RelacionArte

Una actividad de riesgo

 

Incluye sugerencias de expertos en bienestar y motivación:

Gregory Cajina, Joaquín Lorente, Talane Miedaner, Iván Avanza, y otros.

 

Mucho antes de empezar a escribir este libro, ya sabía que provocaría mucha controversia. Gracias a vuestros comentarios en mis artículos, sabía que el tema os atraía e importaba mucho. Y no me extraña, porque cualquier actitud negativa puede fácilmente amargarnos la vida.

Por eso, me decidí a escribirlo, porque tanto si la sufres y tienes que lidiar con ella, como si eres tú quien la tiene, eres igual de importante para mí y necesitas saber ciertas cosas. Y porque es necesario transmitir lo que sé de las actitudes negativas y decirte cómo liberarte de ellas.

Quiero que sepas que mi intención es únicamente ayudarte. No pretendo criticarte, ni mucho menos juzgarte, conmigo no va esa forma de moverse por el mundo. Además, yo no soy quién para criticar a nadie, pues soy la primera que tiene actitudes negativas muchas veces y he caído en ellas de manera reiterada, como cualquiera.

Pero tampoco me gusta ver sufrir a otros lo mismo que he sufrido yo durante mucho tiempo. Sé que una actitud negativa, mantenida en el tiempo, daña tu autoestima hasta tal punto que puede dejarte sin recursos ni libertad para hacer y deshacer a tu antojo, para vivir tu vida, tomar tus propias decisiones, y ser feliz.

En tu mano está leer este libro, comprender las razones inconscientes que se ocultan tras estas actitudes malsanas y aprender cómo enfrentarlas. O cómo cambiarlas, si eres tú quien las tiene.

Y una vez que sabes cuál es mi intención, te animo a disfrutar de la lectura y te invito a que practiques las sugerencias que te doy en este libro, para mejorar tu vida.

 

Todos conocemos a una persona cercana, cuya actitud, resulta tan nociva que traspasa su vida para invadir y transformar la nuestra. Y una vez que esto ocurre, nos vemos inmersos en una vorágine de negatividad:

pensamientos, actitudes, comportamientos, y acciones, que solo pueden acarrearnos las peores consecuencias.

A veces, esta persona actúa de manera totalmente inconsciente y en otras ocasiones, es consciente pero no quiere cambiar de actitud. En cualquier caso, es necesario que sepamos cómo hacer frente a estas actitudes para no permitir que nos afecten hasta el punto de que interfieran en nuestra propia actitud o en nuestra vida. Puedes creer que con alejarte de las personas que mantienen estas actitudes, ya está todo hecho.

Sin embargo, ¿qué ocurre cuando la persona que tiene una actitud negativa forma parte de nuestra familia, o es un amigo, o incluso, nuestra pareja? Aquí ya no cabe echar a correr ni decir adiós.

Si se trata de un miembro de tu familia, lo más seguro es que tengas esta actitud para toda la vida en el mejor de los casos. Y cuando es así,

¿qué puedes hacer tú para evitar que te afecte, para que esa negatividad no invada uno o todos los aspectos de tu vida, o para que no se acabe convirtiendo en tu propia actitud? Y en el peor de los casos,

¿qué puedes hacer cuando eres tú quien tiene este tipo de actitud y aún ni siquiera eres consciente de que se la estás transmitiendo a los demás?