Artículo publicado en la revista impresa COSMOPOLITAN Nº 279, 2013

¿Te suena la expresión “Abracadabra”? ¡Hacer magia es posible! Estas Navidades, ¡sé la “Harry Potter” de tu vida!

COSMO Nº 279, portada, Pon magia en tu vida, Mar Cantero Sánchez¿Crees en la magia de la Navidad? Escuchamos la palabra “magia” y reaccionamos con cierto recelo: hechizos; trucos; rituales… Pero en Navidad, lo mágico parece existir en todos los rincones. Y es una magia más cercana, sin conjuros ni talismanes. Una magia cotidiana que te capacita para expresar todo tu poder personal en el día a día. Amor, salud, éxito, dinero… son cosas que nos preocupan a todas y que desearíamos tener en nuestra vida. Ahora puedes hacerlo descubriendo todo tu potencial y dando vía libre a la creatividad que guardas en tu interior.

 

. Crea tu realidad

 

Las Navidades son días de reflexión y de hacer balance. Seguramente siempre has tenido una idea de cómo te gustaría que fuera tu vida, pero al mirar a tu alrededor, a veces piensas que nada es como lo habías imaginado. Ninguno de nosotros es perfecto ni se siente así, pero todos tenemos una visión idealizada de cómo podríamos llegar ser. Además, dependiendo del humor que tengas cada día, verás tu vida más o menos acorde con tus deseos. Sin embargo, hay un secreto para cambiarla y mejorarla: creer que es posible. Creer es más fácil en Navidad, pero es la clave para conseguir hacer realidad esa vida que tanto deseas en cualquier mes del año. Y para empezar, sólo necesitas estar dispuesta a permitir que la magia inunde tu vida. “Existe una magia cotidiana capaz de trasformar y renovar tu vida, a través de los pequeños milagros del día a día”, Louise Hay.

 

. Abre tu mente

Según Joe Dispenza, autor del libro “Deja de ser tú (Urano)”, “para cambiar tu vida debes cambiar tus ideas sobre la naturaleza de la realidad”. Hoy en día, la ciencia se ha abierto a nuevas posibilidades que antes nunca había contemplado. A esta apertura en el pensamiento científico, ha contibuido mucho la física cuántica, que surgió de múltiples experimentos. Por ejemplo: se ha cambiado radicalmente el concepto que se tenía de la mente y su incidencia sobre la materia. Ahora se cree que la mente tiene efectos, pequeños e imperceptibles, en el mundo material y pueNº-279-COSMOPOLITAN-pag-1-Mar-Cantero-Sánchezde producir cambios físicos. Traduciendo: Tus pensamientos pueden cambiar tu realidad. Es algo que todos debemos tener en cuenta, pues la ciencia siempre ha ido marcando los pasos de nuestra evolución, así que no podemos obviarla ni hacerla a un lado. Tú debes hacer lo mismo, si quieres ser capaz de crear tu propia realidad, tal y como quieres que sea. Abre tu mente a nuevas posibilidades y creencias, pues como dijo Einstein: “La mente es como un paracaídas, no sirve de nada si no se abre.”

. Tu poder personal

 

Paulo Coelho dice que “Todos los días Dios nos da, junto con el sol, un momento en el que es posible cambiar todo lo que nos hace infelices.” Y en Navidad, esto ocurre más que nunca, pues es cuando vivimos las experiencias más cercanas con los demás: fiestas, cenas, reuniones, regalos, deseos, etc. Pero en estas fechas, entre tantos pensamientos como tenemos cada día, es fácil a veces dejarse llevar por la negatividad. Podemos tener creencias muy limitadoras sobre nuestra vida que nos cohíben y cohartan la posibilidad de cambiarla y mejorarla. Y lo malo es que, no siempre somos conscientes de ellas, sobre todo cuando la realidad que vivimos no es como nos gustaría. Para crear auténtica magia en tu vida, debes ser capaz de captar ese momento en que todo puede cambiar dentro de ti y por extensión, también afuera. Para ello, debes ser consciente de cada pensamiento o emoción negativa que te asalte. Como dijo Henry Ford, “Tanto si crees que puedes como si no, tienes razón”. Por eso, en la corrección de los pensamientos y emociones negativos, es donde está tu auténtico poder personal. No puedes saber de lo que eres capaz, hasta que no lo haces, ¿verdad? Puedes demostrarte a ti misma y al mundo tu poder, cada día. Para ello, lo mejor es empezar trabajando en tu interior. Porque la magia existe, pero sólo si crees realmente en ella.

 

. 10 ingredientes imprescindibles para crear tu realidad mágica:

. El ingrediente mágico principal

Seguro que has oído hablar del pensamiento positivo, tan de moda hoy día. Para Dispenza, “tus pensamientos tienen consecuen

1. Las señales: ¿Las has vivido y experimentado alguna vez? Seguro que sí, pero puede que las hayas desechado por intentar seguir siendo realista. Pero, ¿quién te dice que estas señales no forman parte de la realidad? Al menos, forman parte de la tuya y esta es la que importa. Observar y tener en cuenta las indicaciones de la vida te provee de una herramienta más, a la hora de crear tu propia realidad.

2. ¿Dificultades? Deja de crearlas: Quizá te suena muy duro si te digo que a veces, eres tú misma quien pone piedras en tu camino. Pero así es, en ocasiones, inconscientemente nos ponemos obstáculos insalvables para no alcanzar nuestros deseos, por culpa del miedo, las dudas, y otros sentimientos que no nos ayudan en nada, pero que ya forman parte de nosotros.

3. Serendipia: Ocurre cuando la vida nos sorprende con un hecho asombroso que no esperábamos, o cuando los hechos se conforman de tal manera que todo parece guiado por una mente supNº-279-COSMOPOLITAN-pag-2-Mar-Cantero-Sánchezerior a la nuestra. Es importante que también las tengas en cuenta si quieres mejorar tu vida. Además, ¿quién ha dicho que el destino no existe?

4. Ilusión, la guinda del pastel: Sin ella, tus hechizos cotidianos no pueden avanzar porque carecerían del motor principal. En realidad, si lo piensas, todo se mueve gracias a la ilusión que pones en ello. Si la pierdes, las cosas dejarán de tener sentido para ti, por eso, es tan importante que la mantengas y la valores. Tu ilusión es como la fe y también es capaz de mover montañas.

5. Tu corazón: La mejor forma de escucharle es observar por dónde va tu felicidad. Saber qué te hace feliz y qué no, es la clave para continuar en tu camino. Recuerda la frase: “Donde está tu tesoro, está tu corazón…”

6. Sueños: Sí, debes soñar a lo grande, pero no olvides tener también los pies en la tierra para conseguir el equilibrio que necesitas al crear tu realidad. Esto significa que debe haber coherencia entre tus pensamientos, tus emociones (lo que sientes), y tus acciones.

7. Intuición: Déjate llevar por ella. Haz caso a tu intuición pues es tu propia guía interna y una herramienta imprescindible para saber por dónde caminar con paso seguro. ¡No te decepcionará!
8. Perspectiva: En la película “El príncipe de Egipto”, hay una canción titulada “La mirada celestial” y dice que aunque a veces no entendamos las cosas, siempre hay una razón para que ocurran. Tener cierta perspectiva de tu presente, te hará sentir que tu futuro será consecuente con lo que hagas ahora. “Aléjate de la orilla y pierde de vista el horizonte, para conquistar tierras desconocidas”, dice un proverbio chino.

9. Diseña tu vida ideal: ¿Tienes claro cómo quieres que sea? Si no es así, concreta. Necesitas saber qué quieres que haya en ella y qué no; quién quieres que forme parte de ella y quién no; y sobre todo, averigüa lo que tienes que hacer para conseguirlo.

10. Armoniza tu vida: Ahora que ya tienes claro cómo sería tu vida ideal, tienes que armonizarte con ella. Es decir, si quieres que tu vida cambie, primero tienes que cambiar tú. ¿Sabes qué necesitas cambiar de ti misma para convertirte en esa persona que deseas ser? Cuando te conviertas en la persona adecuada para vivir en tu vida ideal, esta se hará realidad. “Quien siembra, recoge…”

cias tan importantes que crean tu propia realidad”. Puede que seas una persona optimista que sabe sacar lo bueno de cada momento, pero ¿te ocurre que no siempre consigues el mejor resultado? Puede ser porque eres optimista de una forma más superficial de lo que crees. Para que el positivismo funcione y puedas crear la realidad que deseas, debe estar integrado en ti de forma muy profunda. Es comparable a cuando aprendes a conducir. Al principio, estás atenta la dirección y eres consciente de todos tus movimientos: cambios de marchas, intermitentes, etc., pero con el tiempo, haces todo esto de forma inconsciente mientras tú te fijas sólo en lo que tienes delante. Así es como debes integrar el positivismo en ti, de forma tan arraigada que pase de ser consciente y elegido, a ser inconsciente y espontáneo en cada momento de tu vida. Cuando logras esto, te das cuenta de que todo fluye de forma óptima hacia la vida, tal y como esperabas que fuese.

Nº 279 COSMOPOLITAN, contraportada, Mar Cantero Sánchez

. Tu subconsciente: ¿Amigo o enemigo?

 

“Ser o no ser…”, ¿te suena? Tus pensamientos pueden ser positivos, pero si tus emociones no están de acuerdo, no darán lugar a acciones positivas que atraigan los resultados que esperas. Por eso, es tan importante que entiendas cómo funciona el subconsciente. Imagina que regresas a casa del trabajo pensando en lo bien que ha ido el día. Caminas bajo la lluvia mientras miras escaparates, tarareas una canción, y ves los coloridos paraguas de la gente. En ese momento, tu vida te parece maravillosa. Entonces tu chico te llama y te dice que no podrá acompañarte a la fiesta de cumpleaños de tu mejor amiga. Dejas de tararear, sigues caminando pero ya sólo piensas en el malestar que sientes, y apenas te fijas en el mundo que existe a tu alrededor. No te gusta que él no dé importancia a tus amistades y decides que la próxima vez, serás tú la que no le acompañe. Te sientes cada vez peor, tu enfado aumenta por momentos y la vida que antes te parecía inmejorable, se convierte en una cadena de sensaciones nocivas que no sabes cómo parar. A veces tu subconsciente no es tu mejor amigo, pero puedes hermanarte con él. No permitas que el pensamiento dé lugar a emociones y acciones negativas. Si en lugar de enfadarte, piensas que quizá tiene una buena razón para no acompañarte, ese pensamiento no provoca una mala reacción y tu bienestar no se tambalea. Puedes dirigir tus pensamientos, emociones y reacciones, siempre que quieras. Como dice Dispenza: “Un cambio conlleva nuevas formas de pensar, actuar y ser.”

. Sé selectiva

 

Cuento navideño: Había una competición de sapos que pretendían alcanzar la cima de un árbol. Todos los animales del bosque fueron a animar a los sapos. Decían… ¡Qué pena, es difícil, no lo lograrán! Y algunos sapos comenzaron a desistir y la mayoría se rindió por lo que escuchaban. Todos, menos uno que continuó subiendo a pesar de lo que los demás decían… ¡Se caerá y no lo logrará! Pero el sapito continuó hasta que llegó a la cima del árbol. Entonces, todos le preguntaron cómo lo había conseguido y al no obtener respuesta, descubrieron que era sordo. Tú puedes hacer lo mismo que el sapito y hacer oídos sordos a lo que no te conviene escuchar. Todos somos sensibles y una frase cargada de negatividad puede hacernos desistir. Y no todos están de acuerdo en que podemos crear nuestra realidad. Así que, cierra tus ojos y tus oídos a lo que no te ayuda a ir hacia delante. Selecciona y quédate sólo con lo que te sirve para continuar.

. Hechizos de magia cotidiana para ser la Harry Potter de tu vida:

Un puñadito de sal; un lazo rojo; medio limón abierto… Puedes hacer magia con ingredientes sencillos que encontrarás en tu casa y en tu cocina, pero también puedes hacerla llevando a cabo pequeños gestos en tu vida diaria. Te damos algunas ideas para que empieces estas Navidades.

. Para mejorar tu suerte: Cree en ti misma y recárgate de energía. ¿Sabes cómo liberar energía positiva para atraer la buena suerte? Desechando tus hábitos y conductas negativas para que esa energía liberada pueda manifestarse positivamente en tu vida. ¡A que te gusta la idea!

. Para atraer el amor: No lo busques, el amor se encuentra. En lugar de ir tú hacia él, espera a que él llegue hasta ti. Cree además que puedes toparte con él en cualquier esquina, pues no existe un lugar ideal para encontrar el amor. El supermercado; la cola del cine; la sala de espera del dentista… En cualquier lugar del mundo encontrarás el amor, si confías en que te está esperando.

. Para alcanzar el éxito: Concreta tus deseos y ten claro lo que quieres. Pero hazlo sin juzgar tus propios anhelos ni pensar en cómo tiene que ocurrir. La vida al final trae las cosas a su manera. Y seguramente, no será de la forma que esperabas. Así que, tira tus planes y mantente a la espera. ¡Lo mejor está por llegar!

. Para mantener tu salud: Ten cuidado con las actitudes negativas: rencor; rabia; celos; envidias; etc., porque se estancan y pueden dar lugar a muchas dolencias. Si sueltas todo ese peso y le pides a la vida que se lo lleve lejos de ti, sentirás como te fortaleces.

Mar Cantero Sánchez
Libros:

. “Deja de ser tú”, Joe Dispenza. (Urano)
. “Los colores del futuro”, Louise Hay. (Urano)