Mi sección Psicopareja en Psicología Práctica Nº 199

Autora: Mar Cantero Sánchez

 

Psicología Práctica, Psicopareja escaneado, Mar Cantero Sánchez, www.marcanterosanchez.comLleváis bastante tiempo saliendo y crees que ha llegado el momento de afianzar la relación viviendo juntos. Sin embargo, tu pareja no parece tan dispuesta a mudarse de casa y abandonar su independencia. Antes de llevarte el disgusto de tu vida, piensa un poco. Está claro que existen algunas razones por las que no se siente preparado o preparada para dar el gran paso. Y también hay unas cuantas cosas que podéis hacer entre los dos para superar esta crisis y llegar a un acuerdo.

 

  1. Mira desde otro ángulo: Contemplar la idea de mudaros a vivir juntos desde su punto de vista, te ayudará a comprender sus razones y sus miedos, y a empezar a entenderos. Quizá solo estás teniendo en cuenta tu opinión y tu manera de ver las cosas. Recuerda que sois los dos los que cambiaréis de vida al convivir.

 

  1. ¿Estáis preparados?: Ambos debéis estarlo pues vivir juntos es un gran paso y requiere esfuerzo en la convivencia por parte de los dos. No todo será tan bonito como imaginas, habrá momentos malos, otros tristes, difíciles, y encima compartiréis el baño. Si uno de los dos no está preparado, el otro debería replantearse el asunto una vez más, quizá con más serenidad.

 

  1. Sin prisas: No las tengas porque no son buenas y menos a laPsicología Práctica Nº 199, Mar Cantero Sánchez, www.marcanterosanchez.com hora de un nuevo comienzo. Si hacéis las cosas con calma, ambos tendréis el tiempo necesario para tomaros en serio la idea de convivir y llevarlo a cabo con más seguridad en vuestra relación y en vosotros mismos. Habladlo hoy, empezad a preparad, y sabréis que ha llegado el momento cuando así sea.

 

  1. ¿ULTIMÁTUM? No, gracias: Nunca son buenos. Es mejor hablar con tranquilidad diciendo cómo te sientes, lo que quieres, y cómo lo quieres. Poner contra las cuerdas a una persona es un intento de manipulación y casi nunca resulta bien, solo en las películas. La convivencia es difícil, pero si además uno de los dos se ha visto obligado a ello, lo más seguro es que acabe en desastre.

 

  1. ¿Es tu media naranja?: Si ves que no llegáis a un consenso, ni siquiera tras haberos dado tiempo, quizá tengas que replantearte si es tu pareja ideal. Puede que el enamoramiento no te deje ver que realmente la convivencia no sería lo más acertado. Hay relaciones de todo tipo y esta no tiene por qué ser aquella en la que quieras avanzar en un futuro.

 

Mar Cantero Sánchez

Escritora y coach