Artículo en Psicología Práctica Nº 191

Autora: Mar Cantero Sánchez

 

CLAVES PARA SABER SI VA «EN SERIO» CONTIGO

Psicología Práctica Nº 191, portada, Mar Cantero Sánchez, www.marcanterosanchez.com

¿Quieres tener claro cuándo le interesas? ¿Saber si esperar a que te llame o llamarle tú? ¿Cómo parecer una diosa cuando estás hecha unos zorros? Cientos de preguntas asaltan tu mente cuando tienes un nuevo ligue y te gustaría tener la llave que abre todas las puertas: “Saber lo que está pensando”. Humfrey Hunter, autor de “Los secretos de los hombres solteros (Urano)” te revela los trucos para hacer que estén a tus pies. ¿Te atreves a intentarlo?

. ELLOS TAMBIÉN SUFREN

Humfrey Hunter da en su libro el punto de vista masculino: “Ellos suelen sentirse confusos ante una mujer que les gusta y a la que no conocen. Les asusta sobre todo dos cosas: no resultar atractivos y meter la pata.” La primera es cuestión de ego, “el ego masculino es frágil”, dice Hunter, y al parecer no siempre están preparados para recibir un no por respuesta, de ahí que a veces tarden en decidirse a pasar a la acción. Y la segunda, temer hacer el ridículo, es por culpa de sus emociones (a menudo descontroladas y confundidas por la situación) que les impulsan a hacer “cosas raras” y a adquirir una conducta imprevisible o extraña ante las mujeres que les gustan. “Si a un chico le gusta mucho una chica, si cree que es especial y guapa, probablemente estará nervioso. Las mujeres no deberían perder el interés porque un hombre parezca inseguro. Es una señal positiva. ¡No puedo creer que no haya más mujeres que se den cuenta de ello!”, Hunter. Según el experto, algunos incluso ensayan las primeras frases frente al espejo antes de salir, luego no somos tan distintos, ¿verdad?

. SU PUNTO DE VISTA

Psicología Práctica Nº 191, pag 1, Mar Cantero Sánchez, www.marcanterosanchez.com ¿Y si sólo está pensando en el sexo? Al principio suele ser así y según asegura Hunter, es cierto que ese es el primer pensamiento que ronda la cabeza de un hombre cuando conoce a una mujer. Pese a todo pronóstico, a los hombres y a las mujeres nos suelen importar las mismas cosas. Por ejemplo, para ellos es difícil pensar que alguien puede  ser su mujer ideal, si saben que ha tenido muchos novios durante su vida. ¿No les ocurre lo mismo a las mujeres? Por eso, a la hora de seducirles, es mejor pensar en Adán y Eva, los primeros seres de la tierra. Aunque por otro lado, nadie quiere salir con alguien virgen. ¡Demasiada responsabilidad, la de proteger a un corazón recién salido del horno! Sólo queda una cosa ante esta contradicción, mantener el misterio. Todos resultamos mucho más atractivos si nos mostramos misteriosos con nuestro pasado y sobre todo, si no intentamos descubrir el del otro en una sola noche. Damos a entender así, que somos una persona experimentada en el sexo, algo que atrae como la miel a las moscas.

. ¿INVITARLE A SALIR O NO?

“A los hombres nos gusta el flirteo y la insinuación. El misterio y la emoción del ir detrás de alguien son importantes en las primeras fases de una relación. Si una chica es demasiado asertiva, podemos asustarnos o bien pensar que no quiere nada serio. Es bueno para un hombre sentir que va detrás de una mujer, que sale y la consigue, que la hace suya. Mi prometida no me llamó durante los primeros meses de relación. Tuve que perseguirla yo, y no me importó en absoluto.” Para Hunter este punto está muy claro, si una mujer quiere conseguir que un hombre le pida salir, sólo tiene que tener en cuenta una única regla: Hacer que crea que es él quien le pide salir a ella, sea o no verdad. Pero como algunas mujeres detestamos esperar a que te nos den todo hecho y preferimos tomar la iniciativa, es bueno recordar que un hombre quiere tener las cosas claras desde el principio. Antes de quedar con él, “especifica lugar, día y hora, cuantas menos decisiones dejes en sus manos, mucho mejor, después de todo a ellos no les importa adónde van en una primera cita”, asegura el experto.

Si una mujer está dispuesta a conocer el interior de un hombre para facilitarse la tarea de relacionarse con ellos de una manera íntima, aquí están algunas de sus características que pueden ayudar:

 

1 . El hombre es un mar de emociones

Psicología Práctica Nº 191, pag 2, Mar Cantero Sánchez, www.marcanterosanchez.comA pesar de que casi todos intentan aparentar frialdad cuando están con una mujer que les gusta, los hombres son un manojo de emociones y sentimientos descontrolados que, la mayoría de las veces, no saben cómo manejar. Según Hunter, “todos nos mostramos ante aquellos con los que queremos salir, como no somos en realidad, pero los hombres además, están tan acostumbrados a fingir fortaleza emocional, que ya no saben cómo expresar el torrente emocional que llevan dentro.” Si una mujer pretende que un hombre se sincere, puede esperar sentada, porque si al hombre le gusta, nunca le hará partícipe de lo que siente hasta que no se encuentre completamente seguro en su compañía, es decir, hasta que no se dé cuenta por sí solo de que a ella también le gusta y siente algo por él.  Ante la pregunta: ¿Por qué a los hombres les confunden tanto los sentimientos? Hunter responde: Soy un hombre, ¿cómo se supone que debo saberlo? Ahora en serio, no lo sé. Quizás nos lleve nuestro tiempo poner en claro nuestras ideas, quizás no nos guste vernos presionados para tomar decisiones y preferiríamos disponer de nuestro tiempo para tomarlas…”.

 

  1. Son imprevisibles

¿O es solamente una excusa para eludir responsabilidades? En palabras de Hunter “No es ninguna excusa, realmente somos imprevisibles. Los solteros atraviesan ciclos de comportamiento que reflejan su estado emocional, desde periodos en los que tienen muchas citas y les resulta fácil conseguirlas hasta épocas en las que conocer a chicas les resulta imposible. En ocasiones, un hombre puede conocer a una mujer justo cuando está en pleno proceso de transición o cuando está confuso sobre el momento en que se encuentra (quizás como resultado de lo ocurrido en sus anteriores relaciones). Esto hace que sea imprevisible, porque está confundido acerca de sus sentimientos, y tampoco hay ninguna manera en la que una chica que se relacione con él pueda saber algo con certeza.”

 

  1. No son nadie, sin sus amigos

Eso que parece tan inmaduro, para ellos es primordial. Lo que sus amigos piensen de sí mismos a la hora de ligar o de tener una relación, es una parte importantísima en su comportamiento y actitud con las mujeres. Para Hunter, los amigos de un chico son importantes “Por dos motivos: porque los hombres somos competitivos y porque valoramos la opinión de nuestros amigos. Queremos ganarnos su respeto pero también queremos que nos digan lo que hacemos mal y que nos ayuden, si pueden. Es complicado, lo sé, pero somos así.” ¿Quién dijo que su forma de pensar es sencilla? Son tan complicados como las mujeres, e incluso puede que más en algunos temas.

 

  1. No son perfectos

Psicología Práctica Nº 191, pag 3, Mar Cantero Sánchez, www.marcanterosanchez.comHunter dice en su libro que el personaje de Mr. Big, de la serie “Sexo en Nueva York”, no existe en la vida real. “La idea del macho Alfa que siempre tiene el control de la situación, es una falacia”, aclara. Los hombres son inseguros e imperfectos por naturaleza, al igual que las mujeres. También sienten la presión de la vida real y no siempre saben cómo actuar, ni todas las veces lo hacen bien o de forma adecuada. Se equivocan, aunque suelen creer que no tienen derecho a hacerlo, quizá por su educación o porque les molesta profundamente reconocer sus errores. Y ante la presencia de una super woman, se sienten como un elefante en una cacharrería, ellos también prefieren a las mujeres reales e imperfectas, vulnerables en ocasiones, y sobre todo sensibles.

 

  1. Siempre están bajo presión

Al revés de lo que se dice, no son las mujeres las que más presionan a los hombres, sino ellos mismos. Quizá por su instinto competitivo o por su ego inseguro y frágil. Por ejemplo, suelen presionarse por alcanzar un alto nivel de riqueza material y por conseguir un estátus que les dé cierta sensación de pertenencia. Antes incluso de planteárselo, un hombre lleva en su memoria genética la instrucción de ser él quien debe sacar adelante a su familia y protegerla. ¿Y si no la tiene aún? No importa, la mayoría suelen prepararse para ese momento, durante cada día de su vida. Pero esta no es la única forma en que ejercen presión sobre sí mismos, suele venir desde distintos ángulos. Quieren ser buenos amantes; buenos novios; buenos maridos; y buenos padres. Quieren ser proveedores; protectores; y les preocupa muchísimo decepcionar a las mujeres. “Para la mayoría de hombres es una perspectiva amedrentadora pero la anhelamos. Incluso los hombres solteros piensan así”, afirma Hunter.

 

8 BUENOS CONSEJOS PARA ENAMORAR A UN HOMBRE:

Muy pocas veces las mujeres podemos contar con la opinión de un experto que, además pertenezca al sexo masculino también, por ello, es bueno aprovechar estas sugerencias antes de ponernos manos a la obra.

  1. No te acuestes con él la primera noche: “Tendrás más oportunidades de empezar una relación. Esto es un hecho. Por supuesto que hay parejas que lo hacen y luego llegan a mantener relaciones felices y duraderas, pero son muy pocas. Hay muchas más que se quedan en breves aventuras. Desde luego que no hay nada malo en acostarse con un hombre en la primera cita, y ninguna mujer debería sentirse culpable por ello, pero si lo que buscas es una relación seria, no es una buena idea”, dice Hunter.
  1. Compréndele: A veces puede mostrarse receloso y otras, celoso. También es común en los hombres variar su forma de ver las cosas, no sólo las mujeres cambiamos de opinión. Aunque si sobrepasa los límites, no hay que dudar en enseñarle la puerta.
  1. Hazle sentir: “Si una mujer quiere ligar con un hombre, debe hacerle sentir cómodo, mirarle a los ojos, escucharlo, tocarle el brazo, usar el lenguaje corporal para darle a entender que está interesada. No existen palabras mágicas, lo que cuentan, más bien, son los actos”, aconseja Hunter.
  1. Habla de ti: No es cierto lo que has oído, que a los hombres no les gusta que una mujer hable de sí misma. “Nos gusta descubrir cosas sobre la otra persona en nuestras primeras citas, y a muchos hombres no les gusta hablar sobre sí mismos. Pero no nos gusta que las mujeres sólo hablen de ellas; también deberían interesarse por conocer un poco al otro”, solicita Hunter.
  1. Sé sutil: Según Hunter, el error que nunca debería cometer una mujer a la hora de ligar es “hacerlo de forma demasiado descarada. Si te lanzas a un hombre y le pones las cosas demasiado fáciles, no te valorará demasiado y no llegarás a tener una relación con él. Haz que le cueste un poco conseguirte. Esto será bueno tanto para ti como para él.”
  1. Psicología Práctica Nº 191, pag 4, Mar Cantero Sánchez, www.marcanterosanchez.com Aléjate de los “Kevin Costner”: ¿Recuerdas la película El Guardaespaldas? Hunter también recomienda que las mujeres huyamos de los hombres que, en apariencia, lo tienen todo controlado, porque puede ser verdad… “Aléjate de los que parecen demasiado tranquilos y seguros de sí mismos, los que no muestran ningún tipo de falta de confianza. También de los que acaban de salir de una relación, los que dicen que no buscan nada serio (realmente no lo buscan, y no hay manera de conseguir que cambien de opinión) y, por sobre todo, huye de los que ya tienen pareja. Si sientes que estás cayendo en las redes de alguno de ellos, sólo te queda seguir este consejo: ¡Huye!”
  1. Sé tú misma: Si quieres que te invite a salir, sigue este buen consejo: “Sonríe, sé agradable con él (pero no demasiado), sé tú misma y confía en tener un poco de suerte. No hay nada más que puedas hacer.”
  1. Relájate: “Disfruta de la vida sin un hombre a tu lado. No hay nada que resulte más atractivo que la felicidad y la confianza en uno mismo. Si puedes ser feliz mientras estés soltera, estarás en el estado óptimo para conocer al hombre adecuado,” asegura Hunter. Y como decía Wynona Rider en la película “Otoño en Nueva York”: Deja que la inercia haga el resto.

Mar Cantero Sánchez