¿Cumples… o descumples?

¿Cumples… o descumples?

Revista Objetivo Bienestar Nº 6

¿Te molesta cumplir años? A veces, nos cuesta admitir que el tiempo no corre, vuela. Pero no te preocupes, es posible aceptar positivamente el paso de los años y llegar al día de tu aniversario como cuando eras un niña: con ilusión. Te damos los primeros pasos de todo un coaching antiaging.

Todos conocemos a alguien a quien le cuesta una barbaridad admitir que es su cumpleaños, o bien, oculta o miente sobre su edad. Está bien, se lo perdonamos, porque todos tememos que el tiempo transcurra, con las consecuencias que esto conlleva: cambios físicos, psicológicos, emocionales, cambios en la perspectiva que tenemos sobre las cosas, puede que también cambios laborales, e incluso familiares o personales. Entonces, ¿no será que lo que nos asusta son los cambios? Tampoco nueObjetivo Bienestar Nº 6, Cumples o descumples, portada, Mar Cantero Sánchezstro entorno ayuda demasiado, en una sociedad como la nuestra, muy focalizada en la juventud, cumplir años puede resultar un suplicio. Según Anna Freixas Farré, doctora en psicología y autora de “Tan frescas (Paidós)” nos asustamos ante la idea de envejecer “porque vivimos en una sociedad en la que prima la juventud como único valor en las personas y terminamos por creérnoslo. No nos damos cuenta de que cumplir años es una enorme suerte, ¡que lo malo es quedarse por el camino a los 35!”

CULTO A LA JUVENTUD

Hoy día, parece que todos pretendemos encontrar el elixir de la eterna juventud. En los medios, en las redes sociales, en el cine, en la cosmética, la moda, la medicina, etc., vemos como si esa etapa de la vida fuese la única válida socialmente. Esto provoca un rechazo social hacia la gente madura y, sobre todo, hacia la idea de envejecer. Es verdad que todos nos sentimos más jóvenes de lo que somos en realidad y que cuanto más años pasan, más rápido nos parece que pasa también el tiempo. El biólogo estadounidense Robert B. Sothern ha pasado 45 años chequeando si él mismo experimenta un efecto similar a medida que envejece. Cinco veces al día registra su temperatura, presión arterial, frecuencia cardíaca y la estimación del paso de un minuto. Su autoestudio nos dice algo extraordinario. Con el paso de los años, la estimación del tiempo se hace menos precisa y gradualmente se acelera. Pero no siempre es así, muchas personas admiten con serenidad y alegría los diferentes ciclos de la vida, dando a cada uno, el valor que merecen. Esto no quiere decir que no puedas ser joven eternamente en tu interior. Siempre se ha dicho que la juventud está en el espíritu, esta es una forma poética de decir que es joven quien se siente joven y acepta, con tranquilidad e ilusión, el paso del tiempo. Según Freixas, “interiorizar un modelo social de desprecio a lo que no es joven es lo habitual cuando la presión social es tan potente. Para sobrevivir a ella se requiere una buena dosis de sentido crítico que nos permita cuestionar un modelo perverso de belleza jovial que es inalcanzable, que nos aliena, nos enferma y además nos arruina.”

MIEDO AL CAMBIO

Otro de los temores que nos provoca el cumplir años son los cambios que pensamos que van a producirse en todos los sentidos: cuerpo, salud, vida profesional y personal, etc. Pero nadie puede escapar de los cambios de la vida, ni siquiera en la infancia o en la juventud, por ello, es mejor no confundir este temor pensando que los cambios solo ocurren cuando el tiempo pasa, ya que todos, tengamos la edad que tengamos, estamos constantemente expuestos al cambio. Y como dice Freixas “los cambios son inherentes a la vida misma. Lo que deberíamos temer es lo seguro, la rutina, lo esperable. El cambio es la oportunidad de creatividad, de acción, de ruptura de situaciones asfixiantes. El cambio que se produce en el desarrollo vital no es el camino hacia la catástrofe, es la evolución y, por lo tanto, en cada momento de nuestra vida vivimos lo que el cuerpo y el espíritu están en disposición de disfrutar. A los veinte, cuerpo y sexualidad de esa edad; a los sesenta y cinco, cuerpo y sexualidad de sesenta y cinco. ¿Mejor o peor? No pondría la mano en el fuego. La clave es la capacidad de tomar las riendas de la propia vida, disfrutar en cada momento de lo que se dispone y buscar nuevas experiencias, poniendo la libertad personal en el centro de nuestra vida.” La clave para adaptarse al cambio sin que resulte traumático es haber aprendido a salir de tu zona de confort. Esto suele significar la aceptación de los cambios que se suceden en tu vida, de una forma positiva.

VIVE A TU RITMO

La sociedad suele marcar un tiempo para cada fase de nuestra vida. La infancia, la adolescencia y una pequeña parte de la juventud son,Objetivo Bienestar Nº 6, Cumples o descumples, pag 1, Mar Cantero Sánchez, generalmente, los períodos de nuestra vida en los que nos dedicamos al aprendizaje. Sin embargo, como revela la neuróloga italiana Rita Levi Montalcini, Premio Nobel de medicina en el 82 y que murión con ciento tres años, aseguraba que algunas materias académicas se aprenden más fácilmente cuando hemos alcanzado los 30 años, puesto que el sistema nervioso y celular del cerebro sigue regenerándose si le damos con qué hacerlo. La edad no es la causa de que nos sea más complicado aprender, sino el mismo hecho de dejar de hacerlo es lo que hace que nos resulte más difícil cuanta más edad tenemos. Cuando nos hacemos mayores, el ritmo de vida social nos lleva a emparejarnos y formar una familia. Encontrar un trabajo fijo, comprar una casa y tener hijos, son pasos tan marcados en nuestra sociedad que a veces se mira con extrañeza a la persona que no los cumple a rajatabla, al llegar a la edad adulta. Pero no todos somos iguales ni queremos las mismas cosas. Para algunos, la idea de tener un trabajo fijo puede limitar el dedicarse a una vocación tardía, o puede evitar trabajar en lo que realmente le gusta. Por todo ello, si sientes que no has hecho las cosas al mismo tiempo que los demás, quizá sea porque tienes un ritmo interno e individual muy marcado, que necesita expresarse por su cuenta. La psicóloga clínica Patricia Maguet Levy recomienda “olvidarse de lo que la gente cree que deberías haber hecho a tu edad. No todos vamos al mismo ritmo, unos tardamos más encontrar la pareja de nuestros sueños, en tener un hogar dulce hogar o en encontrar nuestro trabajo ideal, pero no significa que seas ni mejor ni peor que nadie.”

AMOR Y SEXUALIDAD

Existe la idea errónea de que, con el paso del tiempo, el amor deja de ser como antes y la pasión desparece, no solo en parejas que lleven mucho tiempo juntas, sino en todas las personas por el hecho de hacerse mayores. Esta idea se completa con la creencia de que la práctica de la sexualidad, con el paso de las décadas, se va convirtiendo en algo casual que ocurre solo de vez en cuando y casi como un milagro. Sobre todo en las mujeres, el miedo a perder el deseo sexual a partir de la menopausia, les hace temer que llegue ese momento. Y también existen los prejuicios en cuanto a las relaciones, como que se acepte que el hombre tenga una pareja mucho menor que él, pero no se acepte de la misma forma que sea la mujer la que tenga más años; o prejuicios en parejas del mismo sexo; etc. Todo esto hace un daño social mucho mayor de lo que sabemos. Pero el pensamiento de que la actividad sexual disminuye con la edad no está solamente en la mente de la gente joven, sino en personas de todas las edades. Nada más lejos de la verdad. En el afamado informe Kinsey, que se hizo entrevistando a más de veinte mil hombres y mujeres de todas las edades, se reveló que la sexualidad era tan común en el joven como en la persona madura. Ni el paso del tiempo ni los cambios que se producen en nuestro cuerpo, provocan que la práctica de la sexualidad desaparezca, al contrario, la madurez garantiza una mejor expresión y disfrute del sexo. Y la desaparición de las preocupaciones que afectan a la juventud (como el temor al embarazo o a enfermedades de tipo sexual), del estrés, y de la inestabilidad emocional, también son grandes aliados de un sexo sano y en libertad.

SATISFACCIÓN VITAL

En su libro “Tan frescas”, Freixas explica que “la satisfacción vital es la evaluación subjetiva que las personas hacemos de nuestra vida. Muchas Objetivo Bienestar Nº 6, Cumples o descumples, pag 2, Mar Cantero Sánchezveces no se ajusta a lo que los datos objetivos pudieran llevarnos a suponer. Para sentir una buena satisfacción vital necesitamos dos elementos fundamentales: el sentimiento de que controlamos nuestra vida, que podemos tomar decisiones y enderezar lo que se va torciendo a nuestro paso, y el sentimiento de felicidad, de disponer de vínculos afectivos que nos dan seguridad y la confianza necesaria para vivir con otras personas y relacionarnos sin ira.” Pero a veces podemos sentir que nuestra vida no ha sido exactamente como la habíamos imaginado de niños, o bien, ha habido impedimentos o barreras que no hemos podido superar y es entonces cuando mirar atrás se convierte en algo incómodo que nos hace infelices. Las asignaturas pendientes pueden verse como un lastre que impide la felicidad, pero no tiene por qué ser así. “También puedes verlas como una oportunidad para llevar a cabo aquello que no se ha podido hasta el momento. En un momento determinado del camino de la vida evaluamos nuestra trayectoria y nos damos cuenta de que hemos pospuesto la satisfacción de determinados asuntos. Puede ser este el momento de ponerse manos a la obra e iniciar nuevos caminos”, afirma Freixas.

NO TE RESISTAS

“Resistirse a cumplir años es una de las tonterías más grandes que podemos hacer y uno de los empeños más inútiles. Los años se cumplen quieras o no. Así que mejor tratar de aceptar y congratularnos de que vivimos muchos años y que esto, como he dicho antes, es una enorme suerte, un don que debemos tratar con respeto”, dice Freixas.

DI LO QUE QUIERES

“No esperes que los demás adivinen lo que te apetece hacer en este día especial. Pide por tu boquita, ¿quieres una celebración íntima?, ¿quieres una superfiesta?, ¿odias las sorpresas? Dicen que la telepatía existe pero a la mayor parte de los humanos se nos escapa así que explica con pelos y señales lo que esperas de tu pareja, de tus amigos o de tu familia por tu cumpleaños y ¡verás qué éxito!”, afirma Maguet.

CELÉBRALO

“No importa cuántos años cumplas, olvídate del número y celebra este día con las personas que más quieres. No te olvides de soplar las velas, asegúrate de tener un pastel especial para ti y ¡a brindar! Vida solo tenemos una, vive cada día como si fuera el último y disfruta de cada nuevo año como un regalo de 365 oportunidades que se abren ante ti”, asegura Maguet.

VIVE LA EDAD QUE TIENES AHORA

“Lo importante es cumplir años con dignidad, respetando nuestro cuerpo y nuestra mente; disfrutar lo que la vida en cada momento pone a nuestro alcance, con humor, riéndonos un poco de nuestros defectos y sacando lo mejor de nosotras mismas suele ser una buena receta para el día a día satisfactorio”, aconseja Freixas.

Trucos para un cumpleaños feliz

A LOS 30
Tu vida es un folio en blanco

Como dice Maguet, “a los treinta años, tienes todas las Objetivo Bienestar Nº 6, Cumples o descumples, pag 3, Mar Cantero Sánchez, puertas abiertas, muchas posibilidades y oportunidades que se abren ante ti. Quizás ya has formado tu propia familia o quizás estás aún libre de responsabilidades familiares pero sea como sea, el mundo está a tus pies. No eres tan joven como para no saber lo que quieres ni tan mayor como para pensar que hay cosas que ya no volverán. Aprovecha los 30 para seguir soñando y luchando por la vida que te gustaría tener.

A LOS 40
La madurez te hace sabia

“A los cuarenta seguro que ya te ha pasado que un niño te ceda su asiento en el autobús, ¿pero qué se ha creído? Te sientes joven porque aún lo eres pero seguro que no llevas la misma vida que a los veinte y esto se nota. Te conoces bien, sabes lo que quieres y lo más importante de todo, sabes lo que no quieres”, Maguet.

A LOS 50
Más experimentada que nunca

“Seguro que has oído hablar de la crisis de los 50, ¿no? Ahora que ya has llegado, ¿qué te parece? Seguro que te ves y te sientes más joven de lo que te pensabas. Es posible que hayas notado cambios en tu cuerpo que te avisan de que hay que empezar a cuidarse pero estás en plena forma y aún con energía para empezar proyectos nuevos. ¿Ya has pensado en todo lo que quieres conseguir en esta década que acabas de empezar?”, pregunta Maguet.

A LOS 60
¡Llegó tu libertad!

Maguet te recomienda pensar en esto: “Se acerca el fin de tu vida laboral, ¿quién te iba a decir que estarías tan cerca de la jubilación? No te preocupes si sientes un poco de vértigo, estás cerca de empezar una nueva etapa en la que habrá muchos momentos en los que te encontrarás con situaciones que no habías vivido. Quizás ya tienes nietos o quizás pronto llegarán. ¿Ya tienes claro qué vas a hacer con tanto tiempo libre?”.

A LOS 70
Viviendo cada instante

http://www.marcanterosanchez.com/wp-content/uploads/2015/01/Objetivo-Bienestar-Nº-6-Cumples-o-descumples-pag-4-Mar-Cantero-Sánchez-www.marcanterosanchez.com-640x480.jpgEn líneas generales, durante la década de los sesenta años a los setenta, las personas suelen protagonizar un estado de salud óptimo, pues se suele llevar una vida más sana y tranquila, alejada de adicciones o excesos de ningún tipo.

A LOS 80
Haz balance mientras disfrutas la vida

La esperanza de vida a partir de los ochenta años e incluso tras haber pasado de los noventa, es cada vez más amplia. Estamos más sanos y nos cuidamos más, pero si además, vivimos más felices, la vida se puede alargar considerablemente.

Mar Cantero Sánchez

“La vida es fácil” en Objetivo Bienestar (Planeta)

“La vida es fácil” en Objetivo Bienestar (Planeta)

¿Te sientes estresada y agobiada? ¿Quieres vivir intensamente y con plenitud? La vida no es fácil pero, a veces, nosotros nos la complicamos más o dejamos que otros nos la compliquen. Averigua cómo puedes simplificar tu vida para disfrutarla al máximo y ser más feliz.

“Imagina que al intentar abrir una puerta, te das cuenta de que has echado un montón de cerrojos, a cuál más fuerte y seguro.” Así comienza “La vida es fácil si sabes simplificar (Zenith)”. La puerta de la que hablo en el libro, es tu vida y los cerrojos son tus juicios, prejuicios, creencias, miedos, dudas, inseguridades, y también los malentendidos, conflictos internos y externos, y luchas sin sentido, a los que solemos dar tanta importancia que terminamos dejándonos llevar por ellos y por la inercia del estrés que nos provocan. Es esa “mochila emocional” que todos acarreamos y que deberíamos soltar para poder elevarnos y evolucionar como personas, y soObjetivo-bienestar-portada-nº-2-Simplifica-tu-vida-Mar-Cantero-Sánchezbre todo, para caminar hacia donde deseamos, sin dejarnos desviar por lo que no nos conviene ni nos sirve de nada en nuestra vida. No existe un manual de instrucciones para vivir y nadie nos ha enseñado cómo hacer que la vida nos resulte más fácil. Pero, tras haber sido testigo de la dificultad de muchas personas para vivir la vida en plenitud, me he dado cuenta que, en la mayoría de los casos, la vida podría simplificarse hasta convertirse en algo sencillo que seamos capaces de disfrutar con mayor intensidad. ¿Cómo? Aligerando tu mochila emocional para quedarte con lo imprescindible.

 

POR QUÉ TE COMPLICAS

 

Pero, ¿por qué nos complicamos la vida? El ser humano es complicado y nuestro subconsciente también. “El subconsciente recibe lo exterior y las sensaciones interiores que provoca, al mismo tiempo, y lo cree, lo hace suyo sin preguntarse si esta forma de asumir los hechos, nos acarreará problemas en el futuro”, La vida es fácil. Casi siempre damos por buena una creencia errónea, que asumimos de forma completamente inconsciente: Si nuestra vida no es complicada, es porque no somos importantes. Confundimos la idea de una vida intensa con una vida difícil. Pero esto es un error. Lo que ocurre es que algunas personas están tan acostumbradas a tener problemas y conflictos con los demás que, si no los tienen, sienten como si su existencia perdiera su razón de ser, incluso su utilidad. “Y el resultado de este pensamiento es dar por hecho que vivir con hostilidades y discrepancias constantes es lo normal”, La vida es fácil.
Sin embargo, cuando empiezas a simplificar tu vida, comprendes que es precisamente lo contrario. Cuando la vida te resulta fácil, cuando empiezas a simplificar tu vida, es cuando adquiere mayor intensidad y vivir se convierte en una experiencia intensa, interesante, maravillosa y satisfactoria. ¿Te cuesta alcanzar las metas que te propones? Todos tenemos objetivos que queremos cumplir pero la mayoría de las personas no llegan ni a dar el primer paso. Seguramente has escuchado el término “procrastinar”. Ocurre cuando queremos hacer algo pero le damos tantas largas que nunca nos ponemos a ello. ¿Por qué? Por varias razones que están ocultas en un rincón de tu mente, que necesita de tu visita de vez en cuando: Miedo al cambio, al éxito, al fracaso, perfeccionismo excesivo, pereza, y si quieres, puedes continuar tú misma tu propia lista de ideas saboteadoras. ¿Te suena? Seguro que sí, pero no desesperes, hay una forma de alcanzar los objetivos y es: Dejar de auto sabotearte. Quizá crees que no lo haces, pero la mayoría lo hacemos en algún momento, aunque no nos demos cuenta. “El subconsciente es la parte de nosotros que no necesita de nuestra voluntad para manifestarse.” Si tiendes a ponerte las cosas difíciles, a levantar más obstáculos de los que ya existen en tu camino, o te dices cosas como: No puedo; quizá más adelante; ahora no me apetece; cuando haya hecho esto otro; etc., ahí está, eso es auto sabotaje. Y una vez que has descubierto que te saboteas a ti misma, es fácil dejar de hacerlo. Tan sólo tienes que corregir esos pensamientos por otros más positivos que digan lo contrario: Sí puedo; este es un buen momento; ahora es cuando quiero hacerlo; etc. Verás que no es tan difícil y los resultados rápidos y positivos te sorprenderán.

 

ELIGE LO QUE ES IMPORTANTE PARA TI

 

¿Si no quieres algo en tu vida, por qué le prestas tanta atención? Es una pregunta que todos deberíamos hacernos en algún momento, porque en la respuesta está la clave para cambiar y mejorar nuestra vida. Si te sientes mal porque has vivido una situación que no te gusta en absoluto; si estás dolida porque alguien se ha portado mal contigo y guardas rencor; si sientes temor a que algo negativo te ocurra en el futuro; si tienes dudas sobre si, lo que has hecho, te va a costar un disgusto; etc., estás prestando tu máxima atención precisamente a todo lo que no quieres que esté en tu vida. Y el hecho de atender a lo que no quieObjetivo bienestar, pag 1, nº 2, Simplifica tu vida, Mar Cantero Sánchezres, hace que atraigas más situaciones que no deseas. “Cuando riegas una planta, consigues que crezca y florezca, pero si dejas de regarla y te olvidas de ella, empieza a morirse. Con todas las demás cosas ocurre lo mismo: aquello a lo que le prestas atención, crece porque le das tu energía. Mientras que, si no atiendes a algo, termina por desaparecer”, La vida es fácil.

 

NO ENTRES EN GUERRAS AJENAS

 

“Cuando no podemos dejar de pensar en algo que nos deprime, tendemos a adentrarnos más aún en la desesperación y es como si nos metiéramos en arenas movedizas que nos tragan poco a poco, cuando lo que debemos hacer es todo lo contrario, salir de ellas”, La vida es fácil. Cuando alguien te viene con la idea de provocar un conflicto, ¿te paras a pensar en si ese conflicto es conveniente para ti? Me refiero a si tiene que ver realmente con el camino que deseas recorrer en la vida. ¿Qué provocará en tu día a día, o en tu futuro más inmediato, el hecho de aceptar un conflicto o problema que han provocado otros? No siempre todo tiene que ver contigo, e incluso si es así, ¿estás segura de querer permitir que se convierta en algo mucho más grande e importante de lo que es en realidad? Las guerras ajenas te sacan de tu camino y sólo consiguen que te retrases a la hora de llegar a tu destino. Piensa en ello y después, decide si realmente te conviene continuar o por el contrario, no debes darle más importancia y seguir mirando hacia delante. Tú decides.

Algunas ideas para simplificar tu vida y disfrutarla al máximo

VALÓRATE COMO MERECES
Deja de verte a ti misma a través de los ojos de los demás

Usa tu propia mirada y tu capacidad de observación para valorarte como mereces. No siempre los demás tienes razón, al contrario, suelen equivocarse la mayoría de las veces. Además, nadie te conoce mejor que tú misma. Piensa que, lo que otros opinen de ti, depende directamente de la visión que tú tienes sobre ti misma. Si tienes una opinión positiva sobre ti, tu trabajo, tus relaciones, y tu vida en general, los otros también lo verán y todo en tu vida será mucho más fácil. Y el hecho de valorarte positivamente, mejora considerablemente tu actitud, que también será mucho más positiva, asertiva, confiada, y feliz. ¿Lo habías pensado?
NO REACCIONES, ACTÚA
Que no sean los demás, los que digan cómo tienes que actuar

¿Tu comportamiento diario depende de los otros? Eso ocurre cuando dejamos que lo que otros hagan, nos afecte hasta el punto de que nuestras acciones dejan de serlo para convertirse en reacciones. Pero reaccionar y actuar no son lo mismo. Cuando reaccionas estás respondiendo a una actuación de otro, con tus emociones en absoluto descontrol y accediendo a entrar en el juego de esa persona, sea o no, conveniente para ti. Pero cuando actúas todo es completamente distinto, pues lo haces desde ti misma, gestionando bien tus emociones, sin que lo que hayan hObjetivo bienestar, pag 3, nº 2, Simplifica tu vida, Mar Cantero Sánchezecho otros influya de forma que pueda cambiar tu opinión o tu forma de pensar sobre las cosas. Actuar significa no dejar de ser tú misma, a pesar de que los demás intenten ponerlo todo patas arriba. Significa que eres libre para decidir lo que quieres pensar y decir en cada momento, e incluso para cambiar de opinión si lo necesitas.
CONFÍA EN TUS SUEÑOS
Soñar es la base de tu vida

“Soñar es realmente importante e imprescindible en la vida de cualquiera. Las personas que han perdido la capacidad de soñar no se sienten felices, salvo si son capaces de aceptar lo que les traiga la vida sin pedir nada más. Pero incluso así, soñar con algo que aún no ha llegado a formar parte de nuestro presente nos anima a caminar hacia delante, a entender que la vida puede ser tal como nosotros la planeamos en nuestra mente y en nuestro corazón”, La vida es fácil. Sueña, porque los sueños son el suelo sobre el que construyes tu realidad día a día. Si escuchas a alguien decir que soñar es inútil, no le hagas caso. Soñar es tu forma de decirle a la vida lo que deseas que haya en ella y los sueños son el lenguaje en el que la vida te entiende. ¿Hablas su idioma?
ATRÉVETE A INTENTARLO
¿Conoces el gran poder de la intención?

A veces creas una realidad negativa sobre tus capacidades, limitaciones, carencias e impedimentos, y te cuesta salir de ahí porque tienes miedo a intentar las cosas. Esto es porque estás permitiendo que sea el ego quien dirija la situación, ejerciendo un control sobre ti. El premio Nobel de Economía, John Forbes Nash, solía decir: Con cada nuevo intento, me acerco más al éxito. Es cierto, cada vez que intentas algo ejerces un poder mucho mayor que si no lo intentas, porque la intención es el paso inmediatamente anterior al éxito. Ten en cuenta algo importante: Lo que tú puedes ver ahora como un fracaso, en realidad es tan sólo un intento que tiene más valor y poder del que imaginas.

EL PODER DE TUS PALABRAS
No siempre decimos lo que queremos expresar

A veces es difícil hacerse entender por los demás porque, cuando hablamos, no solemos pensar antes en lo que pretendemos conseguir. Si lo que quieres es que los demás te entiendan, la clave está en decir, lo que realmente quieres comunicar. Nuestras palabras son como nuestro carnet de identidad ante quienes nos escuchan. Cuando conoces a alguien por primera vez, tus palabras son lo segundo que recibirá de ti, después del aspecto físico. Son lo que podemos llamar la segunda impresión, puesto que la primera es más visual. Somos lo que decimos. Tus palabras y expresiones son un reflejo de ti mismo, de lo que piensas, de lo que sientes y de cómo te relacionas directamente con tus semejantes.

 

VIVE A TU PROPIO RITMO
No corras tras los demás, camina hacia delante

¿Te sientes agobiada a veces, como si todo corriera a tu alrededor y no pudieras llegar a tiempo? Esto pasa al intentar alcanzar el ritmo de los demás y olvidarnos del propio. Intentar seguir el ritmo que marObjetivo bienestar, pag 4, nº 2, Simplifica tu vida, Mar Cantero Sánchezca la sociedad, el trabajo, o las personas de alrededor, es una forma realmente eficaz de complicarte la vida. El cuerpo humano tiene un auténtico reloj interno llamado ritmo circadiano. Tenerlo en cuenta, es necesario para evitar muchos de los problemas que pueden surgir, si no cuentas con ello. Y aunque creas que seguir tu ritmo es imposible, pues te debes a unos horarios, no es así. En el libro doy las claves para que puedas vivir en esta sociedad sin perder el ritmo de tu reloj interno ni un segundo.
VIVE LA MAGIA DE TU VIDA
Las señales de la vida te muestran el camino a seguir

Si eres de los que creen que la vida ocurre sin más y que las cosas que te suceden no traen ningún mensaje que aprender, es difícil que hayas visto las señales de tu vida. Sin embargo, puedes empezar a verlas haciendo un sencillo gesto: observar. No es necesario que te vuelvas creyente con respecto a lo causal, sólo que abras tus ojos. Una palabra en labios de otro; un libro abierto por una página específica; un encuentro inesperado; etc. Las señales se encuentran en todas partes para las personas que observan. Convertirte en observador de lo que ocurre en tu vida y alrededor de ella, es lo único que necesitas para encontrar esos signos que te orientan y te guían en el camino que has de recorrer.

SIMPLIFICAR TU VIDA = EVOLUCIONAR

. El estrés complica mucho la vida. Todos tenemos poco tiempo y demasiado en lo que ocuparnos, pero cuando estamos inmersos en el trabajo, en la familia, o en otras cosas y nos dejamos arrastrar por ellas, nos olvidamos de lo importantes que somos y de lo primordial que es ocuparnos de nosotros mismos.

. Tu desarrollo persObjetivo bienestar, pag 5, nº 2, Simplifica tu vida, Mar Cantero Sánchezonal es algo primordial si quieres ir deslizándote por la vida, en lugar de sentir que vas subiendo una empinada cuesta. Seguro que te suena la famosa frase de la época hippy: Evolucionar o morir. No hay que ser tan drásticos, pero a veces, es fácil olvidarte de ti misma porque estás demasiado ocupada.

. ¿Sufres y permites cosas que te llenan de frustración y miedo? En esos momentos, sientes que has perdido la conexión contigo mismo y esto se traduce en una serie de síntomas desagradables que te crean desconcierto. No captar estas señales sutiles te lleva a la triste realidad de una vida que te hace infeliz.

. ¿Demasiado ocupada con el trabajo, las relaciones personales y tus proyectos? ¿No te gusta cómo reaccionan los demás cuando te ocupas de ti misma? ¿Te crees egoísta? Tu desarrollo debe estar por delante de las obligaciones. Pues sin ese desarrollo individual, eres como un barco a la deriva. Tu proyecto más importante eres tú.

 

Libro: La vida es fácil si sabes simplificarYolanda y La vida es fácil, Mar Cantero Sánchez, ZenithPlaneta
Editorial: Zenith-Grupo Planeta
Autora: Mar Cantero Sánchez

Mar Cantero Sánchez nos propone múltiples consejos, cuestionarios y ejercicios para que de forma práctica podamos descubrir cómo lograr una vida más sencilla sin renunciar a nuestros sueños. Con prólogo de Joaquín Lorente, uno de los mejores publicistas del mundo y paradigma de la evolución de la creatividad y la comunicación en España.

 

 

 

 

 

Dí no a la inacción…y ¡actúa!

Dí no a la inacción…y ¡actúa!

Artículo publicado en la revista impresa Objetivo Bienestar Nº 4, 2014

¿Te cObjetivo bienestar Nº 4, portada, Di no a la inacción y actúa, Mar Cantero Sánchez, www.marcanterosanchez.comuesta realizar lo que te propones? Quizá has tomado una decisión y te sientes motivada, pero cuando vas a ponerte manos a la obra, algo se desinfla y nunca llega el momento de dar el primer paso. ¡No te preocupes! Te decimos cómo hacer lo que quieres hacer, a tiempo y con energías.

Luces, cámaras, ACCIÓN… Es posible que hayas tomado la decisión de realizar lo que deseas conscientemente, pero es tu subconsciente el que evita que des ese primer paso. Quizá te sientes como estancada, puede ocurrir que nunca encuentres el momento idóneo, o no sepas por dónde empezar, o simplemente te dejes llevar por la inercia de la vida o el estrés, y por eso nunca te pones a ello. Incluso es posible que encuentres distintas vías de escape, como por ejemplo, realizar otras acciones a las que ya estás más acostumbrada y que te resultan infinitamente más fáciles; pensar en otra cosa que nada tiene que ver con lo que quieres hacer; u ocupar mucho tiempo en otras labores que son de menor importancia pero que, en ese momento, te parecen las más urgentes. Y después te sientes mal y te preguntas por qué te cuesta tanto empezar o avanzar. Hay muchas razones y vamos a hablar de ellas, pero lo realmente decisivo es por qué existen en tu interior estas razones. Pero no desesperes, hay solución para tu inacción y está dentro de ti. En este artículo te mostramos cómo superar esa falta de empuje y te decimos cómo hallar la voluntad que necesitas, para enfrentarte al hecho de comenzar algo nuevo.

¿Por qué te boicoteas?

Los especialistas dicen que el auto boicot o auto sabotaje es un acto involuntario e inconsciente, fruto de la baja autoestima y de la inseguridad. Ocurre cuando interiormente sientes temor ante lo nuevo y desconocido, pero es un círculo vicioso, porque causa lo mismo que lo ha provocado. En tu subconsciente es donde se esconden tus miedos, tus dudas, la incertidumbre que te causa lo nuevo y desconocido, e incluso la pereza. A veces, es una pequeña zancadilla que te pones a ti misma, pero el problema real aparece cuando el obstáculo que te impones, es demasiado difícil de superar. La pregunta es, ¿por qué lo haces? Hay varios motivos que pueden provocarlo: Para evadir responsabilidades; por miedo a las consecuencias, incluso aunque estas sean positivas; miedo a no conseguirlo; miedo a conseguirlo; recelo ante el después; miedo al cambio; etc. Realizar o llevar a cabo un proyecto con éxito, puede significar más trabajo, más esfuerzo, o una mayor presión y responsabilidad. Si no consigues hacer algo, te sientes culpable y te lamentas, y cuanto peor te sientes, mayor es la frustración. Si sólo eres capaz de darte cuenta de esto, ya habrás dado el mayor paso hacia el cambio en este sentido, pues la mayoría de las personas que se auto boicotean, ni siquiera son conscientes de que lo hacen. En cualquier caso, necesitarás hacer en primer lugar un cambio en tu pensamiento e incluso en tu actitud. La acción más importante que te va a llevar a cambiar, es dejar de pensar en contra de ti misma.

La procrastinación

Es un trastorno muy complejo del comportamiento, que afecta a todo el mundo, aunque algunas personas lo sufren continuamente en su día a día, y a otros, solamente les ocurre esporádicamente. Consiste en postergar de forma sistemática aquellas tareas que debemos hacer, o incluso las que queremos hacer, que son cruciales para nuestroObjetivo bienestar Nº 4, pag 1, Di no a la inacción y actúa, Mar Cantero Sánchez desarrollo, siendo reemplazadas por otras más irrelevantes pero más placenteras de realizar en ese momento. Es asumida popularmente como simple “pereza”, sin embargo es algo más, pues no afecta solamente a las personas perezosas, sino también a las diligentes y dispuestas, que cuentan entre sus virtudes con una gran fuerza de voluntad, y estas también pueden caer en la procrastinación, en algún momento de sus vidas. Cuando se trata de algo que ocurre de manera habitual, se convierte en un gravísimo problema, ya que lleva a la persona a no realizar nunca lo que se le impone o lo que se impone a sí misma, con su consiguiente malestar posterior y las peores opiniones sobre sí misma. Algunas de las consecuencias que la procrastinación provoca en las personas que la padecen, son: frustración, baja autoestima, rechazo de uno mismo, sentimiento de culpa, desorientación, desesperanza, e intolerancia consigo misma y con los demás. Cuando se convierte en parte de la vida, es un problema que hay que solucionar. Para ello, lo primero es reconocer que nos ocurre para rebajar su importancia y así, ponernos manos a la obra con la solución.

ELIMINA LO NEGATIVO

Las cosas nocivas de tu vida, te restan tiempo y energía, hacen que te ocupes de lo que no es importante, e impiden que vayas a por lo que realmente quieres. Puede tratarse de conflictos, preocupaciones, e incluso sentimiento de culpa. Cualquier cosa que te haga sentirte mal contigo misma y con los demás, va a ser un impedimento para que te pongas a trabajar. Lo negativo de tu vida te paraliza y esto ya es un síntoma de que existe algo dañino que hay que atajar y cortar de raíz. Imagina que tienes que subir una montaña y vas cargada con una mochila de cosas inútiles pero sumamente pesadas. Del mismo modo, a veces cargamos con una pesada mochila emocional que no nos deja movernos, ni mucho menos caminar hacia delante. Estas emociones negativas siempre están provocadas por algo o por alguien, incluida tú. Por eso, la acción de soltar lastre, de librarse de todo lo que te afecta negativamente, es la mejor manera de volver a caminar, es decir, a realizar aquello que deseas o tienes que hacer. Otra parte importante de las cosas negativas de tu vida puede ser tu pensamiento. A veces, somos nosotros mismos los más nocivos y nos enredamos en reflexiones e ideas que sólo nos restan fuerzas y nos debilitan. Cambiar tus pensamientos y emociones negativas por otras más positivas, también es una buenísima manera de eliminar de tu vida aquello que no te ayuda ni te aporta nada, salvo más negatividad.

UN COMPROMISO PERSONAL

Casi siempre nos comprometemos con cosas que, o bien, en realidad no queremos hacer aunque nos empeñamos en creer que sí, o se trata de cosas que otros nos han dicho que son muy importantes. E incluso nos comprometemos a realizar cosas ajenas que no nos corresponden. Pero, ¿dónde quedas tú en todo esto? Un motivo más que suficiente para que tu subconsciente se niegue a hacer cualquier cosa, es el hecho de que en realidad, no tienes ningún deseo de hacerla. Por eso, es importante que hagas un compromiso personal contigo misma, si deseas ser capaz de llevar a cabo tus proyectos o tus obligaciones, esas que realmente provienen de ti. Cuando hablo de tener un compromiso personal, no me refiero a cumplir en el trabajo solamente, sino a un compromiso contigo misma que te lleve a realizar todo aquello que necesitas, deseas, o quieres hacer, por y para ti, únicamente. ¿Quién puede valorar o calibrar qué es más importante o más urgente para ti? Nadie, salvo tú. Así que, no tienes por qué poner en primer lugar sólo aquello con lo que vayas a obtener unos resultados económicos, culturales, etc., porque puede que lo que más estés necesitando sea algo que nunca deberías relegar, pues quizá para ti sea la sal de la vida. ¿Qué puede haber más importante que dedicarte a lo que te hace feliz, sea lo que sea? Olvídate de lo que piensen o digan otros, tú eres tu mayor obligación y esto debes recordarlo siempre.

AUMENTA TU ENERGÍA
Puedes elevar tu nivel energético por ti misma

Si estás bajObjetivo bienestar Nº 4, pag 2, Di no a la inacción y actúa, Mar Cantero Sáncheza de energía, será imposible que tomes la decisión de empezar algo, sea lo que sea. Pensar y cuidar de ti misma es una manera de hacer que tu energía vuelva a estar en el nivel adecuado. Disfrutar de tus hobbies, pasar un rato divertido con tus amigos, unas buenas vacaciones, etc., son maneras de descansar y además de recuperarte energéticamente, ya que los buenos momentos hacen que baje el nivel de estrés, mientras aumentas tu felicidad interior y te preparas para ser capaz de hacer lo que consideras importante.

ORDENA TUS IDEAS
Tener muchas ideas es bueno, pero ordenadas

Si no paras de imaginar cosas que puedes hacer, es que quieres hacerlas, al menos conscientemente. Pero a veces, si tienes muchas ideas te puedes sentir desbordada y al final, no vas a poder hacer ninguna de ellas. Pero no frenes el caudal de tus ideas, tan sólo es necesario que las ordenes mentalmente (o si lo prefieres, escríbelas) para aclararte mejor y tenerlas a mano cuando las necesites. Si las ordenas, según tus necesidades, verás que tener muchas ideas es una gran virtud.

SÉ TOLERANTE
Contigo en primer lugar

Las personas que no practican la tolerancia con los demás, son intolerantes en primer lugar consigo mismos, y mucho más aún que con los otros. La intolerancia e inflexibilidad puede llevarte a quitarte las ganas de realizar cualquier cosa. Si al principio, no te está saliendo tan bien como quisieras, si te resulta mucho más difícil de lo que pensabas, si te sientes débil o incluso desganada, etc., sé tolerante contigo. No eres una máquina, tienes tus momentos como todo el mundo, pero también tienes otros momentos en el día en que eres capaz de comerte el mundo. Aprovecha estos para hacer lo que quieres hacer y verás qué diferencia.

APRENDE A PRIORIZAR
No confundas lo importante con lo urgente

Cuando caminas, pones un pie delante del otro. Con los proyectos queObjetivo bienestar Nº 4, pag 3, Di no a la inacción y actúa, Mar Cantero SánchezObjetivo bienestar Nº 4, pag 3, Di no a la inacción y actúa, Mar Cantero Sánchez quieres hacer, es igual de sencillo. Lo importante es dar el primer paso y realizar el primero, una vez hecho este, los siguientes te resultarán más sencillos de realizar. Pero para ello, es bueno que antes los hayas seleccionado según tus prioridades. El primero siempre debe ser el más urgente, pero esto no significa que sea el más importante. Ocúpate de las urgencias pero ten claro que el más importante para ti, es el siguiente de tu lista.

HAZ SÓLO LO QUE TE CORRESPONDA
No siempre todo depende de ti

A veces, nos da por pensar que somos imprescindibles y nos cuesta delegar en alguien, o simplemente pedir ayuda o un favor. Queremos hacerlo todo nosotras y eso nos lleva a un gran desgaste, sobre todo cuando las cosas no nos salen cómo esperábamos. Y es que, no siempre todo depende de nosotras. Hay cosas que tienen que hacer otros y además, es importante que tú permitas que lo hagan. Ocúpate de hacer únicamente lo que te corresponde, ni más ni menos, y verás cómo ya no te resulta tan complicado el hecho de empezar algo nuevo.

CONFÍA Y DATE TIEMPO
El tiempo puede ser tu gran aliado

Parece que la idea de “dar tiempo” en estos días, suena a algo parecido a “perder el tiempo”, pero te aseguro que no significan lo mismo en absoluto. Al contrario, perder el tiempo es lo que haces cada vez que no te pones a realizar lo que quieres. Sin embargo, dar tiempo quiere decir otorgar una oportunidad de respuesta, de reacción, etc., en otro, en ti, o en la misma vida. Cuando has dado lo mejor de ti pero no lo has conseguido, o bien, cuando has empezado pero no sabes por dónde continuar, o piensas que el modo de hacer las cosas no es el correcto, es el momento de parar, descansar, y de paso, dar tiempo a la vida para que llegue una respuesta. La expresión: ¡Dar tiempo al tiempo!, es bastante acertada. Necesitas incluso dártelo a ti misma, recuérdalo.

NO DEJES DE MOVERTE
Si te paras, que sea para descansar o distraerte

Si aún no estás acostumbrada a actuar y hacer lo que quieres o necesitas hacer en cada momento, pero has conseguido empezar a hacer alguna cosa, es mejor que no te pares, salvo para descansar o distraerte, como hemos dicho antes. Puedes hacer otra actividad que te saque de la otra que quieres hacer, para relajar tu mente y coger fuerzas para continuar más adelante. Pero esto no significa pararte. Pararte sería no volver a ello o dejarlo para otro día, ese que nunca llegará. Sé consciente de que estás parando temporalmente, pero que no por ello dejas de moverte y que te pondrás de nuevo manos a la obra más adelante.

SÉ PACIENTE

La paciencia es la madre de la ciencia. Si te muestras impaciente contigo misma, vas a conseguir bien poco. Cuando un niño aprende a caminar, se cae un montón de veces antes de andar con pasos seguros. Todos somos como bebés cuando empezamos algo, pues vamos aprendiendo mientras lo hacemos, con cada nueva acción.

DECIDE POR TI MISMA

Objetivo bienestar Nº 4, pag 4, Di no a la inacción y actúa, Mar Cantero SánchezA veces puedes creer que una decisión es tuya, pero en el fondo no lo es. Puedes estar condicionada, sin ser consciente de ello, por las circunstancias, por algunas personas de tu entorno, o incluso por tus miedos y tus dudas. Para decidir realmente por ti misma, deja todo a un lado y piensa en lo que realmente quieres hacer.

SIN EXCUSAS

Cuando tenga tiempo…Cuando esté más tranquila…Mañana, ya veré… Poner excusas en un síntoma de la inseguridad que sientes ante la idea de ponerte a hacer algo nuevo. Son tu miedo, tus dudas, y la incertidumbre, los que hacen que nunca sea el momento perfecto para ti. Pero ten en cuenta que, ese momento perfecto, lo creas tú y sólo tú puedes decidir su fecha.

DISFRUTA DEL CAMINO

¿Qué es más importante, el destino o el viaje? En el poema Ítaca de Kavafis, se plantea esta cuestión cuando dice: “…Has de llegar a ella, es tu destino, pero no fuerces nada la travesía…” Te sugerimos que lo leas para darte cuenta de que en el camino hacia la meta, también encontrarás muchas satisfacciones. Disfrutar de tus intentos, de las veces que te has puesto a ello aunque no lo hayas conseguido, y valorarlos, es otra forma de reforzar tu autoestima y de que vuelvas a sentir ganas de recomenzar.

Mar Cantero Sánchez