encima. La amabilidad y la capacidad de sorprenderte, hacen otro tanto, y si además, sabes cómo divertirte y le das la importancia que merecen a tus ratos de ocio, mentalmente serás siempre joven. Vivir en sincronía con tu ritmo interno y no tener en cuenta las opiniones de los que no están de acuerdo, te hace joven y saludable.

 COSMOPOLITAN Nº 261, pag 3, Mar Cantero Sánchez

UNA PERCEPCIÓN ERRÓNEA
Eres diferente a los demás…

¿Estás agobiada? ¿Sientes que todo corre a tu alrededor y nunca llegas a tiempo? No es cierto, es sólo una percepción errónea que tienes cuando intentas alcanzar el ritmo de los demás, pero te olvidas del tuyo propio. Recuerda que cada persona tiene un ritmo diferente y si no respetas el tuyo, puede ocasionarte muchos problemas: estrés, insomnio, ansiedad, fobias, desórdenes metabólicos o alimenticios; cansancio crónico, apatía, falta de alegría, etc., y sobre todo un rendimiento muy bajo en el trabajo o en los estudios. Seguramente no puedes cambiar todos tus horarios pero sí puedes tenerte a ti misma en cuenta en algunos momentos, como: a la hora de comer y de cenar; de levantarte y de acostarte; de hacer un “time break”; etc. Y en el trabajo, intenta hacer las cosas marcando tus propios tiempos, aunque a veces tengas que cumplir plazos, prepara con antelación las horas que vas a necesitar en cada cosa, así no llegarás con la lengua fuera, desesperada y estresada. Que no sean los otros los que te digan cómo y cuándo tienes que hacer las cosas. Mejor, encuentra el compás de tu vida y respétalo.

CUENTO: EL PESCADOR Y EL TURISTA

Un turista que estaba de vacaciones en un pueblo pesquero, vio a un pescador que descansaba en su barca. Le preguntó si saldría a pescar y este le dijo que no. El turista insistió y haciendo cuentas, le explicó cómo podría ganar mucho dinero, saliendo a pescar varias veces al día.
– En un año podría comprar un motor para la barca y en dos, una segunda embarcación – le dijo – y después podría comprar un frigorífico y más adelante, tener una fábrica de escabeche, y entonces, podría estar usted aquí sentado dormitando al sol y mirando el mar.
El pescador le miró sorprendido y le respondió – ¡Pero si ya lo hago ahora!

12 BUENAS IDEAS PARA VIVIR A TU RITMO:

Lo mismo que el pescador del cuento, tú puedes hacer muchas cosas para encontrar tu propio ritmo de vida:

1. Sincronízate: Puede que no estés viviendo en consonancia con tu ritmo interno. Obsérvate, revisando tu día a día.

2. Descansa: Si eres de las que se duermen de pie, tómate cinco minutos cada dos o tres horas. Notarás como te repones y rindes más en tu trabajo.

3. Compártelo: Haz partícipe a los demás de cómo es tu ritmo interno. Si vives con más gente, es necesario que lo conozcan, para que todos viváis en armonía.

4. Sé tú misma: Vístete, realiza actividades y compórtate según te sientes por dentro. Mientras seas feliz y no hagas daño a nadie, vive al compás de tu corazón.

5. Adapta tus horarios a ti: y no al revés. Si no puedes en el trabajo, intenta adaptar el resto de tu tiempo, para lograr ajustarlo a tu ritmo interno.

6. Adecua la luz: Evita exponerte a luces intensas y brillantes durante las primeras y las últimas horas del día para no engañar a tu cuerpo y despertarle a la hora de dormir.

7. Sé coherente: con lo que comes y cómo lo comes, y no olvides respetas la duración de las digestiones.

8. Cuídate: En invierno, no pongas la calefacción demasiado alta, es mejor que te abrigues. Y en verano ten cuidado con el aire acondicionado, lo mejor es la temperatura ambiente.

9. Duerme: Lo ideal son ocho horas como mínimo, pero hay personas cuyo sueño es más ligero, que necesitan dormir más. Si eres una de ellas, hazlo cuando te sea posible.

COSMOPOLITAN Nº 261, pag 4, Mar Cantero Sánchez
10. Haz ejercicio: Camina, nada, baila…cualquier movimiento que canse a tu cuerpo y relaje tu mente, compensará otros excesos que hagas y además, te alegrará la vida.

11. Elige cuándo: Desayunar; hacer deporte; hacer el amor; etc. El gusto por hacer determinadas cosas depende de tu propio ritmo. No a todos nos gusta hacer lo mismo a la misma hora.

12. Piensa sólo en ti: No tengas en cuenta el ritmo de vida que marca la sociedad. Ningún ritmo es mejor que el otro y la rapidez está sobrevalorada. Lo importante es que vivas feliz, no que cumplas con una serie de pasos impuestos para tu vida.

UNA CURIOSIDAD:
Dieta del ritmo circadiano

Esta dieta existe y tiene que ver con el ritmo que nuestras hormonas adoptan de día y de noche. Dependiendo de sus oscilaciones naturales, lo que comamos se transformará en grasa o en energía. La idea es enforcarte en comer las cosas más pesadas, grasas o calóricas, durante el día cuando todo se transforma en energía, y controlar un poco la ingesta de alimentos de este tipo durante la noche. Como dice la famosa frase: “Desayuna como un rey, come como un príncipe, y cena como un mendigo.”

Mar Cantero Sánchez

¡Marca tu territorio! y defiende tu espacio

¡Marca tu territorio! y defiende tu espacio

Si los que te rodean no saben dónde está la línea que separa tu espacio del suyo, no te preocupes porque hay solución. Los expertos aconsejan actuar con el ejemplo y dar a conocer tus límites. Te enseñamos a implementarlos en tu vida diaria.

TU TERRITORIO
Tu espacio vital

Lo primero que hacen los gatos al llegar a un lugar es marcar su territorio y tú debes hacer lo mismo. No te decimos que hagas pipí en las esquinas, pero sí que tengas en cuenta la actitud gatuna para dejar claro cuál es tu lugar. No nos referimos sólo a un espacio físico, sino también a tu territorio emocional que es donde se cuecen tus valores, tus principios, y todo lo que te conforma como persona diferente de los demás. Jefes autoritarios, padres sobreprotectores, compañeros competitivos dispuestos a todo, pueden hacerte desconfiar y dudar de tus capacidades. Marcar tu territorio significa mostrarle al mundo cómo eres en realidad, sin temor a que nadie te dé la espalda. ¿Y si algunos lo hacen? Seguramente no te merecen. No pierdas tiempo con quien actúa así, pues hay muchas buenas y respetuosas personas esperándote. Te damos algunas ideas para que empieces ¡ya!

COSMOPOLITAN Nº 260, pag 1, Mar Cantero Sánchez
¿GENEROSIDAD?, SÍ
¡Pero que no se pasen!

“A algunos les das la mano y se toman el brazo”. ¿Has oído esa frase, verdad? Pues es real, algunas personas se entusiasman con la generosidad ajena y exigen más cada vez. Aunque te parezcan egoístas, la mayoría de las veces no suelen ser conscientes de que están sobrepasando los límites básicos de la convivencia. Te toca a ti dejar claro dónde están y cuáles son, para que ellos los acepten y respeten. Si tu mejor amiga se pone tu ropa sin pedírtela primero; si tu madre cree que puede entrar en tu habitación sin llamar antes; o si tu novio se ha apropiado de tus noches de los viernes; es el momento de auto delimitar tu espacio, y el suyo en lo que concierne a ti. No te cortes y hazlo, porque si no, puede que lo pierdas por completo y después no será tan fácil recuperarlo.

DÍ “NO”
Cuando sea necesario

 

Según Bernabé Tierno, psicólogo, pedagogo y escritor, si dices que no cuando lo necesites, “te librarás de muchos problemas y de personas aprovechadas y tóxicas que pueden confundir bondad con debilidad”. Si echas la vista atrás, recordarás muchos momentos en los que no supiste o no fuiste capaz de negarte a algo, pues te sentiste obligada a hacerlo. Inconscientemente pensaste que si te negabas, caerías mal; ya no te querrían; o te darían de lado. Esto suele ocurrir mucho en la infancia y en la adolescencia, y después, es difícil desaprender esta conducta sumisa. “Lo más probable es que detrás de la mayoría de estas situaciones dolorosas y estresantes, encuentres tu falta de asertividad: el temor a que tu criterio, tu forma de ver las cosas, tu decisión, pudiera ser criticada por los demás” dice Tierno. ¿La solución? Negarte sin exaltarte, manteniendo tu tranquilidad y firmeza, sin permitir que esa persona que no encuentra lo que quiere en ti, menoscabe tu estado de ánimo.

PON LÍMITES
Tú decides hasta dónde

Los límites son imaginarios pero sus consecuencias son completamente reales. Las personas los ponemos para protegernos y para ser independientes física y emocionalmente. Son muy importantes para que puedas vivir libremente y sentirte respetada. Puede que a veces sientas que alguien los sobrepasa, como cuando te insultan o abusan de tu confianza. En esos momentos, parecen muy claros, pero no lo son tanto cuando se trata del día a día, de la monotonía de la convivencia, o de pasar un buen rato con otras personas. Tus padres, tus hermanos, tus amigos, tu pareja, o tus hijos (ya que son las personas más allegadas a ti) deben conocerlos, del mismo modo que tú debes conocer los suyos. Piensa que el control que los demás ejercen en tu vida viene dado por la incapacidad para imponer tus propios deseos.

COSMOPOLITAN Nº 260, pag 2, Mar Cantero Sánchez
EN PAREJA
Disfruta tu libertad

Según el Dr. Marcelo Cubellum, psiquiatra, “la libertad es una condición natural del ser humano. Sin embargo, a medida que una relación avanza, se suelen perder ciertas libertades individuales. Es maravilloso el desear estar juntos la mayor cantidad de tiempo posible, pero es muy distinto que no exista otro tiempo posible en tu vida. No resignes tu vida personal por estar en pareja.” No olvides que tu pareja te eligió por cómo eres, incluyendo cómo era tu vida antes de conoceros, por lo tanto, es fundamental respetar el espacio, el tiempo, y los gustos de cada uno, (eso incluye los tuyos) para no convertirte en un apéndice de nadie y seguir siendo tú misma. “Sobre todo, es importante que continúes tu desarrollo personal para poder sentirte plena y tener las herramientas necesarias para contribuir a un buen desarrollo de la pareja”, dice Cubellum.

MARCA TU TERRITORIO EN 10 PASOS:

1. Date permiso: No necesitas la aprobación de los demás. ¿Acaso ellos te han preguntado a ti al poner los suyos? Pues que no te pidan explicaciones, deja la culpa a un lado, tú tienes tus propias razones.

2. Averigüa tu nivel de tolerancia: Nadie mejor que tú para saber cuándo te sientes molesta o te enfadas ante la exigencia de otros. Ten en cuenta tu sensibilidad. No todos toleramos las mismas cosas.

3. Habla claro: ¿Conoces la diferencia entre enfadarte e informar? Cuando te enfadas, te fastidias tú misma en primer lugar y no te extrañes si no se lo toman bien. Cuando informas, sencillamente dices lo que quieres y los demás no tienen más remedio que aceptarlo si te respetan. Si no lo hacen, pregúntate si te merece la pena su compañía.

4. Sé específica: Si das dinero, tendrás que añadir que es prestado y que esperas que te lo devuelvan. Pues haz lo mismo con todo lo demás: “Mamá, prefiero que llames antes de entrar, gracias”; “Te presto la blusa pero mañana la necesitaré yo”; “Este viernes prefiero pasarlo con las chicas, el próximo saldremos tú y yo a cenar los dos solos”; etc.

5. Crea consecuencias: No son amenazas, sino avisos de lo que puede pasar si una persona sigue abusando de tu confianza. “Si no me lo devuelves, no volveré a prestártelo”.

6. Sé firme: A veces aceptarán tus condiciones con la idea de sabotearte, pero siguen actuando igual que antes. En esos momentos, es fácil disculparles, pero no lo hagas. ¡Resiste! Por mucho que te pidan perdón, no respetarán tu espacio hasta que no experimenten las consecuencias por sí mismos.

7. Hazte valer: Si haces valer tus derechos, tus relaciones se engrandecerán y se harán más fuertes. Otras se irán extinguiendo o terminarán. Piensa que si para mantener una relación tienes que dejar que hagan contigo lo que quieran, es mejor dejarla ir.

8. Practica con el ejemplo: A veces las palabras no resultan tan útiles como un buen ejemplo. Enséñales cómo hacerlo respetando tú primero el territorio de los otros.

9. Enseña: Cuando pones límites, estás permitiendo que los demás aprendan una lección importante, para que puedan marcar ellos también su territorio, en su propia vida.

10. Reafírmate: Los demás necesitan ver que te respetas a ti misma, para respetarte. Muéstrate satisfecha con los límites que has puesto y disfruta de tu espacio personal siempre que puedas.

COSMOPOLITAN-Nº-260-pag-3-Mar-Cantero-Sánchez

DOS TIPOS DE ESPACIO: Según la psicología, existen dos tipos de espacio que cualquier persona debería poder disfrutar durante su vida, para vivir en paz y armonía consigo misma y con el resto del mundo. Veamos cuáles son.

1. TU ESPACIO PERSONAL
¡Ocupa tu lugar!

A veces tu territorio deja de ser una línea imaginaria y se convierte en tu habitación, tu casa, o tu lugar de trabajo. Es el espacio vital que precisas para estar contigo misma y ser tú, donde puedes marcar tu identidad decorándolo a tu gusto y tener cerca las cosas que cubren tus necesidades de desarrollo psicológico y emocional: tu música, tu ropa, tus libros, etc. Es tu territorio y aunque permitas que los demás entren en él, no tienes por qué dejar que lo alteren o cambien, que lo “contaminen” con su propio ego, y te hagan sentir incómoda. Según el arte del Feng Shui, “para maximizar nuestro potencial de energía, tenemos que vivir en un entorno que evoque una respuesta emocional positiva. Nuestra forma de sentirnos, de actuar e incluso de vivir están en relación con lo que vemos y experimentamos en nuestro entorno.”

2. TU ESPACIO SOCIAL
¡Encuéntralo!

Es el lugar o lugares sociales que ocupas en cada momento: profesión, status social, o incluso los distintos roles que ejerces y que están determinados por el marco social: madre, hija, amiga, novia, empleada, etc. A medida que te desarrollas socialmente, vas encontrando otros territorios donde dejar tu huella personal y en los que lo primordial es encontrar tu lugar para ocuparlo: el bar donde te reúnes con tus amigos; la sala de reuniones de la oficina; la cafetería donde desayunas con tus compañeros de trabajo; el restaurante donde comes con tu familia los domingos; la piscina de tu edificio; el gimnasio; el parque frente a tu casa; etc. Son espacios físicos en los que te mueves habitualmente y donde también necesitas encontrarte cómoda. Si crees que alguien los invade de manera descortés, llámale la atención. ¡Que deje libre tu lugar y que ocupe el suyo!

LÍMITES FÍSICOS
¿Por qué son importantes?

Existe la llamada Psicología Ambiental, cuyos objetivos son analizar la interrelación de las personas y los ambientes físicos reales que ocupan. Los psicólogos ambientales han comprobado que el ambiente afecta al comportamiento de las personas, aunque éstas no son conscientes de su influencia. Puede decirse que, al igual que el pez es el último en enterarse de que vive en el agua, las personas a veces no saben lo mucho que incide el contexto físico en su actitud, en su bienestar psicológico y emocional, y en el avance de su vida. Veámos por qué son tan importantes estos límites físicos:

. Por tu salud: Ser positiva; ser asertiva; ser feliz…todo ello es posible sólo en un ambiente en el que te encuentres a gusto.

. Por tu autoestima: ¿Verdad que no podrías vivir en una cafetería o en un despacho de abogados? Sólo si te sientes cómoda y libre, en un lugar donde lo que te rodea es un distintivo de tu personalidad, puedes ser realmente tú.

. Por tu sexualidad: El espacio sexual es uno de los más importantes, pero suele estar sin delimitar, pues poner los límites depende de la sensibilidad de cada uno. Es donde más libre y cómoda necesitas sentirte si quieres una sexualidad sana y satisfactoria. No digas sí a todo por no llevar la contraria. Elige sólo lo que te gusta y te satisface, lo que te hace sentir bien.

. Por tu desarrollo: como persona activa e independiente del resto. Hoy día, las personas tenemos ciertas necesidades que deben estar cubiertas desde nuestro nacimiento, porque vivimos en un mundo moderno, en el que cosas como internet o el móvil, se han convertido en una necesidad.

. Por tu trabajo: Si no puedes trabajar a solas, es importante que al menos intentes personalizar tu mesa; tu ordenador; tus útiles; etc. y aislarte el máximo posible cuando necesites concentrarte. Trabajarás menos horas, pero estarán mejor aprovechadas.

COSMOPOLITAN Nº 260, pag 4, Mar Cantero Sánchez

UNA CURIOSIDAD…

La alta densidad de la población en Hong Kong, obliga a usar los espacios de la ciudad como extensión natural de lo doméstico. Así, la gente se reúne y pasa más tiempo en parques; restaurantes; e incluso transportes públicos; que en su propia casa, superando incluso el tiempo que los españoles solemos pasar en un ambiente de ocio y esparcimiento. Ampliar el territorio personal a ambientes externos promueve las relaciones sociales y resulta altamente beneficioso para las personas como individuos y como colectivo social.

Libros recomendado: “Tu espacio es tuyo ¡Defiéndelo!” (Océano Ambar), Silvia Adela Kohan

Mar Cantero Sánchez

SÉ UNA MUJER “ALFA”…y aprende a dirigir tu vida

SÉ UNA MUJER “ALFA”…y aprende a dirigir tu vida

Independientes, con éxito personal y profesional, a gusto con su imagen, y que han decidido tomar las riendas de su vida. Así son las mujeres Alfa. ¿Quieres saber si eres una de ellas? Descubre cuáles son sus armas para pisar fuerte.

. MUJER ALFA: ¿Qué significa?

El término surgió en Estados Unidos para denominar a un grupo de mujeres independientes y con liderazgo, en su profesión y en su vida personal. Mujeres profesionales como Marian Salzman (publicista y estratega de tendencias) o Susan Pilker (psicóloga y periodista) han hablado y escrito sobre ello. No hay que confundirla con la “superwoman”, casada y con hijos, que lleva la casa y además trabaja fuera. La mujer Alfa es, en su mayoría, una mujer que vive sola pero no es infeliz por ello, al contrario, es feliz precisamente por la libertad e independencia que le da no tener pareja estable y está a gusto con esta condición. Esto no significa que no haya hombres en su vida, simplemente decide no atarse al primero que llega pues sabe lo que busca y el tipo de persona que quiere tener a su lado.
Su mejor herramienta: Valorar las experiencias de su vida.

COSMOPOLITAN Nº 259, pag 1, Mar Cantero Sánchez

. CARACTERÍSTICAS: ¿Cómo es?

Entre 25 y 55 años, exitosa, asertiva, activa, independiente, multifuncional y preocupada por su imagen. Es intuitiva, tiene un gran carisma que trasmite a los demás y que es fruto de su alta autoestima; es amiga de sus amigos; y sólo se rodea de personas entre las que se siente querida, no pierde el tiempo con quien le demuestra que no merece su compañía. Su independencia no le hace perder sus atributos femeninos, al contrario, se siente bella y atractiva, es tierna y emotiva, y da gran importancia a sus emociones. Es independiente psicológica y emocionalmente, esto significa que no se engancha en relaciones ni amistades nocivas. También tiene independencia económica, lo que le hace ser autosuficiente y le lleva a experimentar la vida desde una perspectiva propia y adecuada a sus necesidades.
Su mayor virtud: No necesita cumplidos ni piropos, pero los acepta sabiendo que son reales, pues odia la falsa modestia, como la persona auténtica que es.

. ¿ADÓNDE QUIERE LLEGAR?: En lo profesional

Una mujer Alfa sabe lo que quiere y adónde se dirige en sus estudios o en su trabajo. Se valora por su esfuerzo, y por su empeño en aprender y desarrollarse continuamente, pues nunca cree que ya lo sabe todo. Es humilde, aunque conoce lo mucho que vale, no necesita aparentar nada. En el terreno profesional, se siente valorada y respetada por sus compañeros y superiores. No pretende ser como un hombre, sino que es una mujer “muy mujer”, que experimenta su femineidad con libertad, y que se siente plena y completa. Es admirada por su valor a la hora de mostrarse tal cual es, sin complejos, aceptándose con sus defectos y sus imperfecciones, también con sus errores y aprendiendo de ellos.
Su mayor logro profesional: Sentirse a gusto con lo que hace al levantarse cada mañana.

. ¿QUÉ BUSCA?: En lo personal

No cree en las medias naranjas porque sabe que ella es una naranja completa. Eso sí, valora el tener un compañero a su lado, pero si no ocurre, tampoco sufre por ello, vive igualmente disfrutando de los placeres que le otorga su soltería. Cuando vive en pareja, sigue siendo independiente y piensa en sí misma en primer lugar, porque sabe que únicamente así, puede pensar después en su pareja y apoyarla en lo que necesite. Sabe lo que busca: a un hombre que le haga sentirse como una reina, que la apoye en todo lo que emprende y la ayude a llegar a la cima, y que al mismo tiempo, sea un independiente, libre y completo, como ella. No quiere una pareja que le diga lo que tiene que hacer, sino a un compañero que respete sus decisiones y sea su amigo y aliado. La mujer Alfa sabe que el amor verdadero se construye con el día a día, y con la palabra respeto como cimiento de una relación.
Su mejor arma en el amor: Da mucha importancia a la atracción sexual, pues sabe disfrutar del buen sexo tanto como de una noche romántica.

COSMOPOLITAN Nº 259, pag 2, Mar Cantero Sánchez
. ¿CÓMO SE DIVIERTE?: En el ocio

Sus gustos son particulares y exquisitos porque se lo puede permitir, trabaja bien y se esfuerza mucho, y valora cada uno de sus momentos de ocio, sabiendo que el tiempo pasa y que cada momento feliz es especial. Prefiere cenar en un buen restaurante una vez al mes, que comer comida basura cada fin de semana. Los viajes; las salidas con amigos; los conciertos; el arte; y las actividades culturales; son algunas de las formas que tiene de disfrutar en sus ratos libres. Su cerebro está en continuo desarrollo. En casa lee, ve cine, y se reúne en buena compañía, sobre todo si le gusta cocinar. Sus compras favoritas son la cosmética; alta costura; y ocio de lujo.
Su máxima: Al comprar, quiere siempre lo mejor, pues tiene dinero para pagarlo y lo más importante, sabe que se lo merece.

. VALORES DE LA MUJER ALFA:

Todos tenemos ciertos valores que son las bases de nuestras acciones y decisiones en la vida. Descubre cuáles son los de la mujer Alfa.

. Estabilidad emocional: Si tiene que llorar, llora, pues no hacerlo es contraproducente para su bienestar psicológico y emocional. Asume el llanto como una necesidad fisiológica igual que la risa, por ello, no se corta en expresar sus emociones, pero sin exagerarlas. Esto la mantiene estable.

. Silencio: No necesita ir diciendo por ahí lo que piensa ni cómo se siente, prefiere que los demás la vayan descubriendo poco a poco. Dar pistas le parece más divertido que aburrir a los demás hablando de sí misma.

. Carácter fuerte: Tener carácter no significa ser borde ni exigente, al contrario, una persona con carácter entiende perfectamente a los demás y sus necesidades, cosa que la convierte en una buena jefa o líder de grupo.

. Realidad propia: Construye su realidad sin verse afectada por lo que digan los que no están de acuerdo. ¡Quien se pica, ajos come!

. Libertad de expresión: Es directa, no se anda con rodeos a la hora de decir lo que quiere. Esto la convierte en una excelente profesional y en una persona fácil de tratar en lo personal y con sus amistades.

. Valentía: No se asusta con facilidad, pero cuando lo hace, no se siente mal por ello, pues sabe que el miedo a veces es necesario y muy útil para evitar males mayores.

. Firmeza: Es una persona firme en sus convicciones. No se deja amedrentar por las críticas ni por las envidias de otros, sabe que su forma de ser, libre e independiente, despierta los juicios y prejuicios ajenos, pero lo acepta y sigue adelante.

. Libertad: No necesita la aprobación de los demás para hacer lo que quiere y vivir como le viene en gana. Si alguien no está de acuerdo, es su problema, pero no el de la mujer Alfa.

 COSMOPOLITAN Nº 259, pag 3, Mar Cantero Sánchez
. EL HOMBRE BETA: El compañero perfecto

Según un artículo de Diana Argoleya (www.mujerenarmonia.com), “el hombre adecuado para la mujer Alfa es el llamado hombre Beta, seguro de su masculinidad y poco tradicional, que no se asusta ante un cambio de rol en la pareja y permanece bien en un segundo plano mientras esta brilla profesionalmente.”
Sus características: Tiene su propia carrera; ama la familia y es hogareño; está conectado con su lado femenino; es poco materialista, persigue la búsqueda espiritual y el conocimiento de sí mismo. A diferencia del macho Alfa, el hombre Beta no es dominante pues no se siente especialmente atraído por el dinero o el poder. Sencillamente quiere ser feliz al lado de una mujer independiente a la que admira, que le valora y le ama como es, y que respeta su espacio de la misma manera que él lo hace.

. 10 IDEAS PARA SER UNA MUJER ALFA EN EL AMOR:

1. No esperes: ¿Vas a permitir que te deje esperando su llamada o que te dé plantón? ¡Ni es sus mejores sueños! Sé tú la primera en dejar claro que no vas a estar siempre disponible. Apaga el teléfono de vez en cuando o llega media hora tarde. ¡Hazte valer!

2. Sé tú misma: No dejes que te diga lo que le gusta o no le gusta en una mujer. Si se ha fijado en ti, será por algo. ¡Olvídate de intentar ser como a él le gustaría! Tú eres tú. Aplícate el slogan: ¡Porque yo lo valgo!

3. Vive tu vida: Te encanta pasar tiempo con él, pero ¿y tus amigas? También son importantes y con ellas lo pasas en grande. Hay tiempo para todo y para todos. Comparte momentos con tu nuevo amor, sin cambiar por completo tu agenda.

4. Tú la primera: Primero tú, luego tú, y después tú. Porque si te olvidas de ti misma, vivirás la vida de él, en lugar de la tuya. Y eso no favorece a ninguna relación.

5. Sal con tus amigos: Tener novio o pareja no implica que no puedas ver a tus amigos de antes. Puede haber más hombres en tu vida aunque de otra manera, ¿no?

6. No te dejes impresionar: Una mujer Alfa está acostumbrada a los halagos. Agradece sus detalles, pero nada más.

7. Paga la cuenta: ¡Pero no siempre! Deja que sea él quien pague a veces y otras veces, hazlo tú. No le debes nada, haz uso de tu independencia económica.

8. Mantente ocupada: No te quedes esperando a que te llame. Si no lo hace, aprovecha otras opciones. Ocúpate en otras diversiones.

9. Sedúcele: Toma la iniciativa en el sexo, decide cuándo, cómo y dónde. ¿Por qué siempre tiene que ser él quien dé el primer paso? Tú no lo necesitas, te bastas y te sobras para dejar claro cuando quieres sexo y cuando necesitas solamente cariñitos. ¡Lleva la voz cantante!

10. Piensa libremente: Que no te convenza el hecho de que le moleste que le lleves la contraria. Si piensas de forma diferente a él, ¡qué le vas a hacer! Eres una mujer inteligente, tienes tu propia opinión y tomas tus propias decisiones.

COSMOPOLITAN Nº 259, pag 4, Mar Cantero Sánchez
. EJEMPLOS DE LA NUEVA MUJER “ALFA” EN LA REALIDAD:

1. Jóhanna Siguröardottir: Tras perder las elecciones a la presidencia en Islandia, no se desanimó: “Mi tiempo llegará”, dijo. Quince años después, salvó a su país de la bancarrota. En plena crisis, la primera ministra islandesa afirmó: “Aún nos movemos en torno a la exaltación de las nociones más estereotipadas de la masculinidad. Debemos combatir esto, feminizando el poder”. Ha acabado con los tópicos del feminismo hasta lograr que Islandia aparezca en el Foro Económico Mundial como el país más igualitario.

2. Marian Keyes: La escritora irlandesa, autora de best sellers, contó en su libro “Bajo el edredón” (Plaza y Janés), cómo su triunfo en la literatura “chick lit” la trasformó en cabeza de familia y relegó a su marido al puesto de amo de casa, cosa que aceptaron como una nueva situación de la que aprender y salir airosos. “Si nos conportamos como si fuera la norma, quizá se convierta en la norma”, afirmó.

3. Mona Eltahawy: Periodista y corresponsal egipcia, escribía una columna para un periódico que se suspendió por ser muy crítica con el régimen egipcio. Pero la prohibición de su columna fue una plataforma para escribir artículos en todo el mundo en los que habla de las cuestiones de las mujeres en el mundo islámico. Fue jefa de redacción de “eNews de la mujer”, sitio web que cubre temas de la mujer en todo el mundo.

Libros:

. “Entre Singles, Dinkis, Bobos y otras tribus” (Planeta), Pilar Alcázar
. “La paradoja sexual” (Planeta), Susan Pilker

Mar Cantero Sánchez

 

SIÉNTETE BIEN EN TU PIEL: Renuévate con el relooking

SIÉNTETE BIEN EN TU PIEL: Renuévate con el relooking

Despierta tu atractivo personal, COSMOPOLITAN Nº 257, 2012

¿Has oído la frase “la primera impresión es la que cuenta”? Si no estás de acuerdo con lo que refleja tu espejo, el “relooking” puede ser la solución.

Portada-Cosmopolitan-Nº-257-Mar-Cantero-SánchezCuándo conoces a alguien, ¿te fías de lo que ves, o confías en ver algo mejor la próxima vez? Lo malo es que algunos no dan una segunda oportunidad. Según las encuestas, en una entrevista el 70% de la decisión está en la imagen que entra por los ojos del entrevistador. Lo que tu imagen da a entender al mundo es importante, pero lo es mucho más, lo que tú misma ves en ti. Si no estás a gusto con tu aspecto, seguro que tampoco te sientes bien interiormente y es una pena, porque es más fácil y rápido mejorar el exterior. Actualmente muchas personas requieren el trabajo de profesionales que se encargan de asesorar, de una forma cómoda y sencilla, y sin necesidad de vaciar el bolsillo. El relooking es un cambio en tu imagen y en tu estilo, de forma progresiva y sin olvidar lo más importante, tu personalidad. Hemos hablado con dos expertas en el tema, Débora Velasquez y Cristina Cordula, que nos han dado sus consejos.

CUIDA TU IMAGEN: ¡Dejándote guiar!

“Nunca he sabido arreglarme. Me gustaría que alguien me enseñara a sacarme partido y a mejorar mi aspecto”, dice Olga. Las personas tenemos la necesidad de gustarnos y de gustar para sentirnos aceptadas, y tu aspecto es como tu tarjeta de visita. Pero no todos tenemos conocimientos suficientes para saber expresar con la imagen, la forma en que realmente somos. Déjate aconsejar por un profesional que te asesore y te saque todo el partido, hasta conseguir que tu peinado, tu ropa y tu maquillaje, hablen de ti. “El objetivo de un cambio de imagen es encontrar la conexión perdida entre lo que somos y la imagen que queremos transmitir,” afirma Cristina Cordula, ex modelo y asesora de imagen.

TU ASPECTO HABLA DE TI: ¡Encuentra tu propio look!

“Siempre paso desapercibida. ¡Me gustaría ser la impresión de la fiesta por una vez!”, dice Tatiana. Nuestra lectora tiene razón. Tu aspecto no siempre refleja tu auténtica personalidad, sino que es la expresión de cómo te sientes en cada momento, y es una de las muchas formas que tienes de comunicarte. Débora Velásquez, diseñadora de moda y estilista, asegura que “a veces la personalidad es dulce, pero nos vestimos con un estilo teatral. Es ahí donde interviene la especialista en ayudar a que la imagen refleje lo que la persona quiere mostrar. Cambiar un maquillaje duro por uno suave, no siempre es fácil, pues quizá lleve más de diez años maquillándote de la forma que crees correcta.” Tu imagen no debería ser un handicap, sino una baza con la que puedas contar cuando lo necesites. Tampoco debe ser una copia de la moda actual (toma la moda como referencia, pero eligiendo en función de tus gustos) pues entonces deja de ser la tuya propia para convertirse en una extensión de los demás. Encontrar tu estilo, acorde con los tiempos que corren, te hará sentir que perteneces a tu época y que participas en ella.

TUS OBJETIVOS TRAS EL CAMBIO: ¿Qué quieres conseguir?

“He ido a varias entrevistas de trabajo y siempre me hacen algún comentario negativo sobre mi aspecto”, comenta Isabel. Seguro que adoras las minifaldas y haces bien, porque las hay que son muy adecuadas para el tipo de trabajo que realizas o para tu vida social. Lo bueno es saber ¿qué sí? y ¿qué no? antes de vestirte, y eso depende de los objetivos que deseas conseguir: un buen empleo; ser la más guapa de la fiesta; atraer al hombre que desas; etc. Te será más fácil conseguir lo que te propongas si tienes seguridad en ti misma, y la imagen que percibes de ti, puede proporcionarRENUÉVATE CON EL RELOOKING, pag 1, COSMOPOLITAN 257, Mar Cantero Sánchezte esa seguridad o todo lo contrario, hacer que te sientas inútil. Según Cordula, “la imagen es muy importante en nuestra sociedad. Si no tienes un buen look, por desgracia no consigues trabajo, novio, amigos…Todo el mundo tiene que cuidar su imagen si quiere navegar hoy día en las aguas turbulentas de la sociedad.”

DE FUERA A DENTRO: ¡Serás más feliz!

“Estaba deprimida y había abandonado mi aspecto, pero tras el “relooking”, me sentí más segura, asertiva y feliz”, nos dice Águeda. En el mundo en que vivimos, la imagen externa está completamente ligada a la autoestima. Si tener un buen aspecto no te hiciera sentirte mejor, no harías dieta para perder un par de kilos, ni llevarías medias a temperaturas bajo cero, sino leotardos de lana. ¿No es cierto que te sientes capaz de casi todo, subida en unos tacones de vértigo? Sí, porque verte repercute en tu capacidad para conseguir tus logros. “El aspecto exterior es importantísimo para trasmitir una buena calidad de vida o simplemente, para sentirte bien contigo misma”, afirma Débora Velásquez. Sentirte atractiva, mejora tu bienestar interno y te hace capaz de lograr grandes cambios en tu vida.

CUALQUIERA PUEDE: ¡Anímate a cambiar!

Programas de televisión como “Cambio Radical” o “Tu estilo a juicio” nos hacen creer que sólo necesitan cambiar de imagen, aquellos que realmente se han rendido a continuar preocupándose por su aspecto, es decir, gente poco atractiva cuya vestimenta parece una agresión contra sí mismos. Sin embargo, cualquiera puede aprovechar los beneficios de un cambio de imagen, dependiendo de sus necesidades. Veamos algunos ejemplos de cuándo el relooking puede ser una solución:

1. Al finalizar una relación: ¿Crees que tu mundo se ha acabado? Si te sientes un poco “depre”, no descuides tu imagen ahora que regresas al mundo de los vivos. Una nueva imagen = Un nuevo comienzo y quizá…un nuevo amor.

2. ¿Buscas trabajo?: Para hacer entrevistas de trabajo necesitas una imagen profesional. Estarás tranquila sabiendo que tu aspecto se ajusta al empleo que quieres tener.

3. Has perdido peso: ¿Tienes que adaptarte a tus nuevas medidas, renovar tu armario y tu peinado, y no sabes por dónde empezar? No lo dudes, deja que te asesoren.

4. Quieres cambiar de carrera: Has decidido tomar otro rumbo y tus clientes necesitan ver que el cambio empieza en ti misma.

5. Te vas a vivir al campo: ¿Tu armario está lleno de ropa urbana que no es útil para pasear al aire libre? Puedes estar cómoda con un nuevo aspecto más bucólico.

6. Tienes una fiestRENUÉVATE CON EL RELOOKING, pag 2, COSMOPOLITAN 257, Mar Cantero Sáncheza: Y te asalta un único pensamiento… ¿Qué me pongo? Quieres dar buena impresión y saber vestirte con clase. No te preocupes, la elegancia se puede aprender.

7. Es hora de cambiar: ¿Estás cansada de lo que ves en el espejo? Todas necesitamos un cambio alguna vez. No te lo pienses tanto. Ahora es el momento.

8. Te gustaría ser más sofisticada: La sofisticación puede ser peligrosa si se hace mal uso de ella o resulta exagerada. Asesórate para encontrar el look perfecto.

9. Te pareces demasiado a…: ¿Hay demasiadas chicas con tu mismo estilo a tu alrededor? Siempre puedes encontrar el detalle que te diferencie.
10. Quieres estar cómoda: Te gusta vestir bien pero con tacones no te sientes cómoda. Hay otras opciones. Déjate guiar por un profesional.

LAS EXPERTAS RESPONDEN:

Hemos hecho algunas preguntas a Cristina Cordula y Débora Velasquez. Aquí están sus respuestas y consejos:

1.¿Qué busca la gente que decide cambiar su imagen?
CORDULA: Quieren estar a la moda, tener ideas frescas…hay muchas razones, pero todo se reduce a conocer la imagen que proyectan y la forma en que lo hacen.
VELÁSQUEZ: Buscar ser observadas y verse con una imagen que manifieste amor y atracción por ellas mismas, que les dé seguridad y eleve su autoestima.

2. ¿Qué hay más que saber sobre el relooking?
CORDULA: Que incluye también el cuidado de la piel, las uñas, los dientes, etc.
VELÁSQUEZ: Que puede ayudar a la persona incluso en la postura de su cuerpo, la forma de caminar y la manera de comportarse.

3. ¿Un consejo para los que apuestan por renovarse?
CORDULA: Que tengan la mente abierta y acepten los consejos de un profesional. Es muy importante también aceptarse a uno mismo y ser capaz de verse con sus cualidades y defectos.
VELÁSQUEZ: Que acepten la guía de un especialista y vean si tienen ganas de cambiar de verdad. A partir de ahí, que estén abiertos al diálogo. Creo que todo el mundo debería hacerse una consulta de relooking al menos una vez en la vida.

TRANSFORMARSE EN CINCO FASES

Una asesora de imagen, llevará a cabo tu proceso de relooking evaluando de formRENUÉVATE CON EL RELOOKING, pag 3, COSMOPOLITAN 257, Mar Cantero Sánchez, a general los distintos aspectos de tu físico y de tu personalidad. Veamos cuáles son:

1. MORFO-SICOLÓGICO: Evalúa tu carácter y forma de ser, para que tu imagen se corresponda con tu personalidad. Se trata de encontrar tu propio estilo.

2. VISAGISMO: Tiene en cuenta la forma de tu rostro (morfología facial), tu color de ojos, y el tono de tu piel, para realizar mejoras a través del maquillaje, el peinado y el color de tu cabello.

3. MORFO-CORPORAL: Estudia la forma de tu cuerpo para encontrar la ropa que te sienta bien y realza tu silueta, ocultando tus defectillos. Te da trucos para sacarte un mayor partido.

4. ANÁLISIS DEL COLOR: Determina cuáles son los colores que mejor te sientan. Esto simplifica la última fase: ir de compras, y te ayuda a conseguir los mejores resultados.

5. PERSONAL SHOPPING: Te lleva a tiendas adecuadas a tu presupuesto y te ayuda a encontrar la ropa que necesitas tener en tu armario para todos los aspectos de tu vida: profesional, personal, ocio, viajes, aficiones, etc.

RENUEVA TU ARMARIO

Cordula y Velásquez nos han dicho las prendas que consideran imprescindibles en un guardarropa. Crea tu fondo de armario:

. VELÁSQUEZ: “Existen cuatro abanicos diferentes de colores donde tenemos que saber situarnos. Es importantísimo conocer cuáles son los buenos colores y combinaciones para nosotros. Un buen foulard que combine con tu tipo de piel, tu color de ojos y el de tu cabello, pues lo que miramos siempre primero en una persona es la cara. Un foulard adecuado para el tipo de estación, hace la diferencia y refleja brillo en el rostro, si tiene buena armonía con el maquillaje.”

. CORDULA: “Hay ciertos básicos que son vitales. Una mujer debe ser capaz de combinar estas piezas esenciales para conseguir verse glamurosa, elegante, o casual.”

RENUÉVATE CON EL RELOOKING, pag 5, COSMOPOLITAN 257, Mar Cantero Sánchez

1. Un pantalón negro liso.
2. Un vaquero azul de forma recta que se adapte a tu cuerpo.
3. Falda negra.
4. Camisa blanca.
5. Vestido negro.
6. Chaleco negro.
7. Una capa (tweed coat)
8. Una blusa suelta y amplia
9. Una chaqueta de cuero y otra vaquera
10. Una gabardina o un trench.
11. Una bufanda grande y larga
12. Unas medias opacas
13. Unas bailarinas cómodas
14. Y unos zapatos de tacón alto

WEBS / BLOGS:

www.deboravelasquez.com Página de Débora Velasquez.
www.cordula-conseil.com/cat/blog Blog de Cristina Cordula.
http://lamiradasibilina.blogspot.com Blog con sugerencias de moda e ideas para el relooking mezclados con consejos de coaching, y con el sentido del humor como denominador común.
http://eldiariodefrankie.blogspot.com Un sitio donde encontrar direcciones de tiendas exclusivas, consejos de moda y estilismo.

LIBROS:

. La guía del relooking (Ed. Larousse), Cristina Cordula.
. ¡Todas las mujeres somos bellas! (Ed. Larousse), Cristina Cordula.

Mar Cantero Sánchez

ACTÚA COMO UNA REINA Y ATRAE A UN REY

ACTÚA COMO UNA REINA Y ATRAE A UN REY

¿De niña leías cuentos de príncipes y princesas? ¿De mayor empezaste a creer que todos acababan convirtiéndose en sapos? Te damos una buena noticia, ¡los príncipes existen! En este artículo te decimos cómo atraer a uno y tener una relación “Real”.

ACTÚA COMO UNA REINA Y ATRAE A TU REY, pag 1, Mar Cantero Sánchez

Zoë Foster, la autora de “Libro de texto del romance/Textbook romance” (Penguin Books), asegura que es posible encontrar a un hombre que sea un rey para ti. Es decir, ese alguien ideal que se ajuste a tus deseos y que cubra tus necesidades como pareja: amigo, compañero, amante, etc. Que sea atento, seguro de sí mismo, generoso, divertido, y sepa hacerte feliz. Y lo que es más importante, que te valore, te respete y te trate de igual a igual, sin pretender que seas de su propiedad, ni tampoco tengas que ir tras él para que te atienda como mereces. Algunas mujeres no exigen ciertas actitudes positivas básicas en un hombre cuando se adentran en una relación, y no lo hacen por un único motivo, no se valoran a sí mismas como deberían y por eso, se conforman, y no se atreven a imaginar al gran hombre que merecen. Si esto te ocurre, tranquila, hay formas de conseguir al hombre con el que te gustaría compartir tu vida. Sólo necesitas tener claro lo que quieres y aprender a recibirlo.

MERECES UN REY
DECÍDELO

Por mucho que desees encontrar al rey que te trate como una reina, no lo encontrarás si continúas malgastando tu tiempo yendo de flor en flor, probando diferentes tipos de sapos. Puedes creer que estos son difíciles de distinguir entre la realeza, pero sabes que no es así. La piel de un sapo se huele a distancia. ¿O es que no sabes cómo es el comportamiento del tipo de hombre que vive en una charca? Lo sabes muy bien. Lo has sufrido muchas veces, porque en el fondo piensas que eso es lo único que mereces. Y mientras tanto, tu “rey” sigue sin aparecer porque tú no dejas espacio para que entre en tu vida. Está bien divertirse, pero no si la diversión se convierte en un sufrimiento continuo. Si sigues permitiendo que las parejas inadecuadas te fastidien la vida, párate a descansar un rato de tanto romance sin fundamento y piensa detenidamente en qué tipo de persona deseas tener a tu lado. Muchas mujeres que son maravillosas, alegres y buenas personas, no encuentran nunca lo que desean porque no creen merecerlo. No dejes que esto te pase a ti. Mereces la mejor pareja del mundo. Decídelo y la tendrás.

PESCANDO A MR. PERFECTO
ESCRIBE CÓMO LO QUIERES

Inteligente, atlético, que sepa tocar la guitarra, que sea equilibrado emocionalmente, sensible, amante de los animales, con éxito, con sentido del humor, y que te lleve el desayuno a la cama. Estas podrían ser algunas de las virtudes del rey de tu imaginación, pero seguramente nunca te has parado a pensar en serio cómo te gustaría que fuera, ¿verdad? Este el momento de hacerlo. Haz una lista con todas las cualidades, virtudes, habilidades y cosas maravillosas que se te ocurran, pensando en cómo sería la persona que las tuviera y en cómo se adecuaría a ti y a tu vida. Por ejemplo, si viajas mucho por trabajo y no es fácil que una pareja lo aguante, añade en tu lista que tenga un horario flexible y sea su propio jefe, para que pueda acompañarte de vez en cuando. Si te gusta gastarte hasta lo que no tienes, no te olvides de poner que no le falte el dinero. Y si eres de las que no perdonan un día de fiesta, asegúrate de escribir que a él le guste salir tanto como a ti, para que no te abandone por ver un partido de fútbol con sus amigos. Este tipo de cosas, pueden parecer sin importancia, sobre todo al principio, pero la tienen y mucho. En ellas se basa prácticamente una relación la mayor parte del tiempo. Tu príncipe no sólo debe ser perfecto para ti, por fuera y por dentro, sino que también su vida, su trabajo y su forma de disfrutar el ocio, deben ir acorde con tu manera de vivir, si no, pronto habrá desencuentros en la relación que acabarán por distanciaros y más adelante, en ruptura.

HORA DE MIRARSE AL ESPEJO
SÉ SINCERA

Es muy fácil y cómodo quejarse, y decir que quieres un príncipe en tu vida. Pero has de saber que los príncipes sólo se casan con un tipo de mujer. ¿Cuál? Las princesas. Es hora de preguntarte a ti misma y ser sincera. ¿Eres y actúas como una princesa? “Tras elaborar el inventario de las cualidades que debe tener tu príncipe perfecto, asegúrate de que tú cumples con los mismos requisitos que has pedido,” dice Foster. Sólo te queda ser coherente contigo misma y comprometerte a dar lo mismo que quieres recibir. Intenta ver cómo eres realmente. ¿Tu actitud está de acuerdo con lo que deseas recibir de él? Quizá buscas a alguien que vaya siempre bien vestido y arreglado, mientras tú te pasas el fin de semana en pijama evitando la ducha. O puede que quieras a alguien que te dé libertad para seguir saliendo con tus amigos, cuando tú eres de las que miran su móvil a escondidas para ver quién le ha llamado. Como diría Foster “estás buscando la versión del Champán francés, con una copa de plástico en la mano” ¿Has oído la frase: “los iguales se atraen”? Pues ponte a pensar en ello porque es una ley universal. Atraes lo mismo que tú transmites. A pesar de tu paisaje emocional y de las circunstancias de tu vida, la manera de atraer al rey que deseas, es esforzándote en ser la mejor versión de ti misma que puedas imaginar. Para encontrar una aguja en un pajar, lo mejor es que uses un imán, ¿no crees? Los reyes se dirigen siempre hacia las mujeres seguras de sí mismas que se sienten como reinas. ¡Sé una de esas mujeres!

 ACTÚA COMO UNA REINA Y ATRAE A TU REY, pag 2, Mar Cantero Sánchez

SUGERENCIAS PARA ATRAER A UN REY:

. Descríbete a ti misma: Tras haber escrito la lista de cualidades de tu príncipe azul, convierte cada una de ellas en tus propias cualidades. Haz que sea tu propia descripción.

. Sé paciente: Ten la seguridad de que llegará si crees en ello. No te comas las uñas mientras esperas, al contrario, disfruta de ese tiempo porque después, cuando tengas pareja, lo echarás de menos.

. Elige: No digas a todo que sí, por si las moscas…Decir sí o no a un nuevo pretendiente, está en tu mano. Ten en cuenta que no todos los zapatos son de tu número.

. Disfruta tu tiempo libre: Dejar espacio en tu vida para él, no significa quedarte en casa aburriéndote. Al contrario, si eres feliz y te diviertes, brillarás lo suficiente para que vea tu luz, aunque estés lejos.

. Cualquier sitio es bueno: No sólo le vas a encontrar en una discoteca o en un restaurante. El amor aparece siempre de improviso y no suele tener gustos exquisitos. Un supermercado o el gimnasio, pueden ser el lugar perfecto para que la vida proponga un encuentro.

. Sé feliz: Los hombres felices se sienten atraídos por mujeres felices. No desesperes y atrapa cada día el momento, sonríe y ríete siempre que puedas. La felicidad recibe siempre más felicidad.

Mar Cantero Sánchez

 

Relaciones en el trabajo: Haz que sean buenas

Relaciones en el trabajo: Haz que sean buenas

http://www.marcanterosanchez.com/wp-content/uploads/2014/08/Relaciones-en-el-trabajo-pag-1-Cosmopolitan-Mar-Cantero-Sánchez-www.marcanterosanchez.com¿Quieres tener buenas relaciones en tu trabajo? Te damos algunas sencillas ideas de lo que puedes hacer para conseguirlo.

Trabajar en un buen ambiente, llevarte bien con tus compañeros o tu jefe/a, es importante porque te permite avanzar y desarrollarte profesionalmente, pero también porque pasas más horas trabajando que en casa, y es mejor que te resulte agradable y ameno. Hablamos con Eva López-Acevedo, coach (www.escuelacoaching.com) y experta en el tema, para conocer a fondo cómo se puede trabajar en un buen ambiente profesional.“Hay que entender a las empresas como redes de relaciones orientadas a coordinar acciones entre personas para obtener resultados positivos. Tus limitaciones para relacionarte cordialmente, no están en el exterior sino en ti misma. Hacerte responsable te da poder para actuar, para dejar de echar balones fuera y no ser una víctima de las circunstancias”, afirma López-Acevedo. Así que, ¡Toma las riendas! Te proponemos algunas pautas para empezar ya.

PARA TENER BUENA RELACIÓN CON TUS COMPAÑEROS:

1. Hazte respetar: Respeta y te harás digna de respeto, pero no olvides poner tus límites. No te van a valorar más por permitir que abusen de tu confianza. “¿Qué tal si muestras otra vara de medirte como profesional, por ejemplo la tarea cumplida o los buenos resultados?”, pregunta López-Acevedo.

2. Comparte: De forma que todos ganen. El principio de ganar/ganar es fundamental en todas tus interacciones y se crea en un ambiente, en el que la estructura se basa en compartir. No puedes alcanzar buenos resultados con un principio de gano/pierdes, recuerda que todos estáis en el mismo barco.

3. Encuentra soluciones: Trabaja conjuntamente con tus compañeros para solucionar los problemas de trabajo. Dice López-Acevedo: “Es primordial comprometerse sin buscar excusas para el no compromiso. No quedarnos fuera haciendo el mínimo esfuerzo, poniendo como excusa que la empresa no nos da lo que queremos o que el equipo no tiene los valores necesarios. Las organizaciones son como las familias, no son perfectas y no siempre cumplen las expectativas de nuestro ideal.” Por eso, ¡hay que unir fuerzas!

3. Di no a los conflictos: Míralos desde otro punto de vista, pues forman parte del aprendizaje y del día a día laboral. Mantente al margen, si surge un conflicto entre compañeros. No tomes parte por quien te caiga mejor y aléjate de los malos rollos.

4. Evita los chismorreos: No hables de nadie, ni bien ni mal. Cualquier cosa que digas, puede ser utilizada después en tu contra y es mejor no alimentar los “dimes y diretes.”

5. Nada de coqueteos o de intimar demasiado: Aunque te caiga mejor, no hagas piña con un compañero más que con los otros, para no despertar celos. Tampoco con tu jefe, para que no te acusen de “pelota”.

6. No te quejes por detrás: Habla las cosas en su momento. Las quejas posteriores a las diferencias de opiniones, crean conflictos mayores que los que las provocaron y alguien puede sentirse herido.

7. Adiós a los malos hábitos: ¡Olvida el manos libres! Los demás también necesitan sentirse cómodos, igual que tú. Y si alguien tiene un hábito que te molesta, pídele con educación si puede hacer algo para evitarlo o moderarlo.

PARA TENER BUENA RELACIÓN CON TU JEFE:

1.RespRelaciones en el trabajo, pag 2, Cosmopolitan, Mar Cantero Sánchez, www.marcanterosanchez.cometa las diferencias: No puedes tratar a tu jefe del mismo modo que a tus compañeros, aunque haya confianza. Es a él/ella, a quien debes rendir cuentas y es aconsejable mantener cierta distancia.

2. Hazte digna de confianza: López-Acevedo dice que “Para que tu jefe/a confíe, tiene que identificar en ti, tres asepctos clave: Que seas competente (demostrando tu buen hacer); que seas confiable (cumpliendo tus promesas y compromisos); y que seas sincera (es mejor decir “no sé”, antes de malograr el resultado de un trabajo por aparentar saberlo todo.)” ¡Sé tú misma!

3. Mantén a raya las emociones: Porque te pueden jugar una mala pasada. Todos tenemos bajones, pero recuerda que no estás en casa con tu familia ni con tus amigos. El trabajo es otra cosa. Maneja tus emociones de forma adulta y responsable.

4. Sé dispuesta: Los perezosos no están bien vistos en el trabajo. Si quieres ser eficiente, di sí a los nuevos retos que te planteen. ¡Te sorprendereás de ti misma! Pero cuidado, no todo vale. No aceptes quedarte hasta las diez de la noche todos los días. “Negociar a tiempo nuevas condiciones de un compromiso que has adquirido, refuerza en los demás su percepción de ti como profesional”, dice López-Acevedo.

5. Ten la mente abierta: Ceder es necesario a veces para encontrar un objetivo común. No tomes una postura radical y cerrada pues siempre puedes aprender de otros. López-Acevedo asegura:“Defiende tus acciones siendo flexible, haciendo saber que rechazas la confrontación y que prefieres claudicar, antes que ponerte en evidencia con una idea contraria.”

6. Di “NO” si es necesario: “Crees que las personas que dicen siempre sí son más aceptadas, buscadas y reconocidas en el trabajo, pero no es cierto. Cuando dices no y das una explicación, no te estás desentendiendo sino atendiendo otras prioridades, y das una imagen de asertividad y compromiso,” dice López-Acevedo. Si dices No a tiempo, demostrarás que tienes las cosas muy claras.

6 REGLAS PARA EMPEZAR CON BUEN PIE:

En tu primer día, puedes empezar a crear un buen ambiente de trabajo, siguiendo estas pautas de comportamiento.

1. Sé amable y educada: La primera impresión es casi el 90%. Una persona que se exprese y actúe con educación, siempre cae bien.

2. Vístete adecuadamente: Según el lugar y el tipo de trabajo. Deja los vestidos demasiado ceñidos para la noche del viernes. Ponte guapa pero sobre todo cómoda, pues vas a estar todo el día con la misma ropa.

3. Sé autentica: A la gente le cae mejor una persona que se muestre tal y como es. Ser auténtica y actuar con coherencia entre lo que dices y lo que haces, puede hacerte ganar muchos puntos.

4. Escucha primero: Dejar hablar, respetar los turnos, permitir que cada uno diga su postura, etc., no es común pero está muy valorado. Además, escuchando se aprende mucho. Habla sólo cuando tengas algo que decir.

5. No intentes destacar: Ten paciencia, no te empeñes en ser visible nada más llegar, ni tampoco intentes hacer cambios o saltarte las reglas. Las cosas están bien como están, ya llegará tu momento de demostrar lo que sabes y aportar tus ideas.

6. Sé sincera pero con cuidado: Según López-Acebedo, “las personas apreciamos la sinceridad, pero a veces pecamos de “sincericidas”, hacemos juicios como si la nuestra fuera la verdad absoluta y los que opinan diferente, no tuvieran razón. Más que “lo que dices”, duele “cómo lo dices”. Recuerda la frase que dice: “La verdad duele”.

Relaciones en el trabajo, pag 3, Cosmopolitan, Mar Cantero Sánchez, www.marcanterosanchez.comLa situación: ¿Qué hacer ante el mobbing laboral?

A mis compañeros no les caigo bien, dice Andrea (26 años). Me lo hacen notar en muchas ocasiones. Se meten conmigo directamente o me hacen reproches disfrazados de críticas constructivas, pero que resultan ser muy negativas. Intento no provocarles, ni darles oportunidad para que me critiquen, pero no necesitan demasiado para ponerse en mi contra. Me siento sola. ¡No sé qué hacer!

La solución: Hablando se entiende la gente. “Conversaciones no mantenidas, acuerdos incumplidos, etc., son el principal combustible del “mobbing” o acoso moral en el trabajo. Si te encuentras atrapada, puedes hacer lo primero que se te pase por la cabeza, comprometiendo tus valores y arriesgando tu integridad. El mejor consejo es hablar. Pon las cartas sobre la mesa y negocia”, Eva López-Acebedo.

Libros:
. “No es lo mismo” (Ed.LID), Silvia Güarneri y Miriam Ortiz de Zárate
. “Sólo para mujeres en el trabajo”, Shaunti Feldman
. “Sushi para principiantes” (Ed. Plaza y Janés), Marian Keyes
. “Liderazgo sin límites” (Ed.Paidós), de Ronald A. Heifetz
. “El factor masculino”, Shaunti Feldman

Cine:
. “Armas de mujer” (Working girl-1988-Mike Nichols)
. “En buena compañía” (In good company-2004-Chris Weitz)

Relaciones en el trabajo, pag 4, Cosmopolitan, Mar Cantero Sánchez, www.marcanterosanchez.com Hombres en el trabajo. ¿Crees que te entienden?

El libro “El factor masculino”, de la experta en comunicaciones Shaunti Feldman, es el fruto de siete años de investigación tras haber entrevistado a 3000 hombres. La conclusión a este trabajo, es el descubrimiento de que existe una competencia en los hombres, que las mujeres suelen desconocer o pasar por alto. Feldman muestra cómo ven los hombres a las mujeres realmente en su lugar de trabajo y cómo reaccionan ante ellas en las situaciones laborales más comunes.“Los hombres tienen percepciones erróneas y creencias secretas sobre las mujeres, que pueden dar lugar a confusiones o malas interpretaciones”, dice Feldman. Existen ciertas reglas no escritas. Es bueno que las conozcas, para que tus palabras y acciones no sean malinterpretadas ni provoquen frustraciones o más obstáculos de los deseados. Saber lo que está pasando por su cabeza, puede ayudarte y verás, cómo con unos pequeños ajustes (que cualquier mujer puede hacer) puedes igualar las condiciones y evitar equívocos. Aquí tienes algunos ejemplos:

. Pides el día libre porque tienes que hacerte una revisión ginecológica.

Ellos piensan: Las mujeres no saben separar su vida personal de la profesional.
A los hombres no les gusta tratar temas femeninos ni íntimos en el trabajo. Pide tu día libre pero no entres en detalles.

. Coordinas una reunión de trabajo y pides a un compañero que te comunique sus progresos para estar informada.

El piensa: ¡Me está poniendo en evidencia delante de todos!
El ego masculino está estrechamente unido a los resultados en su rendimiento laboral, por ello, no soportan escuchar nada que les suene a desafío.

. Haces un breve comentario a tu compañera sobre el fin de semana.
Ellos piensan: ¡Ya están cotilleando!
En la oficina, muy pocos hombres suelen hablar de algo más que de trabajo. Si tú lo haces, pensarán que estás perdiendo el tiempo y que no tienes ganas de trabajar.

. Defiendes en voz alta tu opinión en una reunión de trabajo.
Ellos piensan: ¿Es que no puede controlar sus hormonas?
La demostración de tus emociones, incluso si son positivas, puede dar lugar a confusiones porque a los hombres les cuesta entender que la razón y la emoción, puedan ir juntas y obtener buenos resultados.

. Esperas a que tu jefe termine de hablar, para hacerle una pregunta profesional.
El piensa: ¡Me está poniendo entre la espada y la pared!
Tú lo haces con la intención de aprender de él, pero tienes que saber que la mayoría de los hombres necesitan su tiempo para responder a una pregunta.

Mar Cantero Sánchez