LA VIAJERA DE LA FELICIDAD 4ª Edición en Kindle y en libro impreso

LA VIAJERA DE LA FELICIDAD 4ª Edición en Kindle y en libro impreso

«La historia que ha conmovido y ayudado a lectores de todo el mundo. «

“La viajera de la felicidad tiene alma, potencia, sensibilidad, fuerza y honestidad. No es un libro que deje a medias. Exige al lector porque le enfrenta con su propia realidad y le habla claro. Late, vibra, confronta.”
Alex Rovira, autor de la Brújula Interior, La buena crisis y coautor de La buena suerte. 

Con prólogo de Paloma Corredor. 

Miriam ha tenido una vida difícil. Ha sufrido maltrato psicológico, ha perdido la autoestima, se siente frustrada y sufre ansiedad. Cuando está a punto de llegar al límite de sus fuerzas, conoce a Verónica, quien le hará partícipe de un revelador conocimiento: La escritura es una maravillosa herramienta para superar los problemas y alcanzar la felicidad. 

Al escribir conectas con tu subconsciente y le hablas en un lenguaje que es capaz de entender. Permites que la mente consciente descanse y aligere su carga emocional. Cuando los pensamientos recurrentes y negativos te atenazan, el sencillo acto de coger un bolígrafo es una auténtica liberación. Leer después lo que has escrito, es revelador. ¡Descubre cómo curar el dolor y la frustración! ¡Es un auténtico poder que tienes en tus manos! ¡Pruébalo! 

Este libro contiene ejercicios reales de coaching y de otras terapias. Aparecen en la historia de forma novelada, pero son un gran ejemplo de cómo la escritura puede ayudarnos a volver a ser nosotros mismos, cuando nos hemos perdido en pos de los demás. 

Ser tú misma/o, brillar como solo tú puedes hacerlo, amarte y centrarte en ti, son aspectos muy importantes de tu vida, sin ellos, no puedes alcanzar la felicidad. Por eso, la felicidad es un viaje, una decisión, un camino que solo puedes recorrer siendo tú misma/o. Cuando has sido golpeado, maltratado, de cualquier forma, aunque solo sea emocionalmente, no se ha acabado todo, es posible regresar a ti misma/a y ser feliz. Todos tenemos una manera, encuéntrala. Si esta historia te sirve de ejemplo, me hará muy feliz saberlo y conocer tu historia. 

Hablan los lectores:

“Este libro para mí, ha sido sobre todo aclaratorio, me ha explicado de una manera exageradamente sencilla, algo tan complicado como son mis propios pensamientos, a través de la protagonista y sus problemas, me he visto a mi misma y me he dado cuenta de lo importante que es quererse a uno mismo. Ha sido como visitar al psiquiatra, una visita intensa que me ha dejado nueva.»

«Es de estos libros que te ayudan a hacerte con ellos desde el principio. He pasado buenos ratos y me ha ayudado a desatar las madejas de mi pensamiento de una forma más favorable a mí mismo.»

«Un libro que te hará encontrarte a ti mismo, conocerte, aventurarte a vivir la vida que quieres y te mereces. Lo recomiendo.»

Algunas frases del libro: 

. Actuar y reaccionar son dos cosas muy distintas. 
. La escritura es un bello poder que tenemos en nuestras manos. 
. El hecho de no entender nada indica que estás en un momento de aprendizaje. 
. Las palabras son igual de importantes que las imágenes, pues nos educan con ellas. 
. La escritura es mucho más que arte, es el idioma que entiende tu subconsciente. 
. Utiliza la escritura para usar tu imaginación a tu favor.
. Llora todo lo que necesites hasta que un día se te agoten las lágrimas. 
. Tú también te puedes equivocar y sabes, lo mejor es que no pasa nada. 
. Tu miedo no aparecería de no sentirte siempre culpable en todo lo que haces.
. La prepotencia es un signo de complejo de inferioridad, tienen que demostrarse a sí mismos continuamente lo perfectos que son. Cuando comprendes, es muy fácil abstraerte de las provocaciones que recibes de otros.

Gracias a Alex Rovira por su magnífica reseña de LA VIAJERA DE LA FELICIDAD.

Mil gracias a todos los maravillosos lectores que lo habéis hecho posible, disfrutando de la historia de Miriam y su viaje en su camino a ser feliz. ¡Sois unos auténticos viajeros de la felicidad.

¡Qué difícil es ser mujer!

¡Qué difícil es ser mujer!

 

En el siglo XVII y en nuestro siglo…

El otro día fui a ponerme la vacuna contra la gripe y acabé contestando a un test sobre violencia de género…

La verdad es que me sorprendió, pero la enfermera me explicó que le estaban haciendo una serie de preguntas sobre el tema a todas las mujeres desde los 13 años. 

Le dije que no me importaba contestar a sus preguntas pues, si mi experiencia puede ayudar a otras mujeres, siempre estoy dispuesta a ello. 

En la primera pregunta ya me tuvo que aclarar un poco el tema, eso demuestra lo confundidas que estamos a veces aún las mujeres con el maltrato, pues me preguntó si había sufrido maltrato emocional o físico. Le contesté que psicológico y ella me volvió a repetir la pregunta, ellos lo llaman «maltrato emocional», definición que me parece mucho más acertada que maltrato psicológico. Así que, mi respuesta fue un sí rotundo. Y es que, lamentablemente yo sufrí en otro tiempo ese tipo de maltrato. 

Después me preguntó si aún seguía sufriéndolo y le dije que no, que a esa persona la había dejado hacía años. Y la mujer no pudo evitar darme su opinión con un amable… Bien hecho, eso es lo que hay que hacer, porque empiezan con el maltrato emocional, siguen con el maltrato físico, y acaban matándote.

Si un hombre es incapaz de respetar emocionalmente a una mujer, a la larga será incapaz también de respetarla físicamente. Los mares del alba, Mar Cantero Sánchez,Plan B, Penguin Random House

Porque, cuando se quiere de verdad a una persona, uno no puede hacerle daño ni siquiera emocionalmente pues sufre también por el hecho de hacerle daño. Si yo pienso en hacer daño a la persona que amo y me imagino que sufre por mi culpa, me siento tan mal y siento tanto dolor por él, que eso me demuestra que yo no sería capaz. Y sí, todo el mundo puede equivocarse una vez y pedir perdón, pero ya se sabe que el que maltrata pide perdón mil veces con la única idea de continuar maltratando y por supuesto, nunca corrige su comportamiento. Y eso, desgraciadamente, lo sabemos la mayoría de las mujeres. 

Pero volviendo al tema, en el que reconozco que me es difícil mantenerme objetiva, pues me tocó personalmente (como a la mayoría de las mujeres), me doy cuenta de que siempre fue dificilísimo ser mujer. 

En mi última novela «Los mares del alba» el tema del maltrato físico aparece como fondo para la historia de una de las mujeres protagonistas. Lo malo es que, en aquella época, era lo normal sufrir los golpes que propinaba el marido. Un marido que, además, lo era por conveniencia, y casi nunca por amor. Un esposo al que solía venderse literalmente a la hija o hermana para ser su esposa, y que, por tanto, si creyendo que aman les es fácil a algunos maltratar, imaginad si encima la esposa es para ellos una compra, como su caballo, su casa, etc. 

En el siglo XVII, la mujer era eso, un pago, un regalo, una venta, una transacción… o como lo queráis llamar, pero desde luego nunca una verdadera esposa. Por lo tanto, se le trataba como si no fuese una persona, con deseos, emociones, dolor, miedo, etc., daba igual lo que ella sintiera y daba igual si sentía. 

Lo que me horroriza es que ahora, en el siglo XXI, sigamos siendo igual para muchos hombres. Ahora no nos compran, ni pagan a nuestros progenitores por nosotras, ni nos dan a cambio de un camello. Ya no somos moneda de cambio, ahora nos encuentran y dicen amarnos, nos enamoran, nos hacen confiar y creer que somos realmente personas para ellos, y después, nos encontramos con el dolor y la crueldad de golpe. Y una vez en ese punto, es muy difícil salir ilesa. La mayoría salen vivas, gracias al cielo, pero hay cada vez más muertas. Y eso es una señal de que esta sociedad y este mundo no van bien, pues hay hombres que no son correctos, no son sensibles, ni solidarios, ni respetuosos, no parecen personas, sino bestias. No los compararía nunca con animales pues los animales nunca harían eso

Ese tipo de hombre que hace daño a una mujer, es un hombre inseguro que se siente inferior y por eso precisamente se muestra prepotente. Es un hombre que teme a la mujer a la que hace daño y por eso le hace daño. Pero la teme por su propia estupidez e inseguridad. Nosotras no tenemos la culpa de nada y esto es algo difícil de aprender cuando estás metida en una tortura semejante. Pero me encantaría que todas las mujeres lo comprendieran: NO TENEMOS LA CULPA.

Las mujeres de mi novela, llamadas «mujeres sabias» lo son porque aprenden a valorarse y a ayudarse unas a otras. Se reconocen como hermanas ante el dolor, el temor, la intimidación, y la falta de respeto de los hombres. Y aprenden a distinguir a un hombre de verdad, a un hombre que es buena persona y que se valora a sí mismo, de un monstruo incapaz de amar ni de amarse. Y ese es el verdadero motivo de tanto dolor, la falta de amor por uno mismo. 

Las mujeres sabias de «Los mares del alba» se aman a sí mismas y aman a los hombres que las aman de verdad. Y en un tiempo en el que ser mujer significaba ser esclava, amarse a una misma era la mayor revolución interior y exterior que alguien puede hacer, y sigue siéndolo. ¡Qué valientes eran y qué valientes somos las mujeres!

Ojalá no olvidáramos nunca que lo somos, que dentro de nosotras existe una sabiduría tan honda que nos hace capaces de intuir antes de saber. Ojalá no confundiéramos tanto los sentimientos, por no escuchar esa sabiduría interna que poseemos. 

De todos modos, soy optimista y creo que las mujeres que nos dedicamos a transmitir a otras mujeres (y también a los hombres) el valor que hay en nosotras y en ellos, ponemos nuestro granito de arena para que esto cambie a mejor. Y estoy segura de que así será. Y llegará un día en que no vaya a vacunarme y me hagan un test sobre violencia de género, sino sobre el amor por uno mismo, por ejemplo. ¿Verdad que sería maravilloso? 

 

¡NI UNA MÁS, NI UNA MENOS!

Deja tu comentario bajo este artículo. Me interesa mucho tu opinión. 
Artículo publicado en la revista Cé CHIC para mentes abiertas.

 

Mar Cantero Sánchez

Autora de «Los mares del alba», (Plan B, Ediciones B/ Penguin Random House)

Directora de la revista Cé CHIC para mentes abiertas 

Estoy flotando……de emociones

Estoy flotando……de emociones

Gracias Mar. Estoy flotando……de emociones. Nunca un libro me ha hecho levitar tanto como «La viajera de la felicidad». Si no fuera por la hora que es, me saldría al jardín a dar saltos de alegría. Nunca pensé que el agradecimiento sería eterno.
Pensarás que soy una exagerada, pero me siento totalmente identificada con Miriam. Conforme voy leyendo el viaje de Miriam, siento cómo se siente ella, lo duro que es reconocer que no te quieres, que eres tu peor enemiga, que has madurado mal, porque no has podido vivir las diferentes etapas de tu niñez, como niña. Hay un camino muy largo, doloroso, pero altamente gratificante. y todo ese proceso, complicado, lleno de emociones contradictorias, de lágrimas y de risas, tu lo plasmas en un viaje que hace Miriam a su interior como quien va de Benidorm a Las Vegas, con billete en primera.
Ojalá te hu2º edición, La viajera de la felicidad, Mar Cantero Sánchezbiera tenido delante hace un rato para haberte podido transmitir al menos una parte de las emociones que tu libro me ha producido. ¡Cuánta gente se sentirá agradecida por leer este libro!. ¡Qué
afortunada eres por poder ayudar a tanta gente que ni siquiera te llegarán a conocer! ¡Y qué afortunados aquellos que lo lleven a la práctica porque su proceso de conocimiento y crecimiento personal
 será mucho menos difícil! Me alegro de corazón por todos ellos.Yo desde este momento me llamo Miriam, y tu pasas a ser una de mis Verónicas. Mi Verónica estrella, porque hace falta mucha estrella para escribir un libro en el que condensas las pinceladas básicas de la felicidad. Nada más y nada menos.

¡Qué contenta estoy…..jajaja, no soy un bicho raro! Leer este libro me ayuda a seguir mi viaje hacia la felicidad. Ya tengo una Verónica más que me ayude a llevar el peso de mi maleta.

Maite

 

Como visitar al psiquiatra

Como visitar al psiquiatra

La viajera de la felicidad, De Profundis Ediciones:

 

«Para hablar de cosas agradables, estas Navidades acabé de leerme, La viajera de la felicidad, decirte que me ha encantado, y no solo por ser un buen libro, escrito de una manera clara y natural y con una historia bonita, me ha gustado sobre todo por lo que me ha echo sentir.

Yo, como creo que la mayoría de las personLa viajera de la felicidad, Amazon México 3, Mar Cantero Sánchezas que estamos por aquí, (al menos las que no seamos adolescentes), pasé una época difícil, época superada por supuesto, ya hace años, pero al leer esta obra para mi a sido como si encajaran muchas piezas que no acababan de encajar, lo he entendido todo, de repente sé por que, una pregunta que nunca he sabido contestar a las personas que me la formulaban, te enseña la importancia de darse valor a uno mismo. Yo la recomiendo sin ninguna duda, para mi a sido como una visita al psiquiatra, y oye, he salido como nueva.

Este libro, para mí ha sido sobre todo aclaratorio, me ha explicado de una manera exageradamente sencilla, algo tan complicado como son mis propios pensamientos, a través de la protagonista y sus problemas, me he visto a mi misma y me he dado cuenta de lo importante que es quererse a uno mismo. Para mi ha sido como visitar al psiquiatra, una visita intensa que me ha dejado nueva.»

Virginia Jiménez Jiménez