Sección Psicopareja, revista Psicología Práctica Nº 197

Autora: Mar Cantero Sánchez

 

¿Y si te llevo unos años…?

 

Mar Cantero Sánchez, experta en Psicología Práctica, Psicopareja Nº 197 portada, www.marcanterosanchez.comUno de los prejuicios más comunes es el de la diferencia de edad en la pareja. Pero tener más o menos años que el otro, no es un impedimento para la felicidad. La vida en común se enriquece cuando uno de los dos tiene más experiencia en todos los aspectos. Y la frescura del más joven equilibra la relación con su espontaneidad. Fíjate, si no, en las parejas de Hollywood y descubrirás que no hay ningún problema pues la diferencia de edad en la pareja sirve de crecimiento constante.

 

A veces pueden surgir problemas por culpa de nuestras creencias erróneas, pero todo es cuestión de enfoque y de contemplar tu relación con amplitud de miras:

 

1.      Afinidades: El éxito está asegurado sobre todo cuando tenéis cosas en común. Buscad lo que os une, lo que os hace disfrutar juntos, encontrad aquello en lo que ambos os olvidáis de vuestras edades y solo pensáis en pasarlo bien.

2.      A palabras necias…: Oídos sordos. No prestéis atención a lo que digan los demás, no todo el mundo sabe respetar al prójimo. Solo importa lo que vosotros pensáis y lo bien que os sentís estando juntos.

Mar Cantero Sánchez, experta en Psicología Práctica, Psicopareja 2, www.marcanterosanchez.com 3.      Aceptar al otro: Puede haber diferencias a nivel social o económico. Quizá uno de los dos aún no esté consolidado profesionalmente ni sea independiente. Si el otro sí lo está, puede servir de ayuda. Es un toma y daca.

4.      Educación: Las parejas suelen fracasar mucho más por las diferencias de educación, contexto social, cultura, experiencias vividas, opiniones, ideologías, etc. Ahí sí que es difícil, porque no se trata de creencias o prejuicios sociales, sino de una auténtica divergencia que a veces es insalvable. La educación es lo que más nos distingue a unos de otros.

5.      Fuera tópicos: Se dice que una mujer busca una figura paterna en un hombre mayor. Y que un hombre busca representación de éxito social y sentirse más joven, en una mujer menor. ¿Y si es al revés, qué buscamos? Los tópicos nunca aciertan, por lo que no conviene hacerles caso. Mejor ten una mente abierta y no confíes en arquetipos sociales sin base real.

 

Mar Cantero Sánchez

Escritora y coach