LAS CHICAS DEL CLUB DE BELLY DANCE, sinopsis

LAS CHICAS DEL CLUB DE BELLY DANCE, sinopsis

April es una cantante y bailarina famosa que vive en Miami. Una caída en uno de sus conciertos, el pánico escénico y la infidelidad de su novio, hacen que se sienta insegura y decida huir. Para esconderse del mundo, regresa a Bolulla, el pueblo de Alicante donde nació y al que no ha vuelto desde hace trece años. Allí se encontrará con Álex, su primer amor, al que no ha podido olvidar. Y aunque, al principio, ambos se niegan a reconocerlo, entre ellos surgirá una pasión irresistible que ni el tiempo ni la distancia han podido eclipsar. Pero, ¿qué tipo de relación pueden tener ahora, con vidas tan diferentes?
Perdida en la montaña, entrará a formar parte del Club de Belly Dance, donde una profesora histriónica y unas alumnas muy divertidas y ocurrentes, la ayudarán a resolver sus miedos y a encontrarse a sí misma. También conocerá a Herbert, el único miembro masculino del club, que quiere aprender a bailar guiado por un oscuro secreto. Y se topará con Virginia, la misteriosa dueña del sex shop online más famoso del mundo.

 
Es una reality novela, porque tres de sus personajes son personas reales que ganaron un concurso, cuyo premio fue aparecer en la historia. Otros están inspirados en la realidad y todos cobran vida en situaciones tremendamente divertidas, que tocan el corazón del lector. Comedia romántica con una bella historia de amor, salpicada de instantes de erotismo elegante, sensaciones que hacen vibrar, y gran sentido del humor.

 
¡Me ha encantado! Preciosa la historia de Alex y Abril. Muy divertida, se hace corta, adoras a las chicas del club. ¡Y espero leer la historia de Virginia e Ethan muy pronto!
Nínive Blé (Organizadora Be Radic)

 
Me encantó. Original y divertida, y llega a tocar la fibra sensible. Normalmente es el macho-man quien es la “estrella”, por lo que, ese cambio en la historia y que la mujer sea la importante, me entusiasma. Al principio, me recordó a “Y a ti qué te importa, de Megan Maxwell”, aunque no tiene nada que ver. Estoy deseando leer la historia de Ethan y Virginia.
Ximena Dunne (Organizadora Evento B’Radic)

 
Me ha durado unas horas nada más, empecé a leer y no podía parar. Súper divertida, ingeniosa, me he hartado de reír. Con unas escenas eróticas escritas de una manera impecable. ¡Un diez para esta novela, que digo un diez, un cien!
Virginia Jiménez, Mysexualshop

 

 

 
Tenemos que decir que la novela nos ha encantado.
Romantic Ediciones

 

ENLACE AMAZONENLACE AMAZON

Las chicas del club de belly dance, Romantic Ediciones, Mar Cantero Sánchez

 

Una reality novela

Una reality novela

Las ganadoras del concurso para aparecer en la novela son:

Virginia Jiménez: Un personaje secundario

Ana Gutiérrez Lanuza: Aparecer en una escena

Ana Avilés: Aparecer en una escena

 

 

Algunas críticas sobre

“Las chicas del Club de Belly Dance”

“¡Divertida, se hace corta, adoras a las chicas del Club de Bellydance! La moraleja es clarísima y me parece preciosa la historia de Alex y Abril. ¡Sinceramente espero leer la historia de Pili e Ethan!”
Nínive Ble (Be Radic)

 

“Me ha durado unas horas nada más, ha sido empezar a leer y no he podido parar, es súper divertida, ingeniosa, con unas escenas eróticas escritas de una manera impecable. ¡Un diez para esta novela, que digo un diez, un cien!”
Mysexualshop

 

“Me ha encantado. La historia es original y divertida y llega a tocar la fibra sensible, normalmente es el macho-man quien es la “estrella”, por lo que ese cambio en la historia y que quien sea la “importante” sea la mujer, me entusiasma.”
Ximena Dunne (Be Radic)

 

“Tengo que decir que nos ha encantado.” 

Romantic Ediciones

 

Concurso para aparecer en la nueva novela de Mar Cantero Sánchez

Las chicas del club de belly dance, Romantic Ediciones, Mar Cantero Sánchez

Escribir, pese a la alegría de vivir

Escribir, pese a la alegría de vivir

“Hay tantas maravillas en mi vida y tengo tantas cosas por las que luchar, que sólo presto atención a lo que me engrandece”,

La vida es fácil si sabes simplificar

(Zenith-Planeta),

Mar Cantero Sánchez

Un escritor tiene dos ideas fijas en la mente. Una es consciente, la otra, no. Cuando escribes, lo haces con la ilusión de llegar a publicarlo para que sea leído por cientos, miles de lectores. Esta es una idea que te persigue allá donde vayas y hagas lo que hagas, en tu vida de escritor o escritora, e incluso en tu vida privada. Sin embargo mientras escribes, imbuido en esos momentos de fe ciega en el bolígrafo, en que trasmitirá a la perfección, lo que deseas decir, cuando los dedos bailan sobre el teclado con un ritmo frenético, cuando sientes que ya no eres tú quien dirige, sino que algo te ha absorbido y escribe a través de ti, entonces sólo te acuerdas de ti mismo y crees que eres el único habitante de la tierra, además de aquellos que viven gracias a ti, sobre el papel.

Mar Cantero Sánchez, La vida es fácil si sabes simplificar 5, Zenith-Planeta

La otra idea, la inconsciente e involuntaria, es la de escribir pese a todo y a todos, pese a la desesperación, decía un poema que leí una vez. Escribir a todas horas, en las libres y en las trabajadas, en el ordenador y en un cuaderno, a mano o a máquina como los detergentes, a pesar del frío, de la lluvia y del viento, en verano con las gotas de sudor mojando el papel, en primavera anhelando el perfume de las flores. Escribir aunque se rían de ti, aunque lloren de rabia, aunque te envidien y te odien, te lastimen, te ataquen. Escribir a pesar del menosprecio de los que viven su vida comparándose con otros, seres antiempáticos que alucinan contigo. Escribir pese a la incompresión de los que no persiguen sus sueños porque están seguros de no conseguirlos. A pesar de ellos y sin ellos, el escritor escribe inconsciente, de día o de noche, a cualquier hora, en cualquier lugar y sobre cualquier cosa que tenga un espacio en blanco.

Mar Cantero Sánchez, foto 1, 2014

Sé que hay escritores más exigentes con su escritura, pero quizá es sólo cuestión de tiempo el que dejen de necesitar un despacho propio, una tranquilidad ansiada por todos y sobre todo, una razón práctica para escribir lo que escriben, porque el escritor, el verdadero, quien escribiría aunque le tocase el cuponazo, no necesita tener un motivo. El o ella es el único motivo de su escritura, el mejor motivo.

Al principio es sólo una idea, después es un esfuerzo y un placer, pero acaba siendo un hábito del que es muy difícil desprenderse. Se convierte en una necesidad, en un sustento de la vida. Es, a estas alturas, una idea inconsciente que no por haberme concienciado de ella, desaparece.

Escribir, pese a la alegría de vivir y a dejar de disfrutar del presente, y eso sí que es difícil.

Mar Cantero Sánchez