¿Y si no nos gustan las mismas cosas…?

¿Y si no nos gustan las mismas cosas…?

Sección Psicopareja, revista Psicología Práctica Nº 196

Autora: Mar Cantero Sánchez

 

¿Y si no nos gustan las mismas cosas…?

 

Aunque es muy gratificante que la pareja tenga gustos afines a los nuestros, no siempre se tienen cosas en común, pero en el amor también cuentan las diferencias. Cada persona es un mundo y por mucho que lo intentemos, no podemos forzarnos a que nos guste lo mismo que a nuestra pareja, si es todo lo contrario. Pero esto no tiene por qué ser un problema que distancie o separe a la pareja, al contrario, puede ser enriquecedor para la relación, pues es una manera de aprender el uno del otro y de abrirse a nuevas inquietudes.

Hay algunas pautas que es importante tener presente para convertir vuestras diferencias en nuevas oportunidades para compartir:

Psicología Práctica nº 196, Psicopareja, Mar Cantero Sánchez, www.marcanterosanchez.com

  1. Valora las diferencias: Será más difícil que perdáis la chispa si tenéis gustos diferentes pues entre vosotros habrá una continua retroalimentación y nunca se agotarán los temas de conversación. Lo importante es abrirse a compartir lo que os gusta y si esto no es posible, tampoco pasa nada.
  1. Respetar el espacio del otro: Es importante que cada uno tenga su propia parcela de intimidad en la que desarrollarse o disfrutar de lo que más le guste hacer. Quizá seáis almas gemelas pero eso no significa que tengáis que ir juntos a todas partes.
  1. Sed sinceros: La sinceridad es la clave del éxito en cualquier relación, sobre todo en las que tienen gustos e inquietudes distintas. No puedes pretender que te guste el fútbol si nunca has visto un balón de cerca.
  1. Considera importante el equilibrio: En la pareja, buscamos identificarnos y complementarnos con el otro. Pero es mucho mejor si, además de apoyo, encontramos equilibrio y expansión. Esto ocurre cuando, no solo hay afinidad sino también distintos enfoques de pensamiento y de actitud, pues tanto la pareja en sí, como cada uno de sus componentes, evoluciona más y mejor.
  1. STOP a las discusiones: Los polos opuestos se atraen. Así es, pero para que todo funcione correctamente debéis esforzaros para que haya siempre un entendimiento, sobre todo cuando hay diferencias de opiniones.

 

 

Mar Cantero Sánchez

Escritora y coach

¿Te desahogas con los demás?

¿Te desahogas con los demás?

Mi artículo en Psicología Práctica, Nº 196

Autora: Mar Cantero Sánchez

 

¡Ojo!

Esos «fallos» pueden ser proyecciones tuyas

LA PROYECCIÓN ES UN MECANISMO DE DEFENSA QUE CONSISTE EN ATRIBUIR DE FORMA INCONSCIENTE LOS DEFECTOS, DUDAS, MIEDOS O EMOCIONES PROPIOS A OTRA PERSONA.

TE ENSEÑAMOS A DETECTARLO

Psicología Práctica Nº 191, portada, Mar Cantero Sánchez, www.marcanterosanchez.com

Psicología Práctica Nº 196, pag 1, Mar Cantero Sánchez, www.marcanterosanchez.com

Psicología Práctica Nº 196, pag 2, Mar Cantero Sánchez, www.marcanterosanchez.com

Psicología Práctica Nº 196, pag 3, Mar Cantero Sánchez, www.marcanterosanchez.com

Psicología Práctica Nº 196, pag 4, Mar Cantero Sánchez, www.marcanterosanchez.com

«LA VIDA ES FÁCIL» EN PSICOLOGÍA PRÁCTICA

«LA VIDA ES FÁCIL» EN PSICOLOGÍA PRÁCTICA

Psicología Práctica Nº 186

10 IDEAS PARA NO COMPLICARTE LA VIDA

“LA VIDA NO SIEMPRE ES FÁCIL, PERO A VECES NOS LA COMPLICAMOS. TENEMOS QUE PONER DE NUESTRA PARTE PARA SIMPLIFICAR LAS COSAS Y DISFRUTAR MAS. CON ESTAS IDEAS DE LA COACH MAR CANTERO SÁNCHEZ, TODO SERÁ MÁS SENCILLO.

Psicología Práctica 186, pag 1, 10 ideas para no complicarte la vida, Mar Cantero SánchezYa lo sabemos, la vida a veces es dura y está llena de obstáculos. En estos tiempos de crisis, de desempleo y de carencias, es cuando más se nos complica el hecho de vivir. Por eso, si encima nos la complicamos (actitud, a la que los seres humanos tenemos cierta tendencia) nos resultará mucho más difícil cada día. Y si no lo hacemos nosotros, es posible también que permitamos que otro nos la complique. Cuando nos complicamos la vida, solemos hacerlo inconscientemente y es por culpa de una errónea creencia: “Si nuestra vida es complicada, es más importante.” Craso error. Cuando simplificamos la vida, cuando conseguimos que vivir se convierta en algo sencillo, es cuando podemos experimentarla completamente y es entonces cuando se vuelve intensa e interesante. Una vida complicada limita las oportunidades, pues está llena de guerras ajenas, conflictos, malentendidos sin resolver, culpabilidades, rencores, críticas, juicios, prejuicios, y luchas que no merecen la pena. Una vida complicada convierte nuestro día a día en algo duro y dificultoso, a lo que no nos queremos enfrentar. Cuando nos complicamos la vida, tendemos a evitarla, de tan fastidiosa como nos resulta, y esta tendencia nos lleva al estrés y a vivir dejándonos llevar por la inercia, en lugar de ser conscientes de lo que hacemos a cada momento. En el libro “La vida es fácil si sabes simplificar (Zenith/Planeta)”, Mar Cantero Sánchez da 20 ideas para dejar de complicarte y conseguir simplificar tu vida, pero no sólo en tu entorno y en el exterior que te rodea, sino sobre todo dentro de ti mismo para que repercuta en tu propia vida. No lo olvides, puedes lograr que vivir sea mucho más fácil para ti, si simplificas tu vida desde tu interior. En este artículo, te damos algunas de esas ideas para simplificar tu vida.

RETIRAR TODOS LOS CERROJOS

“Imagina que al abrir una puerta, te das cuenta de que has echado un montón de cerrojos, a cuál más fuerte y seguro. Para hacerlo, tienes que abrirlos primero, uno a uno y enfrentarte a su complicado mecanismo. Bien, la puerta es tu vida y si pudieras dejar de echar esos cerrojos, te resultaría muy fácil de abrir. O lo que es lo mismo, la vida te resultaría mucho más fácil de vivir”, La vida es fácil si sabes simplificar, Mar Cantero Sánchez.

1. OJO CON EL AUTO SABOTAJE

Psicología Práctica 186, pag 2, 10 ideas para no complicarte la vida, Mar Cantero SánchezLa psicología y psiquiatría dice que el auto sabotaje es un acto involuntario e inconsciente, fruto de la baja autoestima y de la inseguridad. Lo provoca el miedo, las dudas, y la incertidumbre ante lo nuevo y desconocido, pero es un círculo vicioso, porque, si te das cuenta, causa lo mismo que lo ha provocado. A veces es una pequeña zancadilla que te pones a ti mismo, con una frase negativa que aparece repentinamente en tu mente, en forma de voz interna. Esto podría no pasar de ahí y no tener demasiada importancia, pero el problema real aparece cuando el obstáculo que te pones, es demasiado difícil de superar. La pregunta es: ¿Por qué te saboteas? Para evadir responsabilidades o por miedo a las consecuencias, incluso aunque estas sean positivas. Sí, porque el miedo suele ser a varias cosas: a no conseguir tus propósitos, es decir, al fracaso; a conseguir tus objetivos, es decir, al éxito (puede significar más trabajo, más esfuerzo, o una mayor responsabilidad); al esfuerzo que tendrás que realizar y llevar a cabo en el trayecto; a que, una vez conseguido el propósito, sientas que no tiene sentido; al vacío que puede aparecer cuando ya hayas llegado a lograr tu meta; etc. Como ves, hay muchos miedos distintos, pero todos te llevan a tomar la actitud de ser un auto saboteador. Para dejar de sabotearte, primero averigua lo que deseas y concrétalo en tu mente, para hacer conscientes los motivos del sabotaje. Cuanto más te lamentas de no hacer lo que te propones, cuantas más metas te impones, y cuanto más frustrado te sientes después, al no conseguir ninguna de ellas, más te saboteas. Si sólo eres capaz de darte cuenta de esto, ya habrás dado el mayor paso hacia el cambio en este sentido, pues la mayoría de las personas que se auto sabotean, ni siquiera son conscientes de que lo hacen.

2. DESCARGA TU MOCHILA EMOCIONAL

Todos acarreamos sobre nuestra espalda una mochila que va cargada de emociones, positivas y negativas. La diferencia está en que las emociones positivas nos impulsan, nos ayudan a caminar, y nos hacen más agradable el camino. Sin embargo, las emociones negativas nos dejan sin energía, cansados y hartos de caminar con tan pesada carga, que además, nos está complicando cada paso que damos o intentamos dar hacia delante. Algunas de estas emociones son: frustración, sentimiento de culpa, ira, rencor, rabia, envidia, etc. Cargar con estas emociones significa una recesión en nuestra evolución natural, además de que nos crea la incapacidad de distinguir entre aquello por lo que queremos luchar y lo que no. ¿Cuántas veces has pensado que no eres tú quien dirige tu vida? ¿En cuántas ocasiones has sentido que vivías sin pensar conscientemente? ¿Y cuántas, has experimentado la sensación de no ser tú, viviendo tu vida, sino, no saber quién eres y estar viviendo como en una película que no te corresponde? Es por culpa de la mochila emocional negativa que acarreas. Si tomas la decisión de vaciarla, podrás tomar las riendas de tu vida de nuevo y sentir que vuelves a ser tú mismo. “Igual que un globo aerostático se eleva tirando sacos al vacío, tú necesitas liberarte de todo los pesos innecesarios, que evitan que vayas hacia delante en tu proyecto sobre ti mismo”, La vida es fácil si sabes simplificar, Mar Cantero Sánchez.

3. PONTE EN VALOR

Psicología Práctica 186, pag 3, 10 ideas para no complicarte la vida, Mar Cantero SánchezSeguramente, a veces piensas en cosas que te gustaría hacer o cómo te gustaría ser. Es posible que hayas imaginado una vida mejor para ti, un trabajo mejor, una casa mejor, etc. O que hayas jugado a desear ser tú mismo, sin importarte las críticas ni las opiniones ajenas, sin sentirte coaccionado por el qué dirán o por si seguirán queriéndote. Pero sientes que el miedo es tu peor enemigo. Sin embargo, puedes convertirlo en tu aliado, pues los temores y las dudas, no están ahí por sí mismos, sino que son la consecuencia de tus creencias. Y estas pueden cambiarse. La auto estima de una persona y su auto valoración, dependen del conjunto de creencias que tiene sobre sí mismo. Cuando estas se forman, el pensamiento tiene en cuenta la opinión del entorno que le rodea, su actitud, sus habilidades y capacidades, su personalidad y sus valores morales. Pero también tiene en cuenta los resultados y experiencias que ha vivido. Los cambios en la vida, los éxitos y los fracasos, y también las necesidades de la persona, llevan a formar este conjunto de pensamientos y razones, que nos damos a nosotros mismos a la primera de cambio. Por todo esto, una mejora de las creencias implica directamente una mejora de la auto valoración. “Tanto si crees que puedes como si crees que no, tienes razón.” Esta frase es tan real, como que tu actitud y tus acciones son los resultados directos de tu pensamiento. Tras esa forma de pensar que te auto limita y evita que hagas lo que realmente quieres, existe la oportunidad de renovar tus ideas sobre tus ambiciones, tus sueños, o la vida que te gustaría vivir. La clave está en pensar de forma diferente sobre ti mismo, en permitirte la posibilidad de que quizá estés equivocado. Por muy arraigadas que sean tus creencias negativas, siempre puedes reprogramarte para empezar a ver una luz al final del pasillo oscuro. Y puedes hacerlo pasito a pasito, sin forzarte ni someterte a auto disciplinas exageradas ni a una estoica rigidez. Solo con tener en cuenta que tu vida puede cambiar, si cambias lo que crees de ella, empezarás a ver que es así.

4. NO TE PREOCUPES, OCÚPATE

¿Eres de los que se preocupan? ¿Te cuesta dejar de pensar negativamente cuando tienes un problema? Atiende un momento a esto: Preocuparse no es la solución. Es mejor buscar otras alternativas. Quizá no te has dado cuenta, pero gastas una tremenda cantidad de energía cuando te preocupas por algo. Una energía que necesitas para contrarrestar esa preocupación y ponerte en marcha. El hecho de preocuparse es como una losa que se te cae encima y te va hundiendo poco a poco. Si no la paras, continuarás cayendo en el pozo de una preocupación que seguramente, es demasiado alarmista para ser real. ¿Has pensado en ello? Para ello, usamos la imaginación y recreamos una y otra vez, distintas posibilidades que pueden darse o no. Pero lo difícil está en distinguir que sólo estamos imaginando posibilidades, para no confundirlas con realidades. En la medida que te anticipes a los obstáculos que puedes encontrar en el camino, puedes imaginar los pasos necesarios para solventarlos y las herramientas que crees que vas a necesitar. Así consigues que tu esfuerzo sea completamente eficaz y realmente útil. Para lograrlo, ten siempre en cuenta la diferencia que existe entre prever y preocuparse. Es importante también que sepas y aceptes que no siempre sale todo como lo has planeado. Alejandro Magno decía que uno de los secretos de su éxito en la batalla era, además de planearla con una buena estrategia, saber que debía cambiarla incluso en el último momento, si lo veía necesario. Recuerda siempre que los planes, los haces tú. Los objetivos se consiguen, las metas se alcanzan, cuando uno trabaja en ellos y se dirige hacia ellos, pero a veces son diferentes a cómo los habíamos imaginado. No obstante, el resultado positivo ante tu cambio de actitud, es lo que realmente importa. “No podemos solucionar los problemas, usando el mismo razonamiento que utilizamos cuando los creamos,”Albert Einstein.

5. EN VEZ DE REACCIÓN, ACCIÓN

¿Cuántas veces, al sentirte herido, has reaccionado de mala manera? Y seguramente, lo has lamentado después. Es normal reaccionar cuando algo te duele, pero a veces es mejor parase a pensar en lo que esa reacción puede acarrearte, pues reaccionar no es lo mismo que actuar desde ti mismo. Todo lo contrario, una reacción es una actuación ante lo que recibes del exterior, pero es desde tu interior desde donde debes decidir qué hacer, cómo y cuándo hacerlo. Darte tiempo es esencial a la hora de evitar reaccionar de forma negativa y contraproducente para ti. Cuando alguien te hace daño, es una provocación y lo que esa persona pretende, aunque a veces lo haga inconscientemente, es que respondas de la misma manera. Se siente mal y quiere que entres en su círculo de malestar, en el que se suceden las reacciones en cadena y parece que nada las puede parar. Pero no es así. Si te tomas tu tiempo para serenarte, verás que tu forma de responder va a ser muy distinta, más eficaz y profunda, con mejores argumentos. Al pararte a pensar, descubres que esa guerra no es tuya y que en realidad no tienes ningún interés en continuar por ese camino, pues si lo haces, provocaría que te apartaras de tus verdaderos propósitos. Pregúntate: ¿Es este mi camino? ¿Me es útil librar esta batalla o por el contrario, no tiene nada que ver conmigo? Responder a estas preguntas o a otras similares a estas, hace que en lugar de reaccionar como lo habrías hecho en un primer momento, desde la ira que sentías, la cual te llevaba a quedarte sólo con lo superficial, aquello que más daño te había hecho, seas capaz de responder desde la parte más profunda de ti mismo, donde se encuentran las auténticas razones que te llevan a pensar como realmente piensas y no condicionado por tus emociones negativas. “Si yo tuviera un corazón, escribiría mi odio sobre el hielo, y esperaría a que saliera el sol.”, Gabriel García Márquez.

Algunas ideas más para simplificar tu vida: 

. Acepta tus sueños: Tienes una gran capacidad innata para soñar, como ser humano que eres. Si quieres, alcanzar tus sueños, acéptalos primero dentro de ti para que puedan materializarse en tu vida.

. Rompe las cadenas de tu pensamiento: Algunas personas son esclavas de lo que piensan. Si te sientes encadenado a una mala forma de pensar, sustitúyelo por uno distinto y positivo.

. Pon entusiasmo en lo que haces: El entusiasmo es contagioso. Cuando algo te emociona, te cuesta muy poco esfuerzo hablar de ello, transmitirlo y compartirlo con los demás.

Psicología Práctica 186, pag 4, 10 ideas para no complicarte la vida, Mar Cantero Sánchez. Sé creativo: La creatividad denota confianza en lo que hacemos y en que dará un resultado positivo. Ser creativo significa pasar a la acción.

. Piensa en lo que ya tienes: Solemos pensar en lo que nos falta para llegar, pero no en lo que ya hemos conseguido. Si haces este cambio en tu mente, el resultado positivo te sorprenderá gratamente.

¿Por qué lo recomendamos?

Porque es un libro práctico y útil, para ponerte manos a la obra y simplificar tu vida rápidamente.

Porque en cada capítulo encontrarás la historia de una persona con la que te sentirás identificado y notarás que te está transmitiendo lo que ahora sabe, de tú a tú. Son ejemplos de otros que han conseguido facilitarse la vida.

Porque al igual que en libros anteriores de la autora, la sencillez es la pauta que va marcando la lectura, con ideas prácticas, ejercicios para hacer por ti mismo y sin necesitar ayuda externa.

Porque profundiza en las partes más inconscientes de nuestro ser y lo hace sin miedo, aventurándose a descubrir lo más escondido en cada uno de nosotros, de forma sencilla y natural, para hacerla consciente y actuar en consecuencia.

EL TEMA

La vida no siempre es fácil, pero a veces nos la complicamos nosotros mismos. Es necesario que pongamos de nuestra parte para convertir nuestra existencia en algo sencillo que seamos capaces de disfrutar al máximo. Es en la calma donde más se disfruta del viaje. No existe un manual de instrucciones para vivir, pero tú puedes hacer que tu vida sea mucho más sencilla y por tanto, más intensa.

 

¿Le gustaré de verdad?

¿Le gustaré de verdad?

Artículo en Psicología Práctica Nº 191

Autora: Mar Cantero Sánchez

 

CLAVES PARA SABER SI VA «EN SERIO» CONTIGO

Psicología Práctica Nº 191, portada, Mar Cantero Sánchez, www.marcanterosanchez.com

¿Quieres tener claro cuándo le interesas? ¿Saber si esperar a que te llame o llamarle tú? ¿Cómo parecer una diosa cuando estás hecha unos zorros? Cientos de preguntas asaltan tu mente cuando tienes un nuevo ligue y te gustaría tener la llave que abre todas las puertas: “Saber lo que está pensando”. Humfrey Hunter, autor de “Los secretos de los hombres solteros (Urano)” te revela los trucos para hacer que estén a tus pies. ¿Te atreves a intentarlo?

. ELLOS TAMBIÉN SUFREN

Humfrey Hunter da en su libro el punto de vista masculino: “Ellos suelen sentirse confusos ante una mujer que les gusta y a la que no conocen. Les asusta sobre todo dos cosas: no resultar atractivos y meter la pata.” La primera es cuestión de ego, “el ego masculino es frágil”, dice Hunter, y al parecer no siempre están preparados para recibir un no por respuesta, de ahí que a veces tarden en decidirse a pasar a la acción. Y la segunda, temer hacer el ridículo, es por culpa de sus emociones (a menudo descontroladas y confundidas por la situación) que les impulsan a hacer “cosas raras” y a adquirir una conducta imprevisible o extraña ante las mujeres que les gustan. “Si a un chico le gusta mucho una chica, si cree que es especial y guapa, probablemente estará nervioso. Las mujeres no deberían perder el interés porque un hombre parezca inseguro. Es una señal positiva. ¡No puedo creer que no haya más mujeres que se den cuenta de ello!”, Hunter. Según el experto, algunos incluso ensayan las primeras frases frente al espejo antes de salir, luego no somos tan distintos, ¿verdad?

. SU PUNTO DE VISTA

Psicología Práctica Nº 191, pag 1, Mar Cantero Sánchez, www.marcanterosanchez.com ¿Y si sólo está pensando en el sexo? Al principio suele ser así y según asegura Hunter, es cierto que ese es el primer pensamiento que ronda la cabeza de un hombre cuando conoce a una mujer. Pese a todo pronóstico, a los hombres y a las mujeres nos suelen importar las mismas cosas. Por ejemplo, para ellos es difícil pensar que alguien puede  ser su mujer ideal, si saben que ha tenido muchos novios durante su vida. ¿No les ocurre lo mismo a las mujeres? Por eso, a la hora de seducirles, es mejor pensar en Adán y Eva, los primeros seres de la tierra. Aunque por otro lado, nadie quiere salir con alguien virgen. ¡Demasiada responsabilidad, la de proteger a un corazón recién salido del horno! Sólo queda una cosa ante esta contradicción, mantener el misterio. Todos resultamos mucho más atractivos si nos mostramos misteriosos con nuestro pasado y sobre todo, si no intentamos descubrir el del otro en una sola noche. Damos a entender así, que somos una persona experimentada en el sexo, algo que atrae como la miel a las moscas.

. ¿INVITARLE A SALIR O NO?

“A los hombres nos gusta el flirteo y la insinuación. El misterio y la emoción del ir detrás de alguien son importantes en las primeras fases de una relación. Si una chica es demasiado asertiva, podemos asustarnos o bien pensar que no quiere nada serio. Es bueno para un hombre sentir que va detrás de una mujer, que sale y la consigue, que la hace suya. Mi prometida no me llamó durante los primeros meses de relación. Tuve que perseguirla yo, y no me importó en absoluto.” Para Hunter este punto está muy claro, si una mujer quiere conseguir que un hombre le pida salir, sólo tiene que tener en cuenta una única regla: Hacer que crea que es él quien le pide salir a ella, sea o no verdad. Pero como algunas mujeres detestamos esperar a que te nos den todo hecho y preferimos tomar la iniciativa, es bueno recordar que un hombre quiere tener las cosas claras desde el principio. Antes de quedar con él, “especifica lugar, día y hora, cuantas menos decisiones dejes en sus manos, mucho mejor, después de todo a ellos no les importa adónde van en una primera cita”, asegura el experto.

Si una mujer está dispuesta a conocer el interior de un hombre para facilitarse la tarea de relacionarse con ellos de una manera íntima, aquí están algunas de sus características que pueden ayudar:

 

1 . El hombre es un mar de emociones

Psicología Práctica Nº 191, pag 2, Mar Cantero Sánchez, www.marcanterosanchez.comA pesar de que casi todos intentan aparentar frialdad cuando están con una mujer que les gusta, los hombres son un manojo de emociones y sentimientos descontrolados que, la mayoría de las veces, no saben cómo manejar. Según Hunter, “todos nos mostramos ante aquellos con los que queremos salir, como no somos en realidad, pero los hombres además, están tan acostumbrados a fingir fortaleza emocional, que ya no saben cómo expresar el torrente emocional que llevan dentro.” Si una mujer pretende que un hombre se sincere, puede esperar sentada, porque si al hombre le gusta, nunca le hará partícipe de lo que siente hasta que no se encuentre completamente seguro en su compañía, es decir, hasta que no se dé cuenta por sí solo de que a ella también le gusta y siente algo por él.  Ante la pregunta: ¿Por qué a los hombres les confunden tanto los sentimientos? Hunter responde: Soy un hombre, ¿cómo se supone que debo saberlo? Ahora en serio, no lo sé. Quizás nos lleve nuestro tiempo poner en claro nuestras ideas, quizás no nos guste vernos presionados para tomar decisiones y preferiríamos disponer de nuestro tiempo para tomarlas…”.

 

  1. Son imprevisibles

¿O es solamente una excusa para eludir responsabilidades? En palabras de Hunter “No es ninguna excusa, realmente somos imprevisibles. Los solteros atraviesan ciclos de comportamiento que reflejan su estado emocional, desde periodos en los que tienen muchas citas y les resulta fácil conseguirlas hasta épocas en las que conocer a chicas les resulta imposible. En ocasiones, un hombre puede conocer a una mujer justo cuando está en pleno proceso de transición o cuando está confuso sobre el momento en que se encuentra (quizás como resultado de lo ocurrido en sus anteriores relaciones). Esto hace que sea imprevisible, porque está confundido acerca de sus sentimientos, y tampoco hay ninguna manera en la que una chica que se relacione con él pueda saber algo con certeza.”

 

  1. No son nadie, sin sus amigos

Eso que parece tan inmaduro, para ellos es primordial. Lo que sus amigos piensen de sí mismos a la hora de ligar o de tener una relación, es una parte importantísima en su comportamiento y actitud con las mujeres. Para Hunter, los amigos de un chico son importantes “Por dos motivos: porque los hombres somos competitivos y porque valoramos la opinión de nuestros amigos. Queremos ganarnos su respeto pero también queremos que nos digan lo que hacemos mal y que nos ayuden, si pueden. Es complicado, lo sé, pero somos así.” ¿Quién dijo que su forma de pensar es sencilla? Son tan complicados como las mujeres, e incluso puede que más en algunos temas.

 

  1. No son perfectos

Psicología Práctica Nº 191, pag 3, Mar Cantero Sánchez, www.marcanterosanchez.comHunter dice en su libro que el personaje de Mr. Big, de la serie “Sexo en Nueva York”, no existe en la vida real. “La idea del macho Alfa que siempre tiene el control de la situación, es una falacia”, aclara. Los hombres son inseguros e imperfectos por naturaleza, al igual que las mujeres. También sienten la presión de la vida real y no siempre saben cómo actuar, ni todas las veces lo hacen bien o de forma adecuada. Se equivocan, aunque suelen creer que no tienen derecho a hacerlo, quizá por su educación o porque les molesta profundamente reconocer sus errores. Y ante la presencia de una super woman, se sienten como un elefante en una cacharrería, ellos también prefieren a las mujeres reales e imperfectas, vulnerables en ocasiones, y sobre todo sensibles.

 

  1. Siempre están bajo presión

Al revés de lo que se dice, no son las mujeres las que más presionan a los hombres, sino ellos mismos. Quizá por su instinto competitivo o por su ego inseguro y frágil. Por ejemplo, suelen presionarse por alcanzar un alto nivel de riqueza material y por conseguir un estátus que les dé cierta sensación de pertenencia. Antes incluso de planteárselo, un hombre lleva en su memoria genética la instrucción de ser él quien debe sacar adelante a su familia y protegerla. ¿Y si no la tiene aún? No importa, la mayoría suelen prepararse para ese momento, durante cada día de su vida. Pero esta no es la única forma en que ejercen presión sobre sí mismos, suele venir desde distintos ángulos. Quieren ser buenos amantes; buenos novios; buenos maridos; y buenos padres. Quieren ser proveedores; protectores; y les preocupa muchísimo decepcionar a las mujeres. “Para la mayoría de hombres es una perspectiva amedrentadora pero la anhelamos. Incluso los hombres solteros piensan así”, afirma Hunter.

 

8 BUENOS CONSEJOS PARA ENAMORAR A UN HOMBRE:

Muy pocas veces las mujeres podemos contar con la opinión de un experto que, además pertenezca al sexo masculino también, por ello, es bueno aprovechar estas sugerencias antes de ponernos manos a la obra.

  1. No te acuestes con él la primera noche: “Tendrás más oportunidades de empezar una relación. Esto es un hecho. Por supuesto que hay parejas que lo hacen y luego llegan a mantener relaciones felices y duraderas, pero son muy pocas. Hay muchas más que se quedan en breves aventuras. Desde luego que no hay nada malo en acostarse con un hombre en la primera cita, y ninguna mujer debería sentirse culpable por ello, pero si lo que buscas es una relación seria, no es una buena idea”, dice Hunter.
  1. Compréndele: A veces puede mostrarse receloso y otras, celoso. También es común en los hombres variar su forma de ver las cosas, no sólo las mujeres cambiamos de opinión. Aunque si sobrepasa los límites, no hay que dudar en enseñarle la puerta.
  1. Hazle sentir: “Si una mujer quiere ligar con un hombre, debe hacerle sentir cómodo, mirarle a los ojos, escucharlo, tocarle el brazo, usar el lenguaje corporal para darle a entender que está interesada. No existen palabras mágicas, lo que cuentan, más bien, son los actos”, aconseja Hunter.
  1. Habla de ti: No es cierto lo que has oído, que a los hombres no les gusta que una mujer hable de sí misma. “Nos gusta descubrir cosas sobre la otra persona en nuestras primeras citas, y a muchos hombres no les gusta hablar sobre sí mismos. Pero no nos gusta que las mujeres sólo hablen de ellas; también deberían interesarse por conocer un poco al otro”, solicita Hunter.
  1. Sé sutil: Según Hunter, el error que nunca debería cometer una mujer a la hora de ligar es “hacerlo de forma demasiado descarada. Si te lanzas a un hombre y le pones las cosas demasiado fáciles, no te valorará demasiado y no llegarás a tener una relación con él. Haz que le cueste un poco conseguirte. Esto será bueno tanto para ti como para él.”
  1. Psicología Práctica Nº 191, pag 4, Mar Cantero Sánchez, www.marcanterosanchez.com Aléjate de los “Kevin Costner”: ¿Recuerdas la película El Guardaespaldas? Hunter también recomienda que las mujeres huyamos de los hombres que, en apariencia, lo tienen todo controlado, porque puede ser verdad… “Aléjate de los que parecen demasiado tranquilos y seguros de sí mismos, los que no muestran ningún tipo de falta de confianza. También de los que acaban de salir de una relación, los que dicen que no buscan nada serio (realmente no lo buscan, y no hay manera de conseguir que cambien de opinión) y, por sobre todo, huye de los que ya tienen pareja. Si sientes que estás cayendo en las redes de alguno de ellos, sólo te queda seguir este consejo: ¡Huye!”
  1. Sé tú misma: Si quieres que te invite a salir, sigue este buen consejo: “Sonríe, sé agradable con él (pero no demasiado), sé tú misma y confía en tener un poco de suerte. No hay nada más que puedas hacer.”
  1. Relájate: “Disfruta de la vida sin un hombre a tu lado. No hay nada que resulte más atractivo que la felicidad y la confianza en uno mismo. Si puedes ser feliz mientras estés soltera, estarás en el estado óptimo para conocer al hombre adecuado,” asegura Hunter. Y como decía Wynona Rider en la película “Otoño en Nueva York”: Deja que la inercia haga el resto.

Mar Cantero Sánchez

¿En el sexo echas el freno?

¿En el sexo echas el freno?

Cómo liberar todo tu potencial

 

«El sexo forma parte de la naturaleza. Y yo me llevo de maravilla con la naturaleza.» Marilyn Monroe.

 

En el sexo echas el freno, Psicología Práctica Nº 181, pag 1, Mar Cantero SánchezEn algunas culturas, el sexo es tabú o pecado, incluso hoy día. Sin embargo, en la cultura occidental, la sexualidad parece haber cobrado una nueva vida. Prueba de ello es la gran afluencia de lectores que tiene hoy día la narrativa erótica, con ejemplos de novelas que han sido grandes éxitos en nuestro país y fuera de nuestras fronteras. “El kamasutra de Pídeme lo que quieras (Libros Cúpula)”, está basado en la más exitosa trilogía erótica de narrativa española: Pídeme lo que quieras (Esencia), de la autora Megan Maxwell. Es una guía erótica, narrada en tono personal, desde el punto de vista de Jud, la protagonista de la trilogía, en la que desvela sus sensaciones tras haber vivido las mejores experiencias sexuales de su vida y en explica las más divertidas técnicas para disfrutar de la sexualidad con plenitud. Es importante este resurgir del erotismo en nuestra cultura, porque es un aporte beneficioso ante las prisas, el estrés y el mundo moderno, que hace que a veces, nos olvidemos de la parte más sagrada de la sexualidad y busquemos el sexo sólo para encontrar placer, e incluso que lo veamos como una mera transacción entre dos personas. Sin embargo, puede ser mucho más que un intercambio de fluidos y sensaciones, si le das la oportunidad de que recupere su carácter sagrado, engrandeciéndolo para ser consciente de todo el potencial sexual que tienes y de cómo puedes usarlo en tu beneficio.

 

LA SEXUALIDAD SAGRADA

 

En tiempos antiguos, la sexualidad no era tomada desde un punto de vista negativo, como ocurrió más tarde que, debido a las religiones dirigidas por hombres y a la misoginia que surgió de estas, llegó a tomarse como un pecado o una vergüenza. En diferentes culturas ancestrales, como en la India, existía un sexo cuya práctica no era vergonzante y que surgía de una antigua religión, en la que la mujer estaba bien considerada y por lo tanto, la sexualidad y su práctica también. La practicaban las llamadas “devadassi”, mujeres instruidas para las artes como la danza, la música, la poesía y la narración de cuentos o historias. Estas mujeres eran las únicas servidoras femeninas de los templos y eran elegidas, por otras ya adultas, desde pequeñas por su gran belleza, sin importar su origen ni condición. Algunos mitos se refieren a ellas como “las prostitutas sagradas” y vivían en las culturas en las que se adoraba a una diosa madre, conviviendo con un dios padre. Pero la prostitución de las devadassi y de otros ejemplos de sexualidad sagrada ancestral, no era como la conocemos hoy en día, sino que elevaba a estas mujeres al rango más alto de la sociedad, pues eran bien miradas y consideradas servidoras de la diosa a la que adoraban. Su manera de servirla era practicar el sexo como arte, enriquecido por gran variedad de prácticas y técnicas. Fueron los occidentales, ignorantes de su carácter sacro, quienes más tarde degradaron el papel de estas mujeres y sus prácticas, convirtiéndolas en simples prostitutas y desprestigiando sus artes, entre las que se incluía la visión más elevada de la sexualidad. El kamasutra hindú, es otro gran ejemplo de cómo en el pasado se consideraba el sexo como una práctica sagrada en la que los participantes también eran elevados a lo sacro cuando lo practicaban.

EL SEXO CULPABLE

 

Al contrario de lo que se cree, han sido precisamente las sociedades que han tratado el sexo con represión, las que han provocado que la sexualidad se degrade, convirtiéndola en el mejor de los casos, en una práctica habitual, de poca calidad y casi repetitiva, a la que apenas se le da importancia. Ahora las personas no buscan lo que hace cuarenta años. El amor ha pasado a un segundo plano y existen las relaciones sexuales por sí solas, sin necesidad de mezclarlas con los sentimientos. Pero también está el otro lado, aquellas personas que han sido educadas con represión sexual y, cuando se reprime la necesidad de desarrollo de la sexualidad, puede dar lugar a las peores confusiones con respecto al sexo. Tanto la agresión como la represión, son susceptibles de provocar que en el futuro se falte el respeto y la ética necesarios para que el sexo pueda vivirse en libertad y sin miedo. En nuestra sociedad, hasta hace muy poco tiempo, ni siquiera se podía hablar de sexo, era un tabú y desde luego, no se admitía que formase parte de la vida y que fuera natural en todos nosotros, menos aún en las mujeres. Y hoy día, todavía hay resquicios de esa educación represora que hacen mucho daEn el sexo echas el freno, Psicología Práctica Nº 181, pag 2, Mar Cantero Sánchezño a muchas personas. No son capaces de vivir su sexualidad en libertad e incluso nunca llegan a conocerse a sí mismas por este motivo, pues sienten que no está bien disfrutar de su cuerpo y de los gozos que este les proporciona. El resultado es un sentimiento de culpa que da lugar a diversos problemas: anorgasmia, frigidez, falta de libido, eyaculación precoz, vaginismo, impotencia…

EL SEXO COMO BENEFICIO

 

Se escriben artículos sobre los beneficios de tener una sexualidad sana y plena, pero ¿realmente creemos que es así? En esta sociedad que vivimos, en la que cada vez vamos más deprisa y casi no tenemos tiempo de disfrutar de nosotros mismos, es difícil pensar en darle al sexo el espacio en nuestra vida que merece. Y mucho menos el tiempo necesario. Nadie puede decir cuántas veces deberíamos practicarlo a la semana, pero sí podemos asegurar que un sexo de calidad, es decir, con orgasmos y gozo por ambas partes, te beneficia. Te mantiene más joven y es un antídoto contra muchos dolores físicos, además de mantener tu tensión arterial equilibrada. Pero no beneficia sólo a tu cuerpo. La estimulación de determinados nervios, relajan todos los músculos y poseen un efecto tranquilizador que dura varios días y te ayuda a manejar mejor futuras situaciones estresantes. En países como Suecia y Holanda, algunos psiquiatras están constatando que el sexo es un gran antidepresivo. Durante la relación sexual (y también en la masturbación) el organismo libera endorfinas y oxitocina. Ambos tipos de hormonas producen bienestar físico y emocional, lo que ayuda a remontar estados de ánimo bajos y pequeñas depres. La actividad sexual es un buen antídoto contra la ansiedad y una de las formas más placenteras de evitar que te refugies en la comida o en los pensamientos nocivos y recurrentes, para compensar tus insatisfacciones. Como ves, tener una sexualidad plena es una puerta abierta a múltiples ventajas.

 

CONOCE TU CUERPO

 

Hoy día, la ciencia ha avanzado mucho en el conocimiento de la sexualidad, tanto masculina como femenina. Sin embargo, parece que creyera que no ha llegado todavía el momento de dar a conocer al gran público sus descubrimientos y la mayoría todavía desconocemos cómo funcionan realmente nuestras partes erógenas o sexuales. E incluso existen mitos como el llamado “punto G”, del que la mayoría de las mujeres sólo ha oído hablar de lejos. Otro mito aparente es la multiorgasmia. Según la ciencia, la mayoría de las mujeres es multiorgásmica, puesto que no tienen el período refractario que necesita un hombre para recuperarse tras el primer orgasmo. Pero lamentablemente para muchas mujeres, alcanzar el primer orgasmo es un sueño escurridizo, como para pensar siquiera en la posibilidad de alcanzar un segundo. Muy pocas son las que se atreven a explorar su cuerpo en libertad, porque también siguen estando mal vistos algunos temas como la masturbación femenina. Es ahora cuando se empieza a hablar sobre si ellas lo hacen o no, pero con el consabido riesgo de sincerarse y que sean tachadas de ligereza o algo peor, incluso por las otras mujeres. ¿Por qué nos ocurre esto en pleno siglo XXI? La respuesta no está en la educación ni en la sociedad en la que vives, sino dentro de ti misma. Y la solución también, puesto que sólo tú puedes decidir si deseas explorar tu cuerpo y tu sexualidad, en libertad y más allá de lo bien visto socialmente.

 

ACEPTA LA VARIEDAD

 

Seguimos dando por buenas sólo las formas en las que nos sentimos más o menos cómodos sexualmente y damos por malas, aquellas otras prácticas que consideramos ajenas a nosotros. Pero esto es un error. El hecho de que no queramos practicar algunas cosas, no significa que otros no puedan o no deban hacerlo. Quizá, si nos esforzáramos en ser más abiertos en lo que a libertad sexual se refiere, podríamos llegar a ser más libres también En el sexo echas el freno, Psicología Práctica Nº 181, pag 3, Mar Cantero Sáncheznosotros para vivir nuestras experiencias sexuales. La única norma debería ser la ética y la empatía con el otro practicante de nuestro encuentro sexual. Es decir, todo lo que sea obligar, manipular, faltar el respeto, etc., si el otro no está de acuerdo, debería ser rechazado puesto que precisamente se trata de vivir el sexo en libertad y no todo lo contrario. Por eso, si nos esforzamos en devolverle a la sexualidad ese carácter sagrado que ha perdido, quizá podamos recuperar gran parte de ese sexo abierto y con gran potencial que todos deseamos practicar. Para ello, podemos empezar por mirar a nuestro cuerpo y al de los otros, como un santuario sagrado al que no se debe profanar sino todo lo contrario, disfrutar con respeto y admiración, sea como sea la sexualidad que se practique: entre personas de su mismo sexo, de sexo diferente al suyo, en pareja, en solitario, o en grupo… En la variedad está el gusto. Lo que importa es que se experimente de manera libre y responsable desde todas las partes y disfrutando de ello al máximo. Con una buena, sana y plena sexualidad, puedes obtener múltiples beneficios en todos los aspectos de tu vida.

 

MEJORA TU POTENCIAL SEXUAL CON ESTAS IDEAS:

 

. Cambia la actitud: En la sexualidad, como en todo en la vida, una actitud positiva, abierta y asertiva, es lo mejor para encontrar la satisfacción con los otros y contigo mismo/a.

. Vive el sexo en libertad: No lo hagas nunca coaccionada ni siquiera porque la otra persona así lo desee. Si no quieres, di sencillamente un no, pues arriesgarte a hacerlo sin ganas puede acarrear penosos resultados.

. Explora tus límites: Todos tenemos unos límites que nunca cruzaríamos sexualmente hablando, pero algunos simplemente limitan nuestra sexualidad simplemente porque no nos abrimos a probar cosas nuevas. Ábrete a nuevas experiencias y descubre cuáles te gustan y cuáles no.

. Practica el sexo con humor: Que sea importante no quiere decir queEn el sexo echas el freno, Psicología Práctica Nº 181, pag 4, Mar Cantero Sánchez haya que hacerlo con seriedad. A veces, vemos el sexo como algo tan serio y tan trascendental que interrumpimos su desarrollo. Sonríe, ríete mientras lo practicas. ¡Y disfrutarás el doble!

. Con amor o sin amor: Tú eliges. Puedes mezclar los sentimientos y las emociones en tu encuentro sexual o no. Si lo que prefieres es sólo sexo, carente de cualquier tipo de vinculación afectiva, no tiene que significar algo frío y sin gracia. Pon el máximo de tu parte para que ese encuentro sea altamente satisfactorio y pide lo mismo de la otra parte.

. Con o sin preliminares: No siempre vas a querer el mismo tipo de experiencia sexual. Tampoco las generalizaciones son siempre exactas. A veces querrás ir despacio y otras, querrás saltarte las caricias y besos, y pasar directamente a la acción. Tú decides.

. Sé tú mismo/a: Es lo más importante. Si no te sientes libre de expresarte y comportarte como eres, tu potencial sexual se verá mermado por este sentimiento limitante. No finjas ni dejes que nadie te amilane en un encuentro sexual.

. Cambia el rol: Jugar a ser otro, distinto del que somos en realidad, es una muy buena forma de adentrarte en espacios desconocidos sexualmente hablando. A veces es más fácil cambiar de postura cuando se juega a cambiar de personalidad e incluso de imagen.

. Valora tu cuerpo: Es un templo de deseo y de gozo sexual. Valóralo tanto como te sea posible pues es capaz de dar y recibir placer. No lo subestimes pensando que no es perfecto, pues lo es para la sexualidad.

. Sé responsable: Y coherente. Una sexualidad libre tiene que ser una sexualidad segura. Si lo haces con miedo a un embarazo no deseado o a alguna otra cosa que no deseas tener por nada del mundo, vivirás tu experiencia sexual a medias y disfrutarás la mitad.

 

Mar Cantero Sánchez

Es escritora y coach personal, creativa y literaria. Escribe habitualmente en las revistas: Psicología Práctica, Cosmopolitan, y Piensa es gratis, entre otras. Ha creado y dirige sus propios talleres de escritura creativa y de crecimiento personal a través de la escritura, de los que ha escrito tres libros. Uno de ellos, “Escribe para ser feliz” (De Profundis Ediciones), con gran éxito de ventas. También ha escrito novela romántica y erótica como “El árbol de los pájaros alegres”. Próximamente publicará otra novela con la editorial Zafiro (Planeta) y otra con la editorial GRAM NEXO, amas romántico eróticas. Es autora del texto de “El kamasutra de Pídeme lo que quieras” (Libros Cúpula/Planeta).

¿Por qué lo recomendamos?

Porque es una guía erótica en la que el lector se siente identificado inmediatamente con la protagonista, descubriendo con ella y con sus experiencias, su propio potencial sexual.

Porque en el transcurso de 50 citas, se descubren las sensaciones y las técnicas que Judith experimentaba junto a Eric en estas escenas, que abarcan desde el sexo más fogoso hasta las múltiples vías de exploración de la dominación, el dolor y el goce, y se reviven desde otro punto de vista los mejores momentos de la trilogía.

Porque el libro, además, aporta ilustraciones y consejos para conseguir encuentros más sensuales, enmarcados con un título sugerente: LA CARICIA DE EROS. Los consejos de esta particular guía de la sensualidad son claros y fáciles de llevar a la práctica: grabar nuestros encuentros eróticos (Rec (Sex)), practicar el sexo en grupo (Fantasía cumplida), dejarse someter (¿Quién manda ahora?), buscar nuevos escenarios, hacerlo a oscuras o con los ojos tapados (Solos en la oscuridad… ¿o no?)… Mar Cantero nos invita a experimentar sin complejos todas nuestras fantasías y a disfrutar sin cortapisas del sexo más atrevido (y también del más tierno).

 

EL TEMA

 

¿Crees que se puede superar el pasado? Ángel se ve obligado a regresar a su casa por la enfermedad de su madre. Irá acompañado de la mujer con la que comparte su vida. En el pueblo donde vivió su infancia, se encontrará con los recuerdos de la niñez y desvelará un secreto traumático que ha marcado toda su vida. ¿Quién no guarda cadáveres en el armario? Años después se marchará a la India, donde, gracias a contemplar las vidas de otros y sus sufrimientos, será capaz de asumir el pasado y continuar con su vida. A veces los verdugos son las verdaderas víctimas, pero todos y cada uno de nosotros tenemos una única misión en la vida y un único camino por recorrer: Hallar la felicidad.

Mar Cantero Sánchez

 

Libro: El Kamasutra de Pídeme lo que quieras El Kamasutra en Psicología Práctica 181, Mar Cantero Sánche

(Libros Cúpula/Planeta) 

Autora: Mar Cantero Sánchez

PVP: 9, 95
Pags: 112