LOS MARES DEL ALBA no podía estar en unas manos más especiales, las de una mujer sabia con una luz y una magia evidentes, Pilar Punzano, gracias.

Y gracias a mi otra mujer sabia, mi querida amiga y agente María Jesús Romero, de MJR Agencia Literaria, por hacerlo posible. Tu sabiduría es imprescindible para mí.