Despierta tu atractivo personal, COSMOPOLITAN Nº 270, 2013

¿Disfrutas del presente o te preocupa más lo que sucederá mañana? Quizá, ni siquiera has pensado en cuál es tu relación con el tiempo. Te animamos a que lo descubras por ti misma con este artículo.

COSMOPOLITAN-Nº-270-Portada-Mar-Cantero-Sánchez-¿Eres cigarra u hormiga?

Como en la fábula de Esopo, “La cigarra y la hormiga”, algunos viven trabajando y ahorrando para tener un futuro mejor (hormiga), y otros disfrutan del día a día sin preocuparse demasiado por el mañana (cigarra). Sin embargo, según los psicólogos y los libros de autoayuda, lo perfecto sería vivir con un equilibrio entre las dos formas de tomarse la vida. Enfocarse y trabajar para mejorar el mañana está muy bien, pero hay que hacerlo con cuidado, sin llevar esta actitud hasta el extremo, pues puede significar perderse el hoy. Y es importante saber disfrutar de la vida y fluir en cada momento, poniendo el cien por cien de ti misma en aquello que estés haciendo, ya sea trabajar, descansar, o divertirte. El psicógo Philip Zimbardo, autor del libro “La paradoja del tiempo”, asegura que “Entender la relación psicológica que tienes con el tiempo, puede ayudarte a hacer mejores elecciones en la vida.” Averigua por qué.

Tu relación con el tiempo

Es primordial que te observes para saber cómo sueles trabajar y qué actitud estás tomando. Y puedes empezar ahora mismo respondiendo a estas preguntas. 1. Te dan la tarde libre, ¿la utilizas para ponerte al día en el trabajo o prefieres hacer una excursión? 2. ¿Cada mañana, sueles desayunar en la oficina o prefieres bajar a la cafetería? Cada día nos enfrentamos a la necesidad de tomar pequeñas decisiones como estas y según la psicología, no existe la respuesta correcta. Todo depende de cómo sea cada persona y de lo que considere como su prioridad en cada momento. No obstante, tus respuestas a estas dos preguntas sencillas, pueden darte una idea de cuál es tu actitud ante el trabajo y el ocio, para ser más consciente de si tienes carencias en uno o en otro. Con algunos pequeños cambios en tus hábitos, puedes conseguir equilibrar al cien por cien tu relación con el tiempo, para que tu trabajo resulte más productivo y disfrutes con más presencia e intensidad de tus ratos de ocio. Ten en cuenta que, si no encuentras ese equilibrio (puede ocurrir que a veces no estés ni en una cosa ni en otra), es posible que ni aproveches tus horas laborales, ni seas capaz de disfrutar del tiempo libre como te gustaría.

¿Hoy o mañana?

Algunas personas trabajan para tener garantizado un futuro brillante, pero su presente es más bien flojo. Sienten que su vida es abuEncuentra tu equilibrio para una vida perfecta, pag 1, Mar Cantero Sánchez rrida y les gustaría hacer algo para disfrutar intensamente de cada momento. Otras personas disfrutan a tope de cada instante, pero mientras se divierten, descubren que otros les llevan la delantera. Estos últimos, no suelen pensar en el futuro porque cuando lo hacen, les entra miedo y habitualmente, se quitan ese temor de la cabeza auto convenciéndose de que quizá nunca llegue el momento temido, aunque no consiguen que no les afecte a su subconsciente. Ambas perspectivas tienen sus ventajas y sus desventajas, pero niguna de ellas provoca felicidad. Con las dos formas de actuar se obtienen beneficios, pero también acarrean problemas. “La clave está en equilibrarlos”, afirma Zimbardo. Para lograrlo, te proponemos estas ideas.

Aprovecha los minutos al máximo:

Si crees que necesitas más tiempo, para reciclarte haciendo un curso para avanzar en tu carrera, para disfrutar de tus amigos, o para pasear con tu perro, consíguelo con estas ideas:

En el trabajo:

1. Diferencia lo importante de lo urgente: No siempre es fácil distinguirlos, pero si sabes diferenciar uno de otro, ahorrarás mucho tiempo y no lo perderás en lo que no te interesa. Distingue cuáles son tus objetivos y haz primero aquellas cosas que vayan a provocar los resultados que esperas.

2. No esperes sin hacer nada: El ordenador tarda en arrancar; hay cola en la máquina de café; pillas todo el tráfico del camino; etc. Si te ocurren estas cosas habitualmente, prevéelas con anterioridad. Por ejemplo, levántate una hora antes para ir a trabajar o enciende el ordenador mientras vas a por un café.

3. No estés disponible siempre: Apaga el móvil si estás realizando un proyecto o un informe importante, aunque sea tu novio quien te llama para quedar para cenar.

4. Consulta tus dudas: Si hay algo que no entiendes o no sabes hacer cualquier cosa, pregunta a tus compañeros o a tu jefe. Ellos estarán encantados de ayudarte, ahorrarás tiempo y además estrecharás lazos laborales.

5. Prepara tu set de emergencias: Desodorante; enjuage bucal; brillo de labios, tacones de repuesto… te salvará de tener que regresar a casa o ir de tiendas, ante una cita inesperada afterwork.

Encuentra tu equilibrio para una vida perfecta, pag 2, Mar Cantero Sánchez
6. Sé saludable: Cuando estás enferma, estás más débil y esto retrasa tu trabajo. Pero con ciertos hábitos sencillos de higiene, puedes prevenir un resfriado o un malestar estomacal: lávate las manos con agua y jabón con frecuencia, especialmente después del trabajo y antes de comer; haz ejercicio habitualmente; toma vitamina C en los meses de frío, come fruta fresca y ensaladas; y lleva algún tentempié saludable al trabajo como una barrita de cereales, en lugar de asaltar la pastelería de la esquina.

7. Retira la silla de invitados de tu despacho: Tendrás menos visitas que te distraigan, si no tienen donde sentarse. Si necesitas una alguna vez, cógela de la sala de reuniones.

En casa:

1. Organiza tu vida: Cualquier momento es bueno para empezar a liberarte de problemas sin resolver y de conflictos que en realidad no deseas tener y que desordenan tu vida, provocándote ansiedad, y malestar emocional y psíquico.

2. Atiende a lo importante: Ocúpate sólo de las personas que amas; de lo que realmente te importa; de hacer cosas que te hacen feliz; de pasar buenos ratos; y deja a un lado lo que no te merece la pena.

3. Pulsa el botón de grabación: Y añade dos horas más a tu día. En lugar de hacer zapping, aprovecha ese tiempo para leer un buen libro; tener una agradable conversación; o salir a cenar fuera. Graba tus programas favoritos y mientras tanto, ¡vive!

4. Apuesta por la tecnología digital: Con el papel se gasta mucho tiempo y espacio, y no resulta muy ecológico. Paga y recibe tus facturas digitalmente; lee ebooks… Pondrás tu granito de arena para ayudar al planeta mientras ahorras tiempo.

5. Usa el “take away”: No es sólo para pedir comida china. Desde llenar la nevera en el supermercado, hasta ir de shopping por las mejores webs de moda; apuesta por el servicio a domicilio.

6. Delega: Si trabajas, es difícil que saques tiempo para limpiar y mantener la casa ordenada. Puedes contratar a una persona que se ocupe de las tareas domésticas durante unas horas a la semana o cada quince días.

7. Pon orden: El armario; el escritorio; el recibidor de la entrada; el cajón de la cocina… el desorden puede esconderse donde menos te lo esperas. Intenta manterner ordenados todos los rincones de tu casa y tu lugar de trabajo, sobre todo donde guardas las cosas importantes. ¿No querrás llegar tarde a una cita por no encontrar las llaves, verdad?

Test: Descubre cuál es tu ritmo de vida:

Según el psicólogo Philip Zimbardo, la mayoría de nosotros no estamos orientados al cien por cien en el presente, pero tampoco dirigimos nuestro pensamiento siempre hacia el futuro. Descubre cuál es tu tendencia.

1. Tu móvil de trabajo suele estar:
a) Encendido. Siempre alerta por si recibes alguna llamada importante.
b) Apagado, si no estoy trabajando. Necesito desconectar a veces.

2. Si cobraras una pequeña herencia, la gastarías en:
a) Ahorrar. Me siento más segura con algún dinero en el banco.
b) En un viaje de ensueño, un bolso de Marc Jacobs, o la entrada de un coche. ¡El dinero es para disfrutarlo!

3. Un amigo de twiter te invita a cenar un día y tú respondes:
a) Miraré mi agenda a ver si tengo libre un día de estos…
b) ¡Estupendo! ¿Quedamos este viernes?

4. Cuando suena el despertador…
a) Me levanto enseguida. Me gusta tener tiempo para arreglarme.
b) Lo apago e intento dormir un poco más, aprovechando los minutos.

5. Sueles utilizar las redes sociales e internet para:
a) Conocer a personas con mis mismas inquietudes y carrera, e introducirme entre gente importante que podría servirme de ayuda más adelante.
b) Reencontrarme con amigos del pasado y ver los vídeos más hilarantes en youtube.

6. Tu mejor amiga no puede ir a tu fiesta de cumpleaños porque tiene que trabajar. Le dices:
a) ¡Qué lástima! ¿No podrías escaparte esta vez?
b) ¡Vaya! Siempre estás trabajando, debe ser tan aburrido…

 Encuentra tu equilibrio para una vida perfecta, pag 3, Mar Cantero Sánchez

Soluciones:

Mayoría de A: “Vives enfocada en el futuro”

Eres una mujer echada para adelante y haces uso del autodominio en cualquier situación. Tus hábitos te sirven tanto para ahorrar como para avanzar paso a paso en tu trabajo o carrera, pero cuidado, dirigir tus pensamientos siempre hacia el futuro puede dañar tus relaciones por tu incapacidad para vivir en el presente. Haz un “break” para:

. Hacer un STOP y respirar mientras realizas una tarea sencilla, lees un libro, o te tomas un té. La clave está en estar presente en lo que haces en cada momento. Tómate dos minutos al día para no hacer nada, (no tengas nada en las manos tampoco) y ser consciente de ti misma. ¡Le encontrarás utilidad muy pronto!

. Calcular el coste de todo lo que te pierdes por no disfrutar del presente: tus amigos; tu familia; tus relaciones. No te olvides de la frase en latín: CARPE DIEM. Atrapa el día y no lo dejes escapar hasta haberlo disfrutado. ¡Sentirás que vives con plenitud e intensidad!

. Programar tu día. “Para la gente que vive orientada hacia el futuro, la idea de programar su tiempo cada día, puede resultar agobiante y provocar ansiedad, pero encontrar tiempo para las cosas pequeñas, ratos de ocio, y para estar contigo misma, es el primer paso para el equilibrio”, afirma la profesora de psicología Annie Crookes.

Mayoría de B: “Sabes disfrutar el presente”

Sabes cómo disfrutar a tope de cada momento. A tu novio, tus amigos, y tu familia, les encanta que sepas darles tu tiempo y tu atención, pero ser la más divertida no implica que no puedas tener tus metas. Muévete también hacia:

. Establecer objetivos alcanzables a corto plazo, metas realistas y posibles de alcanzar. Empieza por experimentar la emoción de un logro, trabajando en él, el tiempo que necesites.

. Posponer el placer inmediato, retrasando la gratificación. Reserva tus vacaciones con seis meses de antelación. Así, cuando estés trabajando duro, tendrás algo bueno en lo que pensar para el futuro y también te ocuparás de ir ahorrando el dinero que necesitas.

. Practicar la visualización para concretar tus metas. Imagínate a ti misma vistiendo ese vestido ceñido para la boda de tu mejor amiga, o visualiza que no acudirás sola a la fiesta, sino acompañada por alguien especial… Tener clara una visión de lo que quieres hacer, te ayudará a resistir tentaciones.

Encuentra tu equilibrio para una vida perfecta, pag 4, Mar Cantero Sánchez
VIVE TU TIEMPO: Vivir el presente significa establecer tus prioridades. Te damos algunas ideas para lograrlo.

1. Aprende a decidir: Nos enfrentamos a casi 200 decisiones al día, pero no siempre decidimos lo que queremos. Para acertar, hazlo según tú misma y no según lo que los demás puedan querer de ti.

3. No te sobrecargues: ¿Cansada de llegar a las siete de la mañana tras una noche de fiesta? O bien, ¿harta de trabajar hasta las diez de la noche? Esforzarse está bien, pero si tensas demasiado la cuerda, puede romperse.

4. Delega: Trabajar en equipo es la mejor forma de que cada miembro aporte lo mejor de sí mismo. Permite que los demás hagan su trabajo y tú, dedícate al tuyo.

5. Infórmate bien: En el trabajo, pide que te digan bien claro lo que quieren que hagas, así sabrás si estás dispuesta o no, sin perder tiempo y sin dar lugar a malentendidos.

6. CARPE DIEM: ¿Y si sólo te quedara un año para lograr lo que deseas? Aprovechar el tiempo es la manera más inteligente de vivir. Pon un tiempo límite para lo que quieres hacer y… ¡a por ello!

Mar Cantero Sánchez

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!